El segundo portaaviones de China, el Shandong, completa las pruebas y el entrenamiento.

El primer portaaviones de fabricación nacional de China, el Shandong (17), ha completado las pruebas regulares y misiones de entrenamiento en el mar que se centraron en ejercicios de combate con fuego real después de servir en la Armada del Ejército de Liberación Popular (EPL) durante 10 meses, ha informado la Televisión Central de China (CCTV).

Las pruebas y el entrenamiento incluyeron el apoyo a la aviación naval, el control de riesgos y la respuesta de emergencia, informó CCTV, citando al Capitán Lai Yijun, el comandante del barco.

Las pruebas se centraron en el combate real y han probado de forma efectiva el rendimiento de las armas del barco. Las pruebas y el entrenamiento muestran que el rendimiento del núcleo del portaaviones mejoró y se encuentra preparado, según Lai.

Como el Shandong acaba de servir por menos de un año, todavía está recibiendo entrenamiento básico para probar el rendimiento de su equipo y de la tripulación y mejorar la investigación sobre las operaciones y el entrenamiento del barco, dijo al Global Times, Zhang Junshe, un investigador senior del Instituto de Investigación de Estudios Militares Navales del PLA.

En el futuro, el barco realizará más ejercicios de coordinación con aviones y otros barcos de la flota del PLA, así como coordinación con otros grupos de ataque del otro portaaviones, según Zhang.

El Shandong, el segundo portaaviones del país, fue puesto en servicio en la Armada del EPL el 17 de diciembre de 2019, en Sanya, provincia de Hainan, en el sur de China.

Se preparó para realizar ejercicios militares el 1 de septiembre, y los expertos esperaban que estuviera listo para el combate a finales de 2020.

En mayo, CCTV informó que el buque estaba realizando misiones de prueba y entrenamiento en el mar después de que los residentes locales vieran el buque de guerra salir de un astillero.

Desde el brote de COVID-19, el portaaviones no descuidó ni el control de la epidemia ni las pruebas y la formación, ya que se ha llevado a cabo una formación profesional individual para marineros, puestos de combate y departamentos, informó en ese momento la CCTV.

El barco realizó su primera misión el 26 de diciembre de 2019, después de haber sido puesto en servicio la semana anterior, durante la cual navegó a través del Estrecho de Taiwán. El buque de guerra con base en Sanya navegará por la región con frecuencia, ya que es probable que estos tránsitos se conviertan en una rutina, según predijeron los expertos del continente chino.

Global Times

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com