El Senado de los EE.UU. pide recortar del presupuesto dos aviones F-35 para el año fiscal 2019.

Debido a los crecientes costes de mantenimiento del F-35, el proyecto de ley anual de política de defensa del Senado de Estados Unidos, propone eliminar dos aviones de la solicitud firmada por el presidente Trump de comprar 77 aviones en 2019.

El proyecto de ley aprobado por el Comité de Servicios Armados del Senado miró no solo al F-35, sino también al avión de reabastecimiento de combustible KC-46 y al Northrop Grumman E-8C (Sistema de Radar de Vigilancia y Ataque  Conjunto), o JSTARS, de manera diferente al proyecto de ley aprobado por la Cámara.

El proyecto de ley del SASC autorizaría dos aviones menos de los F-35 (uno para la Fuerza Aérea y otro para la Armada) para redirigir los ahorros a fondos para repuestos, modificaciones y capacidad de reparación de depósitos. El proyecto de ley también ordena actualizaciones trimestrales al Congreso sobre el estado y la dirección del programa F-35.

“Había preocupación de que el programa no estuviera suficientemente equilibrado para los costes de mantenimiento de la aeronave, así que dentro del dinero previsto para el F-35, se hizo el ajuste para poner parte de ese dinero en apoyo de los aviones”, dijo el viernes un asistente de la SASC. “Eso implicaba una pequeña reducción en la adquisición de aviones”.

La idea, de acuerdo con un resumen de su proyecto de ley de la SASC, era “establecer una base sólida de sustentación antes que la fuerte rampa de producción desborde la capacidad de la empresa para sostener el avión”.

La decisión se produce cuando los oficiales de la Fuerza Aérea han estado intentando reducir los costes de sostenimiento para igualarlos a los de los aviones de cuarta generación como el F-16;  y a raíz de los informes, de no conseguirlo, han tenido que reducir sus compras de F-35.

La Oficina de Responsabilidad Gubernamental, proyectó en 2017 que los costes totales de mantenimiento durante la vigencia del programa F-35 podrían ascender a más de 1.000 millones de dólares durante un ciclo de vida de 60 años.

El SASC aprobó su versión de la NDAA después de una reunión a puerta cerrada la semana pasada, pero el texto del proyecto de ley en sí no se espera hasta dentro de varios días.

La NDAA está por tanto, a varios pasos de convertirse en ley. La Cámara de Representantes aprobó su versión el 24 de mayo, y el Senado debe aprobar su versión antes de que los dos se unan en un solo proyecto de ley final para que ambas cámaras lo aprueben..

Sistema JSTARS

El proyecto de ley de la Cámara obligaría al Pentágono a continuar con sus planes de recapitalización del JSTARS que la Fuerza Aérea le gustaría abandonar en favor de un nuevo sistema avanzado de gestión de combate. Aunque la Cámara de Representantes y el SASC impondrían restricciones para retirar el JSTARS heredado, el proyecto de ley del SASC apoyaría la búsqueda de sistemas avanzados por parte de la Fuerza Aérea al incluir fondos para acelerarlo.

Boeing E-8C J-STARS (Sistema de Radar de Vigilancia y Ataque Conjunto)

La idea detrás del ABMS es que en vez de tener un avión comercial adaptado de vigilancia cerca del campo de batalla, donde es vulnerable a los misiles tierra-aire, las tropas tendrían una imagen fusionada del inventario actual de aviones y drones de la Fuerza Aérea para realizar la misión de vigilancia en tierra.

Los legisladores de ambas cámaras han expresado su preocupación de que se haya empleado tanto tiempo en darse cuenta que no es prudente descartar el programa existente.

“El proyecto de ley del Senado reconoce que no queremos retirar aviones demasiado rápido antes de que surja una capacidad con posibilidad de reemplazarlo”, dijo un miembro del personal de SASC.

La secretaria de la Fuerza Aérea, Heather Wilson, en su testimonio ante el Senado el 17 de mayo, dijo que para operar tanto las JSTAR como el ABMS, se necesitarían unos 7.000 millones de dólares más que la propuesta del presupuesto de la Fuerza Aérea.

KC-46

El proyecto de ley de la SASC autoriza 2.300 millones de dólares para adquirir 14 aviones KC-46, que es un avión menos que la solicitud de la administración, para “restaurar la responsabilidad del programa” según el resumen del proyecto de ley.

El comité estaba preocupado con los repetidos retrasos del programa y está aplicando su influencia. “Es una señal para el Departamento [de Defensa] y para Boeing que estamos convencidos de que necesitan actuar juntos para que este programa avance”, dijo otro asesor de SASC.

Un KC-46A Pegasus realiza su primer reabastecimiento a un F-16.

Boeing ha acumulado más de 3.000 millones de dólares en cargos en el KC-46 debido a sobrecostes y retrasos en la programación. Además, es posible que la Fuerza Aérea no acepte el primer avión cisterna KC-46 hasta que revierta un serio problema técnico relacionado con el boom del reabastecimiento de combustible, un problema que Boeing se ha comprometido a solucionar antes de la entrega del primer avión cisterna este verano.

Joe Gould

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com