El submarino alemán tipo 212 tiene este difusor vortex para reducir su firma acústica.

Cuando se trata de submarinos, el silencio es la supervivencia, por lo que cualquier forma de hacer que un barco sea más silencioso se considera una victoria, y añadir tecnologías que hacen que un submarino sea más silencioso y más eficiente se considera potencialmente revolucionario. La propulsión submarina es un medio en constante evolución que existe en gran medida en las sombras debido a su naturaleza sensible, pero de vez en cuando vemos algo nuevo. Ese es precisamente el caso de uno de los submarinos alemanes del Tipo 212.

En las últimas dos décadas, los propulsores han sustituido a las hélices tradicionales en algunos submarinos avanzados, incluidos los barcos de ataque rápido nuclear de clase estadounidense Seawolf y Virginia, lo que ha sido una evolución particularmente interesante. Pero ahora parece que algunos submarinos diesel más pequeños también están agregando algo nuevo a sus sistemas de propulsión que proporciona un mejor rendimiento a niveles de ruido más bajos. Este es el caso del Difusor de vórtice Boss de la hélice (PBVD).

En las imágenes disponibles de Associated Press y Getty Images, el U36 de Alemania del Tipo 212 se muestra en su bautizo público, sin ningún tipo de censura. Curiosamente y por extraño que parezca, la hélice del barco –uno de los puntos más sensibles del barco- no estaba tapada durante la ceremonia, una práctica que es habitual cada vez que un submarino militar está fuera del agua. 

En general, las hélices en los submarinos de combate se consideran bastante complejas por varias razones, una de las cuales es que supuestamente, los adversarios podrían hacerse una idea de las características acústicas del barco si disponen de imágenes detalladas de la geometría de la hélice. Esto claramente no fue una preocupación para la Armada alemana o para ThyssenKrupp que construye el Tipo 212 cuando el U36 fue bautizado en 2013. El modelo 212 es el submarino más nuevo en servicio con la Armada alemana y de otros países.

 

El sistema cilíndrico de PBVD se asienta sobre el eje de las hélices submarinas tradicionales. Su núcleo especialmente mecanizado trabaja para disminuir en gran medida la turbulencia y la cavitación que emite el centro de giro. Esto no solo reduce la firma audible de la hélice, sino que también mejora la eficiencia y el empuje de la propulsión. 

Curiosamente, el concepto básico detrás de esta tecnología no es secreto ni nuevo, ya que también se usa en aplicaciones comerciales donde una mayor eficiencia incluso en porcentajes de un dígito puede significar grandes ahorros de combustible durante la vida útil de un barco. Comúnmente conocida como Propeller Boss Cap Fins (PBCF) en el mundo comercial, la tecnología fue desarrollada en la década de 1980 y actualmente se usa mucho con miles de barcos que navegan con ellos instalados. 

EnergoProFin de Wärtsilä es uno de esos productos que viene con la afirmación de un fabricante de que puede reducir el consumo de combustible hasta en un cinco por ciento para los buques grandes.  

La adaptación de esta tecnología parece ser una obviedad para la industria de los submarinos militares. Aún así, su migración al reino submarino es bastante intrigante y el complejo diseño cilíndrico del PBVD visto en el U36 es claramente más intrincado que los sistemas de aletas utilizados en sus primos comerciales. Esto se debe probablemente a las mayores RPM del propulsor submarino y al enfoque único en la reducción máxima de la cavitación y la producción de ruido.

No está claro que otros submarinos hayan aprovechado esta tecnología, o incluso si todos los Tipo 212 y sus derivados están equipados con ella. Pero si es muy efectivo, tal vez compita con el propulsor en ciertos diseños futuros, especialmente cuando se tienen en cuenta el coste, la confiabilidad y la complejidad.

En el pasado, han existido algunos diseños más sencillos de extensiones de tapas con aletas en ciertos submarinos. Los rusos en particular, desde la alocada clase Alfa de la era de la Guerra Fría hasta los últimos submarinos de la clase Kilo que se fabrican en la actualidad, utilizan un diseño de aletas simple, pero el dispositivo del Tipo 212 es mucho más complejo. 

Teniendo esto en cuenta, no sabemos si se trata de un avance tecnológico de los alemanes o no. Estaremos atentos para ver si aparece un sistema similar en otros submarinos.

The War Zone

Un comentario sobre “El submarino alemán tipo 212 tiene este difusor vortex para reducir su firma acústica.

  • el 2 febrero, 2019 a las 09:51
    Permalink

    Confiemos en que nuestros S80 sean un éxito absoluto, total, tremendo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.