El submarino nuclear INS Chakra avistado en el estrecho de Malaca escoltado por barcos rusos.

Un submarino nuclear ruso que ha estado alquilado a la Marina de la India ha sido visto transitando por el Estrecho de Malaca, y según la información facilitada por la cadena de televisión NDTV la nave está siendo devuelto a Moscú antes de que expire su contrato de arrendamiento que finaliza a primeros de 2022.

El submarino de clase Akula 2 del Proyecto 971 fue visto escoltado por buques navales rusos -un gran buque antisubmarino Admiral Tributs (clase Udaloy del Proyecto 1155) y el remolcador de mar Kalar- fuera del Estrecho de Malaca en dirección al puerto ruso del Pacífico de Vladivostok.

Anteriormente, el submarino había estado escoltado por buques navales indios en su viaje desde la India hacia el Océano Pacífico.

El INS Chakra, de 8.140 toneladas, era el único submarino de ataque de propulsión nuclear alquilado con que contaba la Armada india. El buque entró en servicio en abril de 2012. Se devuelve diez meses antes de que expire el contrato de arrendamiento de diez años que ha costado al gobierno de Nueva Delhi unos 2.000 millones de dólares.

Las fuentes dijeron a NDTV que la devolución anticipada del submarino se hizo necesaria debido a su “planta motriz nuclear cada vez menos fiable y a los problemas de mantenimiento”, además del estado general del buque, que ha sido ampliamente utilizado por la Marina india para entrenar a las tripulaciones en submarinos nucleares avanzados. Esta ha sido una experiencia de aprendizaje fundamental allanando el camino para que los oficiales de la Marina se gradúen en los submarinos de misiles balísticos fabricados en la India, el INS Arihant y el INS Arighat, que actualmente forman la disuasión nuclear basada en submarinos de la India.

El INS Chakra será finalmente sustituido por una variante más avanzada de la misma clase de submarino que también se conocerá con el nombre de Chakra. En marzo de 2019 se firmó un acuerdo de 3.000 millones de dólares para el arrendamiento por diez años del nuevo submarino, cuya entrega se espera para 2025. Esto dejará a la Armada india sin un submarino de ataque de propulsión nuclear durante aproximadamente cuatro años.

Mientras que los submarinos de misiles balísticos de la clase Arihant (está prevista una flota de cuatro en total) serán la última línea de defensa en caso de enfrentamiento nuclear, la Marina espera adquirir seis submarinos de ataque de propulsión nuclear. Se construirán en la India, aunque se considera que Rusia y Francia son probables socios de diseño y desarrollo en lo que sería uno de los programas de desarrollo de armas más ambiciosos de la India. Los informes sugieren que se ha dicho a la Marina que dé prioridad a la adquisición de submarinos de ataque de propulsión nuclear por delante de un tercer portaaviones.

Defense World

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.