El tanque de batalla principal ‘más caro’ del mundo, el K2 Black Panther surcoreano.

Con un precio de 8,5 millones de dólares, el tanque surcoreano K2 Black Panther es el más caro del mundo. El K2 está equipado con una serie de características que lo hacen extremadamente capaz y letal en el campo de batalla.

Al enfrentarse a distintos retos y a un terreno que no es precisamente propicio para los tanques, Corea del Sur ha combinado tecnología de todo el mundo con sus propias ideas para construir un vehículo de combate que cumpla sus requisitos. El Guinness World Records ha reconocido al K2 Black Panther como el carro de combate más caro. 

El K2 Black Panther fue desarrollado por Hyundai Rotem, una filial de Hyundai Motor Group, para el Ejército de la República de Corea (ROKA). Al incorporar una mejor ergonomía y digitalización, el MBT está diseñado para ofrecer un mejor rendimiento en el campo de batalla.

Ante la posibilidad de una agresión norcoreana, Corea del Sur ha desarrollado algunas de las armas más complejas y avanzadas del mundo. El ejército surcoreano tiene requisitos específicos teniendo en cuenta el terreno de la península.

Aunque un armisticio puso fin a las duras hostilidades entre los dos vecinos coreanos en 1953, las tensiones están lejos de desaparecer. 

Dado que Corea del Norte cuenta con unos 4.300 carros de combate principales, Seúl ha dado un nuevo impulso para aumentar su inventario.

El K-2 Black Panther

A finales de la década de 1970, Corea del Norte comenzó a desplegar T-62 con cañones de 115 milímetros, superando a los M-48 Patton de Seúl y sus cañones de 90 milímetros. Corea del Sur comenzó entonces a examinar nuevos carros de combate principales y recibió el permiso de EE.UU. para ensamblar internamente un tanque Abrams modificado llamado K1.

El K1 comenzó con un cañón de 105 milímetros, igual que el Abrams original. Sin embargo, el K1 es más pequeño que el Abrams y emplea un motor diésel en lugar de una turbina de gas. El K1 también guarda una sorprendente y superficial similitud con el tanque estadounidense de mayor tamaño, hasta el punto de que las tropas estadounidenses estacionadas en Corea lo apodaron el “baby Abrams”.

Sin embargo, Corea del Sur posee muy poco de la tecnología del K1. El ochenta por ciento de las piezas proceden de fuera del país, principalmente de Estados Unidos. Aunque el K1 es muy superior a cualquiera de los tanques norcoreanos, Seúl quería un nuevo tanque de fabricación local para mejorar su capacidad de blindaje.

Además, los surcoreanos deseaban tener el control exclusivo de la tecnología para poder exportarla. El resultado fue el desarrollo del K2 Black Panther.

El proyecto comenzó en 1995; el diseño incorporaba muchas de las especificaciones de los tanques de la OTAN. Para ello, los coreanos recorrieron el mundo en busca de ideas, tecnología y conocimientos técnicos y los combinaron todos en una potente máquina totalmente coreana.

K2 Black Panther disparando su cañón.

Corea del Sur eligió el cañón Rheinmetall L55 de 120 milímetros de Alemania, que es 1,3 metros más largo que el cañón de 120 milímetros de calibre L44 utilizado en todos los tanques Abrams y los antiguos Leopard 2. También ha desarrollado su propia versión del autocargador Leclerc de Francia.

Los proyectiles se alimentan desde la parte trasera de la torreta a través de un cinturón similar al de una ametralladora, lo que le permite disparar 15 cartuchos por minuto, suponiendo que no se produzca la adquisición de objetivos, la readquisición o el retardo.

El sistema de control de fuego fue tomado de la francesa Thales, por lo que es probable que se vuelva a utilizar la tecnología Leclerc. Se trata de un moderno sistema de control de fuego altamente automatizado. Una vez identificado el objetivo, el cañón y la torreta pueden seguirlo sin intervención humana.

Seúl tardó siete años en realizar una réplica funcional del motor diesel alemán MTU-890 V12 de 1.500 caballos de potencia. En comparación con el MTU, el motor de diseño nacional acelera ligeramente más lento: de 0 a 32 kilómetros por hora tarda unos ocho segundos, frente a los siete segundos. 

Capacidades operativas

La suspensión hidroneumática del depósito es la característica más evidente. El K2 puede bajar o subir su perfil, gracias a una versión mejorada de la suspensión que se diseñó originalmente para el K1.

La suspensión puede elevarse para el rendimiento en campo a través, proporcionando al K2 una mayor distancia al suelo. Para mejorar la velocidad en carretera, la suspensión puede bajarse.

Además, el K2 tiene la capacidad de inclinarse hacia delante y hacia atrás. En las posiciones con el casco hacia abajo, esto mejora la agilidad del cañón principal del tanque. El K2 puede elevar su cañón principal cuando se inclina hacia atrás para apuntar mejor a los aviones que vuelan bajo o a los objetivos más elevados en el terreno accidentado de la Península de Corea.

El tanque también tiene una sorprendente capacidad para vadear agua, lo que lo hace ideal para el terreno húmedo y pantanoso de la Península de Corea. El K2 puede vadear aguas de hasta 4,1 metros (13 pies) de profundidad utilizando una torre de mando/esnórquel extensible a bordo.

La torreta se vuelve hermética al cruzar una masa de agua, y se pueden poner hasta 500 galones de agua a bordo como lastre para aumentar el peso del tanque en casi dos toneladas y garantizar que mantenga el contacto con el suelo.

Los tanques K-2 despliegan granadas de humo durante los simulacros de maniobra.

El K2 puede disparar rondas regulares de alto explosivo y penetradores cinéticos. El KSTAM-II es una de sus municiones únicas. El KSTAM es una munición inteligente antiblindaje y de ataque superior que está diseñada para golpear las secciones blindadas más débiles del tanque.

Esta munición se dispara indirectamente desde el cañón principal del K2 hacia un objetivo a una distancia de hasta 8 kilómetros, o aproximadamente 5 millas, en una trayectoria similar a la de la artillería. El KSTAM-II tiene aletas ajustables que le permiten apuntar a formaciones blindadas del adversario.

A pesar del deseo de Corea del Sur de vender este tanque, el precio de 8,5 millones de dólares por unidad ha dificultado la exportación. El 17 de enero de 2020, el Korea Times informó que Hyundai Rotem probablemente ganaría un contrato de desarrollo de tanques de 9.000 millones de dólares con el Ministerio de Defensa polaco.

Lo más probable es que Polonia adquiera o desarrolle un derivado del carro de combate principal K2 Black Panther si el contrato sigue adelante.  Recientemente, también se informó de que Egipto está en negociaciones con Corea del Sur para coproducir el carro de combate K2 Black Panther.

La suspensión superior del Black Panther, junto con su exclusiva munición de asalto superior y su elevada relación peso/potencia, lo convierten en uno de los tanques más sofisticados del mundo, capaz de destruir cualquier tanque operado actualmente por Corea del Norte.

Ashish Dangwal

15 thoughts on “El tanque de batalla principal ‘más caro’ del mundo, el K2 Black Panther surcoreano.

  • el 31 diciembre, 2021 a las 14:56
    Permalink

    Como se compara este tanque con el A1 o el Armata? No todo es potencia de fuego. Hay otras consideraciones: peso, velocidad en campo y carretera, posibilidad de ser aero-transportado, blindaje, fiabilidad, comunicaciones, sistema de tiro …..

    Respuesta
    • el 1 enero, 2022 a las 17:15
      Permalink

      El Armata es un bulo se incendio uno en un desfile militar ruso y desde alli se sabe muy poco de el.

      Respuesta
  • el 31 diciembre, 2021 a las 16:58
    Permalink

    Solo les falta dotarlo del sistema de protección activa (TROPHY) de Rafael y ni siquiera el T-14 “Armata”. ruso se podrá meter con él.

    Respuesta
    • el 31 diciembre, 2021 a las 21:08
      Permalink

      El T-14 ruso es hoy por hoy el carro de combate más poder e innovador existente hoy día. De hecho los analistas militares de todo el mundo así lo consideran e indican que es el camino a seguir.
      Ciertamente no se puede negar que tiene algunos problemas de juventud que se irán solucionando, pero eso le sucede a todos los proyectos rupturistas con lo ya conocido.
      Estéticamente me gustaba mucho más el también ruso y de idéntico concepto conocido como BLACK PHANTER, pero ya se sabe que lo estético es lo último en cuestiones de armas.

      Respuesta
      • el 1 enero, 2022 a las 12:32
        Permalink

        VIAJERO. Avísenos cuando existan al menos T-14 100 fabricados, el tanque ruso de 55 ton. cuesta al menos 7 millones de dólares (300% más caro que el T-90), tiene problemas con su motor, carece de un esnórquel extensible y de suspensión hidroneumática como lo poseen el Leopardo 2 alemán y el K2 Black Panther.

        El tanque surcoreano de 55 ton. cuesta actualmente 7.1 millones de dólares. El precio del K2 Black Panther surcoreano es de 8.4 billones de wons, o sea aprox. 7.1 millones de dólares al cambio actual y no los USD 8.5 millones que mencionan en muchas notas. Para una nación sin mucha experiencia en la fabricación de tanques pesados, parece que lo está haciendo bien, sobre todo, para la topografía montañosa, donde todos los tanques rusos tienen grandes problemas debido limitado ángulo de acción vertical de sus cañones.

        Nota: El precio de un Leopard 2A7+ supera actualmente los 9.1 millones de dólares.

        Respuesta
        • el 2 enero, 2022 a las 18:30
          Permalink

          La cuestión es muy sencilla y es que los rusos apenas tienen dinero para comprar nuevas armas.
          En cuanto a los fallos del T-14 ARMATA son fallos de juventud y cuando se corrijan pues será el referente. Además este carro ruso a causado gran conmoción entre los analistas militares de la OTAN y la pregunta es… ¿por qué?. Evidentemente por sus avances innovadores, tanto es así que los estadounidenses y europeos ya lo están considerando en sus futuros proyectis.
          No obstante yo hubiese preferido el T-95 Black Phanter, carro que ofrecía idénticas características pero de construcción más simple y económica.
          Otra cuestión es el precio. Más caro no significa que sea mejor y dados a elegir, prefiero nuestro Leopardo 2E (modernizado) sobre el K2 surcoreano.

          Respuesta
      • el 1 enero, 2022 a las 13:56
        Permalink

        No se, no se. Por un lado las especificaciones rusas sobre el papel tienden a estar infladas. Por otro no parece muy de fiar que el propio gobierno ruso invierta ingentes cantidades de dinero en modernizar sus viejos T72 y T90, en vez que comprar masivamente el Armata. Eso si, ya pretenden exporttarlo.

        Respuesta
        • el 2 enero, 2022 a las 08:53
          Permalink

          Si, del pedido inicial de 2000 unidades, creo que se quedarán en 100 o 200… y ya lo están ofreciendo para exportación. Hay otro modelo que se abandonó el desarrollo y esta tomando fuerza, el Burlak, mucho más asequible; es una nueva torreta compatible con los modelos , t70, t80, t90.

          Respuesta
  • el 31 diciembre, 2021 a las 22:14
    Permalink

    Bueno, en España vamos a hacer un simple 8×8 para infantería a 6.5mill/u con pieza artillería de 30mm y 1/4 tendrán 2spike cc…Vamos ,q 2mill menos y a cambio de poder llevar un pelotón su blindaje tan sólo aguantaría 30mm en el frontal( parece ser q 12.70 en todo el perímetro ) y minas de hasta 8kg…( el 6×6 q esta diseñando Patria aguantará minas de 10 kg…).En fin, encima la silueta es altisima ,ideal para ser alcanzado ya no por misiles, sino por cohetes …Espero q mi crítica no lleva razón y por tal precio, se haga un excelente blindado…

    Respuesta
  • el 31 diciembre, 2021 a las 22:57
    Permalink

    Más caro del mundo ?????…Sin ir más lejos creo que el Leopard último modelo es más caro, y seguro que el Abrams también..

    Respuesta
    • el 1 enero, 2022 a las 12:41
      Permalink

      Así es, el K2 Black Panther de lejos no es el más caro, el precio de un Leopard 2A7+ supera actualmente los 9.1 millones de dólares y el del T-14 Armata supera los 7 millones de dólares, 300% más que el T-90, mientras que el tanque surcoreano cuesta 8.4 billones de wons, o sea aprox. 7.1 millones de dólares al cambio actual.

      Respuesta
  • el 1 enero, 2022 a las 13:26
    Permalink

    Lo del precio tiene que estar mal, los últimos Leopard A7 ya costaron 10 millones pero de euros, en teoría nuestros Leopard 2E según Wiki ya costaron 11mE y las versiones mejor armadas de nuestro 8×8 de los 7 millones de euros no lo salva nadie, que son los 8 millones de dólares.
    No se que tan bueno sea en combate, pero si cuesta 8,5 millones de dólares, en relación a los mejores carros de combate occidentales de precio no va mal.

    Respuesta
  • el 1 enero, 2022 a las 19:36
    Permalink

    No veo rentable gastar 8,5millones en un tanque…50 misiles anticarro llevados por infanteria cuesta poquisimo en comparación…creo que el futuro de los tanques es hacerlos pequeños..sin presencia humana…que se autocamuflen enterrandose en el terreno…letales..con guerra electronica…que se transporten mediante helicopteros ….y que cuesten 20 veces menos que un tanque al uso…estamos hoy como hace 100 años..con caballos….vienen los drones autonomos

    Respuesta
  • el 7 enero, 2022 a las 11:52
    Permalink

    Es que para eso se han inventado los APS, para protegerlos frente a los ATGM y granadas RPG7. Los dragón ( como los leopard y pizarros ) sin los APS incorporados de serie, ya saldrán capados de fábrica y serán dianas ideales para el enemigo. Gastarse ese pastón en ellos y luego no protegerlos como es debido, suena a la recurrente eterna canción del las FAS españolas, el querer y no poder, el quedarse siempre a medias y no tener nada eficaz y bueno de verdad nunca.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.