El tratado de prohibición de armas nucleares de la ONU deja a Japón en un dilema.

La ONU anunció el sábado que 50 países habían ratificado un tratado de la ONU que prohíbe las armas nucleares, preparando el camino para su entrada en vigor el 22 de enero de 2021, una medida elogiada por los activistas antinucleares pero a la que se oponen Estados Unidos y otras potencias nucleares.

El Tratado de Prohibición de Armas Nucleares, sin embargo, pone en el punto de mira a Japón y a otros países que se refugian bajo el paraguas nuclear de Estados Unidos.

Japón, el único país del mundo que ha sufrido la devastación de los bombardeos atómicos, decidió no firmar el tratado en consideración a sus vínculos de seguridad con Estados Unidos.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, elogió a los 50 países y saludó “la labor de la sociedad civil, que ha sido decisiva para facilitar la negociación y ratificación del tratado”.

Guterres dijo que la entrada en vigor del tratado “es un tributo a los supervivientes de las explosiones y pruebas nucleares” y “representa un compromiso significativo hacia la eliminación total de las armas nucleares”, según el portavoz de la ONU Stéphane Dujarric.

El pacto, que fue adoptado en 2017, se convertirá en la primera norma internacional que prohíbe el desarrollo, los ensayos, la posesión y el uso de armas nucleares.

Entrará en vigor 90 días después de que haya sido ratificado por al menos 50 países y regiones. Honduras ha sido el último país en completar el procedimiento de ratificación.

A pesar de los llamamientos de las personas supervivientes de la bomba atómica y de los activistas antinucleares para que el Japón ratifique el tratado, los legisladores del partido gobernante y de la oposición japonesa expresaron sentimientos encontrados respecto del pacto.

Los restos de la ciudad de Hiroshima semanas después de la explosión.

“Compartimos la idea (detrás del tratado), pero nos parece muy poco realista” en librar a los estados nucleares de sus arsenales, dijo Masahiko Shibayama, secretario general en funciones del gobernante Partido Liberal Democrático, en un programa de la NHK en Tokio.

Tetsuro Fukuyama, secretario general de la principal oposición del Partido Democrático Constitucional de Japón, declaró: “Es extremadamente difícil mantener un equilibrio entre cómo manejar el paraguas nuclear y la seguridad en Asia, incluyendo la situación en Corea del Norte”.

Otros partidos de la oposición acogieron con beneplácito los acontecimientos sobre el tratado de prohibición nuclear, y el Partido Comunista Japonés dijo que marcaba un paso adelante hacia la abolición de las armas nucleares.

Las organizaciones no gubernamentales saludaron la 50ª ratificación del tratado, también.

“Con el tratado ahora listo para entrar en vigor, todo cambiará, pero nuestro trabajo no ha terminado”, dijo la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares, conocida como ICAN, comprometiéndose a “asegurarse de que el tratado esté a la altura de su pleno potencial”.

ICAN, el ganador del Premio Nobel de la Paz en 2017 dijo en una declaración: “En los países que no se han unido, nos corresponde a nosotros asegurarnos de que las empresas, los gobiernos y las personas sepan que las armas nucleares son ilegales y que necesitan estar del lado correcto de la historia”.

Aunque el tratado no podrá exigir legalmente a los estados con energía nuclear que supriman sus arsenales, el lanzamiento del tratado probablemente impulsará la reducción de los arsenales.

Algunos expertos han cuestionado la efectividad del tratado, ya que no involucra a ninguno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU – Gran Bretaña, China, Francia, Rusia y Estados Unidos – todos los cuales son estados con poder nuclear.

Se ha informado que Estados Unidos ha presionado a algunos de los firmantes como parte de su oposición al pacto.

Otros estados con armas nucleares – India, Israel, Pakistán y Corea del Norte – tampoco son parte del tratado.

Los tripulantes del bombardero B-29 Superfortress

Toshiyuki Mimaki, jefe interino de los supervivientes de la bomba atómica en Hiroshima, dijo que la ratificación de los 50 países ha establecido una base para presionar a las potencias nucleares y a los que se encuentran bajo un paraguas nuclear para abolir las armas nucleares.

En una conferencia de prensa en Hiroshima, Mimaki, de 78 años de edad, instó al gobierno a ratificar el tratado, diciendo: “¿Puede el (único) país que ha sufrido una bomba atómica quedarse al margen y observar los acontecimientos desde la barrera? Me gustaría que el gobierno cambiara su actitud”.

Por otra parte, Nihon Hidankyo, un organismo con sede en Tokio para los sobrevivientes de las bombas nucleares y de hidrógeno, instó al gobierno japonés a cambiar su política, que se basa en un paraguas nuclear proporcionado por su aliado en materia de seguridad, los Estados Unidos.

“El gobierno debería cambiar su política nuclear, ratificar rápidamente el tratado y tomar el liderazgo en la realización de un mundo libre de armas nucleares”, dijo en una declaración.

Japan Today

9 thoughts on “El tratado de prohibición de armas nucleares de la ONU deja a Japón en un dilema.

  • el 25 octubre, 2020 a las 15:25
    Permalink

    Todo es mera hipocresía.
    Ninguna nación que posea armas nucleares van a renunciar a ellas y siempre estaremos bajo la amenaza o los chatajes de las que la poseen.
    Manifiesto que España debería tener su propio armamento nuclear con los vectores de lanzamiento apropiados diseñados y fabricados en nuestra nación. Sólo así tendríamos prestigio y otras naciones nos respetarían, cosa que hoy no sucede.
    Basta observar que los que tienen ese armamento son respetados (Alemania y Japón solo por su potencial económico e industrial, cosa que nosotros perdimos hace ya muchos años por culpa de una casta política y unas autonomías insaciables de recursos).

    Respuesta
  • el 26 octubre, 2020 a las 03:12
    Permalink

    Que se lo digan a China.

    Por otro lado, es llamativo como tantos ponen el grito en el cielo por el uso de las bombas de Hiroshima y Nagasaki y no dicen nada por los masivos, brutales bombardeos convencionales que incendiaron casi completamente la mayoria de las grandes ciudades japonesas matando tanta o mas gente que estas dos armas nucleares. ¿Esos bombardeos estuvieron bien? ¿Pero… tiene sentido la pregunta? Despues de todo, estaban en guerra. Little Boy y Fatman fueron cerillas en un mar de llamas sobre Japon.

    Respuesta
  • el 26 octubre, 2020 a las 07:55
    Permalink

    Y yo que creo que esto está pergeñado precisamente por esos países que tienen armas nucleares, así se aseguran un arma de disuasión que nadie mas tendrá.

    Respuesta
  • el 26 octubre, 2020 a las 09:57
    Permalink

    De que sirve ese Tratado, si existen potencias nucleares que no lo firman y hacen lo que lea da la gana. Es un sin sentido

    Respuesta
  • el 26 octubre, 2020 a las 10:27
    Permalink

    España estuvo a nada como quien dice de tenerla, asesinan a Carrero Blanco y el proyecto se cancela. Ahora podéis ir atando cabos y malpensar lo que queráis.

    Respuesta
  • el 26 octubre, 2020 a las 14:54
    Permalink

    Hay poco que pensar sobre el asesinato de Carrero Blanco, cuando los norteamericanos le presionaron para liquidar el programa nuclear español, Carrero les dijo que se fueran a tomar el fresco y lo mataron, sin duda utilizaron a los etarras para adjudicarles la comisión del atentado, tanto a los useños como a los etarras les interesaba.

    Respuesta
    • el 26 octubre, 2020 a las 17:53
      Permalink

      Ya comienzan las teorias conspiranoicas? va a encontrar del otro del telon de acero ruso.

      Respuesta
    • el 27 octubre, 2020 a las 14:51
      Permalink

      Ciertamente muchos historiadores apoyan esta hipótesis.
      Veamos:
      – Los asesinos y cobardes terroristas de ETA no tenía la capacidad para llevar a cabo un atentado de ese calibre.
      – El lugar elegido estaba muy cerca de la embajada de Estados Unidos y paso obligado de Carrero Blanco.
      – Henry Kissinger presionó unos días antes -y con amenazas directas- para que España abandonará su programa de armas nucleares, a lo cual se negó Carrero Blanco (también lo hicieron Adolfo Suárez e incluso Felipe González).
      – Hubo un comentario de Kissinger en el que dijo que España podía ser un peligro para el mundo. Textualmente dijo. ” Cuando España es importante es también peligrosa”.
      – Parece ser que hubo conversaciones secretas entre la CIA y ETA para llevar a efecto el magnicidio y que el mismo estuvo motivado por el programa nuclear español.
      Demasiadas coincidencias para ser solo un bulo.

      Respuesta
  • el 26 octubre, 2020 a las 20:02
    Permalink

    Ese tratado no tiene ninguna validez al no prohibirlas y erradicarlas del planeta a todos por igual. Es un tratado de vasallaje hacia las potencias que sí las tienen, por eso España ha de salirse de dicho tratado ( casi impuesto ), por ser un tratado viciado desde el principio, una tomadura de pelo. Coincido con Juan Francisco, España tiene que desarrollar su propio arsenal nuclear y dispositivos de lanzamiento hasta que las armas nucleares no desaparezcan de todo el planeta. No podemos estar en inferioridad de condiciones con los gallitos del corral. Carrero Blanco sabía lo que nos jugábamos y la importancia de tener un arsenal nuclear, era un hombre que amaba España y su independencia y soberanía. Ahora solo tenemos alimañas traidoras desde hace décadas gobernandonos.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com