El único portaaviones de Rusia volverá a navegar.

Parece que el destino del Almirante Kuznetsov se ha resuelto: el Kremlin aparentemente ha decidido que el único portaaviones de Rusia merece ser salvado, incluso a un coste exponencialmente elevado.

Etiquetado como “crucero de aviación pesada” para destacar su función híbrida entre un crucero de misiles pesados y un portaaviones, el Almirante Kuznetsov se incorporó en 1991 a la Armada Rusa después de haber sido alistado en el decenio anterior. Desde el colapso de la Unión Soviética, el portaaviones ha sufrido una creciente cascada de problemas técnicos de toda índole; en sus viajes ha tenido que ser seguido continuamente por uno o dos remolcadores ante la debilidad de sus máquinas y por el espeso humo negro que desprenden sus chimeneas, las anomalías de diseño del Kuznetsov dieron lugar a que dos cazas rusos se estrellaran al intentar aterrizar en el buque durante el curso de la campaña de 2016 en Siria.

En 2018, el dique seco flotante PD-50 donde se encontraba el Almirante Kuznetsov se hundió, lo que provocó que una grúa de 70 toneladas cayera y se estrellara contra la cubierta del barco. Tras las inspecciones del accidente, se estimó que la reparación de los daños en el casco causados en el dique seco, costarían aproximadamente unos 1.000 millones de dólares, y eso sin tener en cuenta el coste del reequipamiento de las armas, la electrónica y todo el equipo que el Almirante Kuznetsov debería haber reparado hace mucho tiempo.

Justo cuando parecía que las cosas no podían empeorar para el Kuznetsov, se produjo un incendio en el interior de la nave después de que un cable eléctrico explotara durante unos trabajos de soldadura rutinarios a finales de 2019. El gobierno estimó los daños del incendio en unos 500 millones de rublos o algo más de 6 millones de dólares. Cabe señalar que otras fuentes, incluyendo el prominente medio de comunicación ruso Kommersant, sostiene que el fuego causó daños por un valor de más de mil millones de dólares. Sin embargo, el incendio amplificó lo que ha sido un coro de preocupaciones de mucho tiempo sobre los costes excesivos del barco y los dudosos beneficios de ahorrar y reequipar al Almirante Kuznetsov.

Los funcionarios rusos siguen insistiendo en que el Kuznetsov se someterá a reparaciones necesarias y volverá al servicio en 2022, como se había previsto originalmente tras el incidente del dique seco. “Puedo reafirmar”, dijo el jefe de la Corporación Unida de Construcción Naval (USC) Alexei Rakhmanov durante una entrevista con una emisora de radio rusa, “que nuestros planes para entregar el Almirante Kuznetsov no se han modificado o cambiado de ninguna manera – el crucero de aviación volverá a la Armada Rusa en 2022”.

Rakhmanov aseguró a la audiencia que el problema del humo negro ya no existe:  “considerando que todas las calderas actualmente instaladas en el portaaviones serán reemplazadas, no habrá más humo negro. Hubo un problema técnico con los controles de combustible, que, en ese momento, fue ignorado y no se pudo subsanar. A partir de ahora, el problema se ha resuelto completamente”.

El jefe de la USC ofreció una evaluación igualmente optimista durante el foro ARMY 2020 a finales de este verano: “Tuvimos suerte de que el fuego no causara daños significativos a la nave. Ese incidente no influirá en el proceso de reparación”, afirmó Rakhmanov.

Los desastres del Almirante Kuznetsov en 2018 y 2019 generaron una nueva ronda de debates entre los comentaristas de defensa rusos y los conocedores de la materia para saber si Rusia realmente necesita un portaaviones. No está claro cómo encaja el Almirante Kuznetsov en el plan más amplio de modernización naval de la Flota Rusa que a diferencia de China, ha evitado en gran medida la proyección de poder mundial en favor de una fuerza local algo más reducida centrada principalmente en los submarinos y en barcos menores tipo corbetas. Sin embargo, la industria de la construcción naval de Rusia se aferra al calendario inicialmente previsto para la reparación y reequipamiento del año 2022.

Mark Episkopos

13 thoughts on “El único portaaviones de Rusia volverá a navegar.

  • el 1 noviembre, 2020 a las 19:45
    Permalink

    Volvera a navegar con su tropa de remolcadores?

    Respuesta
  • el 1 noviembre, 2020 a las 20:24
    Permalink

    Yo, aunque no soy pro-ruso, le doy un voto de confianza al buque por dos motivos. El primero es que, a base de fallos, se aprende. El segundo es que al parecer estos Rusos están tan desesperados por reflotar al Kuznetsov, que no tienen reparos a la hora de sacar la billetera (aunque esté medio vacía). Por tanto, no dudo en que vayan a cambiar el barco por dentro con tal de que éste sea útil de una vez por todas.

    Respuesta
  • el 1 noviembre, 2020 a las 22:52
    Permalink

    Hasta que no lo veamos navegando y sin humos negros ni…. remolcadores, no lo vamos a creer. Que lo pongan en funcionamiento, si es que llega el momento, demuestra claramente que hay poco dinero y menos ideas.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2020 a las 00:13
    Permalink

    Y pensar que el Kuznetsov se hizo a la mar para evitar que acabase en manos ucranianas, dirigiéndose, en una complicada travesía a la Flota del Norte rusa, pero su gemelo Varyag se quedó a medio terminar y los ucranianos acabaron vendiéndoselo a los chinos que lo completaron como su primer portaaviones,el Liaoning. En su historial se detallan un sin numero de problemas, como que carece de calefacción, por lo que en el ártico es glacial,sus ventiladores interiores no funcionan, por lo que en el Mediterráneo resulta caluroso,húmedo.Sin calefacción las tuberías internas se hielan por lo que gran parte del barco no tiene agua corriente, hasta la mitad de sus 50 letrinas están fuera de servicio y muchos camarotes están cerrados.Se cuenta que el olor interior es casi insoportable.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2020 a las 05:54
    Permalink

    Aunque lo seamos, que no lo parezcamos.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2020 a las 13:49
    Permalink

    La OTAN estara encantada de que se gasten el dinero en estas tonterias y no en cualquier cosa util (lo que sea, submarinos, tanques T-14, misiles…)

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2020 a las 16:25
    Permalink

    Con ese tonelaje los norteamericanos no lo contarian como portaaviones. Estaria escondido detras de una sigla abstrusa.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2020 a las 19:50
    Permalink

    Yo pienso que es un buen portaaviones, eso sí algo anticuado pero letal ,y muy bien armado con mig 29 navales , ya lo demostró en su campañas de bombardeos en Siria, para chatarra la antigua copia del portaviones príncipe de Asturias , que en ningún conflicto participó, más bien tenía la misma utilidad q el Elcano, a ningún país le interesó comprarlo después de darse de baja, se dijó si estaba interesada Angola, luego se intentó vender como chatarra y ni las empresas chatarreras brillaron x su ausencia en las subastas.
    Luego se fabricó otro ” portaviones” el l Juan Carlos , bueno más bien un buque de desembarco al que se le incorporó una pista de despegue y un puñado de harriers de los años 70.
    Claro que es más guays llamarlo ” portaviones” .
    Recuerda a esos submarinos S80 falcificaciones de los submarinos franceses, que se hacían pasar por los dieses mejores del mundo, luego resulta q se hundían x sobrepeso ;-(

    Respuesta
    • el 3 noviembre, 2020 a las 05:31
      Permalink

      Cuando he llegado a donde dices que que es un buen portaaviones en fin, en cuanto al PDA de Navantia fíjate lo malo que es que lo han comprado también los australianos y los turcos que de barcos de guerra está claro que saben un poquito mas que tú Nelson, que estas hecho todo un Nelson.

      Respuesta
    • el 5 noviembre, 2020 a las 18:08
      Permalink

      Vaya sarta de tonterias, no se puede desvarias mas en un texto tan corto, mira si llevas a alguien al timon, que yo creo que no.

      Respuesta
  • el 4 noviembre, 2020 a las 21:50
    Permalink

    Solo una aclaración:
    El Príncipe de Asturias estaba considerado el mejor dentro de su categoría (portaaeronaves, no portaaviones) y realmente era muy bueno, pero se le “jubiló” antes de tiempo por lo mismo de siempre en España: Desinterés del gobierno de turno (en este caso de PP) y falta de dinero para su modernización.
    De haberse acometido su modernización seguramente seguiría siendo un magnífico buque, pero España no tiene arreglo y antes de gastar un sólo céntimo se decidió darlo de baja anticipadamente con una irresponsabilidad notoria.

    Respuesta
    • el 5 noviembre, 2020 a las 12:59
      Permalink

      Un 2° BPE , paliaría de alguna manera el patinazo dado con su baja prematura ( R-11 PDA ) . A ver si son inteligentes de una vez por todas , que buena falta nos hace y de camino dan carga de trabajo a unos astilleros que le vendría el encargo que ni pintado .

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com