El USS Abraham Lincoln finaliza siete meses de mantenimiento y mejoras.

El USS Abraham Lincoln ha completado una actualización incremental de siete meses planificada para el mantenimiento y las mejoras, anunció la Marina el jueves.

Según un comunicado de prensa de la Marina, la disponibilidad ha incluido el mantenimiento periódico y la modernización de los sistemas de combate, así como la mejora de los espacios de vida, refrigeración y lavandería de la tripulación.

El buque también se ha sometido a adaptaciones para acomodar los aviones F-35 durante la disponibilidad, que comenzó a finales de septiembre y que ha costado unos 160 millones de dólares.

Los trabajos se llevaron a cabo en el Destacamento de San Diego de los Astilleros Navales de Puget Sound y la Instalación de Mantenimiento Intermedio.

El portaaviones partió el lunes de San Diego para realizar las pruebas de mar después de completar la disponibilidad, y completó las pruebas de mar el miércoles, según la Marina.

“Ninguna disponibilidad es fácil, y ésta no fue una excepción, pero como equipo navegamos y superamos cada desafío”, dijo Paula Chapman, superintendente del proyecto, en el comunicado de la Marina.

“Como superintendente del proyecto estoy orgullosa de cada miembro del ‘Equipo Lincoln’, por la capacidad de luchar juntos contra los desafíos en apoyo de la misión”, afirmó Chapman.

El comunicado de la Marina dice que el equipo del proyecto organizó vuelos de aviones militares para mantener el “transporte de burbuja a burbuja” para los miembros del proyecto para reducir el riesgo de transmisión del COVID-19.

La Marina también estableció estaciones de lavado de manos y desinfección, instaló barreras temporales entre los escritorios y utilizó las teleconferencias cuando fue posible.

“La Navy [uniformada] tiene una larga relación con el Puget Sound Naval Shipyard & Intermediate Maintenance Facility que se prolonga desde hace décadas”, dijo en el comunicado el capitán Walt Slaughter, oficial al mando del Abraham Lincoln.

“Los expertos, técnicos e ingenieros asignados a esas unidades aportan un conjunto único y extremadamente diverso de habilidades al proyecto que nos permite actualizar y mantener toda la compleja maquinaria y equipos que componen este buque de guerra”, declaró Slaughter.

En diciembre, la Marina anunció que la capitán Amy Bauernschmidt había sido seleccionada para asumir el mando del USS Lincoln, lo que la convierte en la primera mujer comandante de un portaaviones.

Está previsto que Bauernschmidt asuma el mando del buque este verano, una vez que complete la formación, la aviación y el liderazgo que se exige a un oficial al mando de un portaaviones.

En mayo de 2019, el portaaviones realizó operaciones conjuntas con el USS Kearsarge y sus respectivos grupos de ataque en el golfo Pérsico.

Christen McCurdy

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.