El USS John S. McCain regresa al mar después de la fatal colisión de 2017.

Después de sufrir daños significativos en una colisión con un buque mercante en agosto de 2017, el destructor de misiles guiados de la Marina de Estados Unidos, el USS John S. McCain (DDG-56), con sede en Japón, ha completado los trabajos de reparación y ahora está listo para los ensayos en el mar.

El barco fue reflotado en noviembre de 2018, pero las pruebas posteriores revelaron problemas con un eje de babor desalineado.

Según un anuncio de la Séptima Flota los problemas ya se han resuelto y el barco ya está en marcha para llevar a cabo pruebas en el mar.

Durante las pruebas en el mar, el barco y su tripulación realizarán una serie de demostraciones para evaluar que los sistemas a bordo del buque cumplan o superen las especificaciones de rendimiento de la Marina. Entre los sistemas que se probarán se encuentran la navegación, el control de daños, los sistemas mecánicos y eléctricos, los sistemas de combate, las comunicaciones y la aplicación de propulsión.

La nueva entrega a la Marina está prevista para el verano del próximo año. La  colisión de McCain siguió a la colisión fatal del destructor de misiles guiados USS Fitzgerald (DDG-62) frente a Japón en junio del mismo año.

El comandante del USS John McCain dijo que “toda esta tripulación está ansiosa por volver al mar, y eso es evidente en los esfuerzos que han realizado en los últimos dos años para que el barco recupero la forma de combate y la energía que han puesto en prepararse para los rigores de las operaciones en el mar”.

Las múltiples actualizaciones de la red informática del barco, los sistemas de antenas, el conjunto de radares, los sistemas de armas de combate y el atraque han asegurado que el John S. McCain regresará a las misiones operativas con una mayor capacidad y letalidad, dice la marina.

El destructor colisionó con el buque mercante Alnic MC en el Estrecho de Singapur el 21 de agosto de 2017. Los daños significativos en el casco del McCain provocaron inundaciones en los compartimentos cercanos, incluidos los camarotes de la tripulación, la sala de maquinaria y las salas de comunicaciones. Diez marineros resultaron muertos en la colisión y otros cinco heridos.

El USS John McCain abandona el astillero para las pruebas de mar.

Sam Lagrone

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com