El USS Ronald Reagan regresa al mar después de una profunda limpieza por el coronavirus.

El portaaviones de clase Nimitz, Ronald Reagan, partió esta semana de su puerto base de Yokosuka, Japón, para realizar pruebas en el mar mientras se prepara  para un próximo despliegue en medio de las preocupaciones actuales por el coronavirus.

El período de prueba, que se espera que dure alrededor de una semana, marca la primera vez que el Reagan se retira de Yokosuka desde noviembre, cuando regresó de un despliegue de seis meses en el Pacífico occidental.

Los marineros del Reagan se sometieron a fases de cuarentena obligatoria antes de embarcarse, dijeron las autoridades. El comandante del Grupo de Ataque, George M. Wikoff, ordenó que los 1.300 marineros asignados al portaaviones permanecieran aislados en cuarteles dispersos en múltiples bases, informó el New York Times.

Se tomaron medidas exhaustivas después de que 16 de los marineros del buque dieran positivo en la prueba de COVID-19. Algunos marineros asignados al grupo de ataque todavía permanecen aislados, dijeron oficiales de la Marina.

Como precaución adicional, los marineros a bordo de Reagan, que se espera que se despliegue en algún momento de este verano, han sido informados de que las escalas en los puertos durante el próximo despliegue han sido canceladas por completo, lo que significa que mientras dure el despliegue no se permitirá a la tripulación desembarcar cuando el barco llegue a puerto.

Los marineros asignados a otros portaaviones de la Marina como el Nimitz también se sometieron a procedimientos similares antes de que el barco saliera para las pruebas de mar desde la Base Naval Kitsap el 27 de abril.

La tripulación del portaaviones Theodore Roosevelt han comenzado las fases iniciales de volver a abordar el barco por primera vez desde el 27 de marzo, cuando un brote de coronavirus dejó al portaaviones en Guam. Unos 4.000 marineros o aproximadamente el 90 por ciento de la tripulación del barco, fueron puestos en cuarentena en hoteles en las semanas posteriores a su llegada a la isla.

Una tripulación de aproximadamente 700 marineros ha permanecido en el Ronald Reagan para llevar a cabo procedimientos de limpieza profunda mientras se ocupaban de los sistemas críticos del barco. 

JD Simkins

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com