Empresas chinas compiten por construir los mejores cazas para los portaaviones de próxima generación de China.

Las empresas fabricantes de los aviones de combate Chengdu J-20 y Shenyang FC-31 de China se enfrentarán cara a cara en la carrera por desarrollar el avión de sigilo elegido para dotar a los portaaviones de próxima generación de la marina, han señalado fuentes militares.

Para los ingenieros que trabajan en los nuevos cazas navales, el mayor desafío podría ser hacer que la nueva versión del avión sea lo suficientemente corta para que funcione con los sistemas de lanzamiento de catapulta que se están desarrollando actualmente para su uso en los buques gigantes.

El J-20 ha sido diseñado y construido por Chengdu Aerospace Corporation, mientras que el FC-31 está siendo desarrollado por su compañía hermana Shenyang Aircraft Corporation, que también produjo el avión de combate embarcado J-15, que ya se encuentra en servicio.

A pesar de los informes en las redes sociales que dicen que se había tomado la decisión de utilizar el FC-31, fuentes oficiales han dicho que el asunto estaba aún lejos de resolverse.

“La Marina tiene que decidir cuál prefiere, ya que tanto el J-20 como el FC-31 tienen sus ventajas y debilidades”, añadió una de las fuentes.

Avión naval J-15

Otro experto militar apuntó  que los ingenieros de la compañía Chengdu estaban trabajando en una versión más corta del J-20, cuya versión actual tiene 22 metros (72 pies) de largo, para que funcione con el nuevo sistema de lanzamiento. En comparación, con el FC-31 que solo tiene unos 17 metros de longitud.

Aunque el J-20 es dos metros más corto que el J-15, este último se despliega en los portaaviones que tienen sistemas de lanzamiento de salto de esquí y no en las nuevas catapultas.

De acuerdo con la última edición de la revista Naval and Merchant Ship, el diseño básico del J-20 lo hace muy adecuado para trabajar en el mar y el avión podría ser modificado para trabajar como un caza basado en portaaviones.

El experto militar de Macao, Antony Wong Dong, señaló que: “si el J-15 puede ser un avión a bordo de un barco, ¿por qué no lo puede ser el J-20 más pequeño?” declaró.

El J-15, el primer y único avión de combate activo de china, basado en un  portaaviones, está diseñado sobre un prototipo del caza ruso Sukhoi Su-33 de tercera generación, un diseño que tiene más de 30 años.

El J-20 se unió a la fuerza aérea del EPL en 2017, seis años después de su primer vuelo. El FC-31 realizó su primer vuelo de prueba en 2012, pero aún no se ha establecido una fecha de incorporación.

Mientras que las versions actuales del FC-31 y J-20 están equipadas con motores de diseño ruso o variantes de ellos, los futuros modelos utilizarán motores construidos totalmente en China.

Por ejemplo, el FC-31 utiliza el motor WS-13 de empuje medio, una variante modificada de un motor ruso desarrollado a finales de la década de 1970″, explicó la fuente.

“En China, esos motores sólo son utilizados por aviones viejos como los bombarderos J-7A, que pronto serán retirados”, agregando que el desarrollo de motores para los aviones de combate FC-31 de portaaviones aumentaría su coste.

“Las futuras versiones del J-20 estarán equipadas con el desarrollado local WS-15, un motor turbofán de post-combustión cuyo empuje es similar al de los motores que propulsan los aviones más avanzados como el J-15, J-10, J-11 y otros”.

Las versiones más recientes del J-20, con sus avanzadas capacidades supersónicas y de maniobra, son capaces de competir con el F-22 de Estados Unidos, y con los avanzados F-35 utilizados por Japón y Corea del Sur, dijo el experto naval Li Jie.

Avión de sigilo FC-31

El FC-31es también es un avión furtivo, pero no puede transportar tantos misiles como el J-20.

Otro experto militar indicó que China había construido unos 50 J-15, lo cual era suficiente para cumplir con los requisitos de sus dos portaaviones en servicio, el Liaoning y el Tipo 001A.

Avión J-20

Li señaló que el J-15 permanecería en servicio durante al menos otra década, mientras que el avión de combate de próxima generación con base en un portaaviones se encuentra en desarrollo.

South China Morning Post

3 comentarios en “Empresas chinas compiten por construir los mejores cazas para los portaaviones de próxima generación de China.

  • el 25 julio, 2019 a las 04:14
    Permalink

    El Sukhoi Su-33 es la versión embarcada del Su-27, fue conocido primero como Su-2K y no, no es un caza de tercera generación, sino un caza de cuarta generación destinado a enfrentarse a los F-14 y F/A-18

    Respuesta
  • el 27 julio, 2019 a las 19:58
    Permalink

    Con esas toberas este avión es tan invisible como el Sukhoi ruso xdxxdxdxddxxd

    Respuesta
    • el 28 julio, 2019 a las 04:48
      Permalink

      El j20 es demasiado grande para ser furtivo, con demasiados angulos molestos donde rebotar ondas de radar y si, encima con esas toberas.
      Apuesto a que carece de un buen material de absorcion de ondas y de cancelacion activa de ondas rebotadas.

      Respuesta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com