España celebra la derrota del DAESH en Irak y destaca la decisiva contribución de los militares españoles.

España ha celebrado el anuncio de la derrota del  autodenominado Estado Islámico (DAESH) en Irak, que fue proclamada ayer de forma oficial por el primer ministro iraquí, Haider al Abadi,  y que viene a confirmar el éxito de la operación internacional que se puso en marcha a finales de 2014 y en la que las Fuerzas Armadas españolas han participado de forma significativa.

Ante el avance continuo del EI en Irak, EE.UU. encabezó en septiembre de 2014 la coalición ‘Inherent Resolve’, amparada por las resoluciones  2169 y 2170 de la ONU, a la que se adhirieron más de 65 países. España formó parte de la  misma de manera muy comprometida, tras la preceptiva y mayoritaria aprobación del Congreso, desde enero de 2015. En un principio, se aprobó el envío de 300 militares, que en 2016 se aumentaron hasta un total de 425, a los que se unían también 25 guardias civiles.

España, con amplia experiencia en otras misiones internacionales,  ha tenido un papel protagonista en el adiestramiento de las fuerzas militares y policiales iraquíes, liderando uno de los cuatro BPC (Building Partner Capacity) diseñados para incrementar las capacidades del ejército iraquí con el apoyo de equipos instructores de otros ejércitos aliados.

España está al frente del centro de adiestramiento de Besmayah, donde se localiza  el grueso de nuestro contingente, compuesto  en el momento actual por algo más de 450 efectivos. Allí se ha implementado  la formación de los soldados iraquíes en la lucha contra artefactos explosivos improvisados, tareas de desminado, operaciones especiales y asistencia sanitaria.

Durante el año 2015 participaron en esta misión un total de 1.093 militares españoles, en distintas rotaciones, y otros 949 lo hicieron en 2016.

El último relevo de efectivos tuvo lugar el pasado 20 de noviembre. Los integrantes del sexto contingente, formado sobre la base de la Brigada ‘Guadarrama XII’, fueron relevados por alrededor de 350 militares procedentes en su mayoría de la Brigada ‘Rey Alfonso XIII’ II de la Legión  y de distintas unidades de Tierra y Aire, además de una unidad de la Guardia Civil.

Con su apoyo a la derrota del Daesh en Irak, España confirma una vez más su compromiso en la lucha contra el terrorismo,  y la solidaridad y el apoyo a sus aliados en la defensa de la seguridad y la estabilidad mundial.

El reto inmediato es concentrar el esfuerzo en apoyar la integración en las Fuerzas Armadas iraquíes y la gobernabilidad del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com