España participa en un vuelo de observación sobre Ucrania en el marco del Tratado de Cielos Abiertos

El vuelo, compartido con Suecia y República Checa, ha sido realizado con una aeronave de observación sueca Saab 340 B.

Representantes de las Unidades de Verificación de España, Suecia y la República Checa han realizado, del 4 al 8 de septiembre, un vuelo de observación sobre Ucrania enmarcado en el Tratado de Cielos Abiertos. Según este tratado, España tiene la posibilidad de realizar cuatro vuelos de observación, siendo este el primero de los dos previstos para este año. Se trata además de un vuelo compartido, lo que permite aminorar los costes.

Procedimientos de entrada previos al vuelo de observación.

El equipo lo han formado nueve representantes de Suecia, tres de la República Checa y tres de España, pertenecientes a la Unidad de Verificación Española (UVE). El avión utilizado ha sido la aeronave de observación sueca SAAB 340 B.

Los puntos de interés y posibles rutas a sobrevolar fueron acordados previamente entre los países observadores. En esta ocasión se han obtenido imágenes de la parte este del país. Ucrania tiene actualmente cerrado parte de su espacio aéreo como consecuencia del conflicto que mantiene desde 2014 principalmente en las regiones de Luganks y Donets. El vuelo ha obtenido imágenes de las zonas próximas al conflicto.

El procesado y duplicado de las imágenes resultantes se realizó en Uppsala (Suecia). Dos miembros del Centro Cartográfico y Fotográfico del Ejército del Aire (CECAF) se desplazaron a esta localidad para supervisar y controlar el proceso.

Aeronave de observación Saab 340B en la Base Aérea de Odessa.

El Tratado de Cielos Abiertos se encuadra dentro de los compromisos contraídos por los Estados Parte de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) con el objetivo de  promover una mayor apertura y transparencia en sus actividades militares, contribuyendo al desarrollo y robustecimiento de la paz, la estabilidad y la seguridad. Dicho tratado fue firmado en 1992 aunque no entró en vigor hasta el 1 de enero de 2002. En él se establece el denominado “Régimen de Cielos Abiertos”, que permite a cualquiera de sus Estados signatarios sobrevolar cualquier área del territorio de otro Estado Parte, obteniendo imágenes con una resolución máxima de 30 centímetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *