¿Está ayudando Rusia a Siria a interceptar los ataques de misiles israelíes?

El jefe adjunto del Centro Ruso para la Reconciliación de los Partidos Oponentes en Siria, el contralmirante Vadim Kulit, hizo unas declaraciones que llaman la atención a principios de este mes.

El 19 de julio, cuatro cazas F-16 israelíes dispararon ocho misiles guiados contra objetivos en la provincia siria de Alepo. Según Kulit, los misiles de defensa aérea Pantsir y Buk-M2 de fabricación rusa interceptaron siete de ellos.

El 22 de julio, dos F-16 dispararon cuatro misiles guiados desde el espacio aéreo libanés contra objetivos en la provincia siria de Homs. En ese caso, Kulit afirmó que las defensas aéreas sirias tuvieron un éxito del 100%. “Los cuatro misiles fueron destruidos por las instalaciones de defensa aérea siria, con el uso de sistemas Buk-2ME de fabricación rusa”, dijo.

Después de estos ataques israelíes, Siria afirma invariablemente que sus defensas aéreas derriban con éxito los misiles enemigos. Rusia rara vez, si es que alguna vez, apoya estas afirmaciones. A principios de junio, por ejemplo, Siria dijo que sus defensas aéreas interceptaron misiles israelíes sobre Damasco. A diferencia de esos dos incidentes de julio, Rusia no dijo nada. En abril de 2018, por otra parte, después de que Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia lanzaran misiles de crucero contra Siria en represalia por un ataque con armas químicas, Rusia afirmó dudosamente que las defensas aéreas sirias habían derribado 71 de los 103 de esos misiles. En aquel entonces, Moscú también dijo que sus asesores habían pasado los 18 meses anteriores ayudando a Siria a reconstruir sus defensas aéreas.

Las declaraciones de Kulit parecen sugerir un posible cambio en la política de Rusia sobre los ataques aéreos israelíes, o al menos una expresión de su creciente desaprobación de los mismos.

El periódico londinense Asharq Al-Awsat citó una “fuente rusa bien informada” que afirma que esto está “directamente relacionado con las conversaciones” entre Rusia y Estados Unidos. Estados Unidos, según la fuente, ha confiado a Rusia que “no ve con buenos ojos las continuas incursiones israelíes” en Siria.

(Israel, según los medios de comunicación locales, no está al corriente de las conversaciones entre Estados Unidos y Rusia sobre el tema).

La fuente también afirmó que Rusia “mejoró” las defensas aéreas sirias y proporcionó nuevos equipos a Damasco, aunque no dio detalles ni pruebas concretas. (Vale la pena recordar que el año pasado, Rusia afirmó que había entregado un lote de MiG-29 modernizados a Siria, aunque lo más probable es que se tratara de una treta para encubrir su entrega de MiG-29 sin marca al este de Libia).

“Los últimos acontecimientos reflejan un cambio en la forma en que Moscú aborda los ataques israelíes e indican que a Moscú se le ha “agotado la paciencia” porque Tel Aviv sigue ignorando los llamamientos rusos para establecer reglas claras”, decía el artículo de Al-Awsat.

Después de que Rusia interviniera militarmente en el conflicto sirio allá por 2015, Israel estableció rápidamente un mecanismo de desconflicción con ella. La Fuerza Aérea israelí ha llevado a cabo cientos de ataques contra objetivos relacionados con Irán en Siria desde 2013 y ha reafirmado en repetidas ocasiones su determinación de impedir por la fuerza que Teherán o sus milicias se establezcan allí.

Israel no solicita el permiso de Rusia antes de llevar a cabo sus ataques y a menudo le avisa poco o nada sobre cuándo y dónde ataca. En septiembre de 2018, un anticuado misil antiaéreo sirio S-200 lanzado en respuesta a un ataque israelí contra objetivos en la provincia costera occidental de Latakia alcanzó un avión ruso Il-20, matando a las 15 personas que iban a bordo. Rusia culpó a Israel del incidente, alegando que sólo le había avisado un minuto antes de lanzar el ataque. Moscú también criticó a Israel unos meses después por sus ataques “provocativos”.

Pero incluso durante ese período notablemente tenso, Rusia no mostró ninguna indicación real de que se movería para disuadir los ataques aéreos israelíes en el país ni suministrar al ejército sirio el tipo de sistemas avanzados que Damasco necesitaría para combatir de forma independiente los ataques aéreos y de misiles israelíes.

En respuesta al incidente de septiembre de 2018, Rusia envió rápidamente misiles de defensa aérea S-300 de gran altitud a Siria. El S-300 es más avanzado y letal que cualquier otro sistema de defensa aérea en el arsenal sirio. Sin embargo, estos S-300 son operados exclusivamente por personal militar ruso, aunque sean ‘sirios’, que no permiten a Damasco dispararlos.

Sistema Pantsir

E incluso si Rusia mejoró recientemente los misiles sirios Pantsir y Buk, probablemente lo hizo después de concluir que Siria sólo los utilizaría, o podría utilizarlos, para apuntar a misiles israelíes entrantes y no a aviones. Después de todo, los aviones de guerra israelíes suelen lanzar sus armas de separación, muy probablemente misiles de crucero Popeye, mientras permanecen dentro del espacio aéreo del Líbano, donde hay muchas menos posibilidades de que sean derribados.

Misiles Buk-M2

Si Moscú suministrara a Damasco defensas aéreas más avanzadas, la reputación de esos sistemas, que Rusia quiere exportar a más países, podría verse fatalmente socavada si son destruidos en otra ronda de enfrentamientos entre Israel y Siria. Solo entre 2018 y 2020, Israel destruyó un tercio de las defensas aéreas de Siria.

El año pasado, los drones turcos destruyeron los Pantsir-S1 de fabricación rusa en Libia y las municiones de merodeo de fabricación israelí operadas por Azerbaiyán destruyeron los S-300 armenios durante la guerra de Nagorno-Karabaj. Sin duda, Moscú no quiere ver sus sistemas de misiles más modernos destruidos en el campo de batalla sirio.

Es por razones similares, especuló un periodista israelí, que Moscú vacila en permitir que Siria use sus S-300 porque teme “que si efectivamente se activan y fallan su objetivo – demostraría la superioridad tecnológica y operativa de Israel y Occidente, lo que heriría el orgullo del presidente ruso Vladimir Putin y de las industrias de defensa de su país”.

Las recientes declaraciones de Kulit no significan necesariamente que Rusia esté trabajando activamente para ayudar a Siria a evitar los ataques de misiles israelíes. Podrían ser la forma en que Moscú señala, ahora que hay nuevos gobiernos tanto en Israel como en Estados Unidos, que quiere negociar nuevos y más claros parámetros de desconflicción con el ejército israelí en Siria.

Paul Iddon

9 thoughts on “¿Está ayudando Rusia a Siria a interceptar los ataques de misiles israelíes?

  • el 1 agosto, 2021 a las 13:38
    Permalink

    A mi lo que me sorprende es que los Sirios no hayan declarado haber derribado el 150% de los misiles israelis.

    Respuesta
    • el 2 agosto, 2021 a las 01:11
      Permalink

      Así es, lo más raro es que, los rusos no mencionan la destrucción de los sistemas Pantsir por parte de Israel…

      Respuesta
  • el 1 agosto, 2021 a las 16:05
    Permalink

    Bueno,parece que a los rusos se les acabo la paciencia con respecto a Israel , en los ultimos dias , de tres ataques de Israel a instalaciones Sirias con misiles , solo un misil hizo blanco todos los demas misiles fueron interceptados por los BUK-M2 y los PANTSIR ( chatarra rusa jajaja….si como no ).
    Una cosa es segura y es que Israel no se atrevera a ingresar a territorio Sirio y correr el riesgo de que derriben de sus aviones , por lo tanto lo seguiran intentando desde fuera de las fronteras Sirias.

    Respuesta
  • el 1 agosto, 2021 a las 21:47
    Permalink

    Putin es sionista y defiende los intereses de la oligarquía sionista rusa, que no siempre coinciden con los intereses de la oligarquía sionista israelí.

    Respuesta
    • el 2 agosto, 2021 a las 07:30
      Permalink

      De donde sacas que Putin es sionista.La realidad esque en la Unión soviética había una importante comunidad judiorusa que cuando se desintegró la CCCP muchos se fueron a Israel ,por eso Rusia e Israel tienen unas buenas relaciones.

      Respuesta
  • el 2 agosto, 2021 a las 05:40
    Permalink

    Dejando al lado la politica… nadie dijo q hacer guerra fuera a ser justo, como si fueran caballeros medievales enfrentados a espada y armadura… desde q las guerras de hacen cada vez con mas tecnologias la mayoria usa sus estrategias en base a sus fuerzas y su mejor tecnologia (propia o comprada)… viendolo asi… me parece q los S-XXX van perdiendo.

    Respuesta
  • el 2 agosto, 2021 a las 15:13
    Permalink

    Lo que es indignante es que Israel viole el espacio aéreo libanes para atacar a Siria. Igualmente es un repugnnte que los judíos ataquen a Siria, un país que no les ataca.

    Respuesta
  • el 3 agosto, 2021 a las 02:25
    Permalink

    Lo que es indignante, Juan es que no veas la paja en el ojo ajeno, que pais civilizado, consentiria , llámese Francia , Reino unido, Alemania, Polonia……
    Que le lanzaran no digo 300 cohetes si no 30 a su territorio y no contestar con todo su fuerza.
    Demos gracias todos que Israel , no quiere acabar con los que les lanzan misiles, sólo quiere que no se los lanzen…

    Respuesta
    • el 4 agosto, 2021 a las 16:45
      Permalink

      Que se sepa, esos cohetes los lanzan desde la franja de Gaza, y que yo sepa la Franja de Gaza no esta en Libano.

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.