Estados Unidos aprueba la venta de drones a Taiwán a medida que aumentan las tensiones en la zona.

La administración Trump ha notificado al Congreso que ha aprobado la venta de 600 millones de dólares en aviones teledirigidos armados a Taiwán, la última de una serie de transferencias de armas para la isla.

El Departamento de Estado informó el martes que había aprobado la compra por parte de Taiwán de cuatro aviones MQ-9B teledirigidos “listos para armar” y equipo relacionado.

“Esta propuesta de venta sirve a los intereses nacionales, económicos y de seguridad de Estados Unidos al apoyar los continuos esfuerzos del receptor por modernizar sus fuerzas armadas y mantener una capacidad defensiva creíble”, declaró. “La venta propuesta ayudará a mantener la estabilidad política, el equilibrio militar, económico y el progreso en la región”.

Igualmente señaló que la venta mejoraría la defensa de Taiwán reforzando sus capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento y podría ayudar a disuadir cualquier acción militar contra ella.

La semana pasada, la administración norteamericana aprobó los planes para una venta de 2.370 millones de dólares del sistema de misiles Harpoon a Taiwán. Eso llegó horas después de que Pekín hubiese anunciado sanciones a los contratistas de defensa de EE.UU., incluyendo a Boeing, el principal contratista en el acuerdo Harpoon, por un acuerdo previo de armas.

El Partido Comunista gobernante de China afirma que Taiwán, que se separó del continente en 1949 durante una guerra civil, es parte de su territorio y ha amenazado con invadirlo. Washington prometió en la década de 1980 reducir y eventualmente poner fin a la venta de armas a Taiwán, pero insiste en que su disputa con Pekín debe resolverse de manera pacífica.

Las relaciones chino-estadounidenses se han hundido a su nivel más bajo en décadas en medio de disputas sobre seguridad, tecnología, la pandemia del coronavirus y los derechos humanos.

Taiwán ha sido durante mucho tiempo un elemento irritante en las relaciones. Washington no tiene relaciones formales con el gobierno elegido democráticamente de la isla, pero es su principal aliado. La ley estadounidense exige que el gobierno se asegure de que Taiwán pueda defenderse. La venta de armas a la isla ha aumentado considerablemente en cantidad y calidad.

DSCA

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com