Estados Unidos critica la militarización del disputado Mar del Sur de China.

El Pentágono ha criticado la “continua militarización” por parte de China de las islas e islotes de coral en el disputado Mar del Sur de China donde la fuerza aérea del Ejército Popular de Liberación, aterrizó por primera vez el sábado, bombarderos H-6K de largo alcance, poniendo todo el amplio sudeste asiático al alcance de su radio de acción.

El periódico de Pekín, China Daily, informó el 19 de mayo que la Fuerza Aérea había estado realizando un entrenamiento de despegues y aterrizajes en una de las islas con el bombardero H-6K en el Mar del Sur de China.  

China se encuentra enfrentada desde hace tiempo, a vecinos más pequeños, en múltiples disputas sobre islas, arrecifes de coral y lagunas en aguas cruciales para el comercio mundial además de ser ricas en peces y reservas potenciales de petróleo y gas.

Una declaración del Ministerio de Defensa, dijo, que el ejercicio se había realizado en una isla del arrecife, pero no especificó cuándo ni dónde, solamente se limitó a decir que tuvo lugar recientemente en una “zona marítima del sur”. El entrenamiento Implicó el despegue de varios H-6K desde una base aérea y que realizaran un ataque simulado contra objetivos marítimos antes del retorno a su base de origen.

Wang Mingliang, un destacado experto militar chino, dijo que los ejercicios ayudarán a la fuerza aérea a mejorar su “capacidad real de combate contra todo tipo de amenazas a la seguridad marítima”.

Estados Unidos, que no tiene ninguna reclamación territorial en la zona, ha criticado la medida e insiste en la libertad de navegación y en una solución pacífica de las disputas sin presiones o amenazas con la fuerza..

“Estados Unidos sigue comprometido con un Indo-Pacífico libre y abierto”, dijo en un correo electrónico el portavoz del Pentágono, el teniente coronel de Marina, Christopher Logan. “Hemos visto que estos ejercicios y la continua militarización de China en el Mar del Sur de China solo sirve para aumentar las tensiones y desestabilizar la región”.

La Iniciativa para la Transparencia Marítima de Asia, con sede en Washington, que utiliza mensajes de las redes sociales chinas, identificó la ubicación del ejercicio realizado por la Fuerza Aérea como la isla Woody, la base más grande de China en las islas Paracel, islas que también son reclamadas por Vietnam y Taiwán.

Con un radio de combate de casi 1.900 millas náuticas (3.520 kilómetros), el bombardero H-6K pondría todo el sudeste asiático en su radio de acción desde la isla Woody, dijo AMTI.

Más al sur, en el grupo de islas Spratly, China ha construido siete islas artificiales y las ha equipado con pistas de aterrizaje, hangares, radares y estaciones de misiles, consolidando aún más sus vastas reivindicaciones territoriales en la concurrida vía fluvial.

Estados Unidos y otros países acusan a Pekín de militarizar la región para reforzar sus demandas. Washington ha dicho que estos hechos, violan una promesa del presidente Xi Jinping al ex presidente Barack Obama de no militarizar el área. China por su parte, desentendiéndose de  esta supuesta promesa, dice que tiene el derecho legítimo de construir defensas en las islas.

El almirante Phil Davidson, el nuevo jefe del Comando del Pacífico, dijo recientemente que China había alcanzado el punto de inflexión en su control sobre el Mar del Sur de China.

Las bases insulares de Beijing pueden ser utilizadas para desafiar la presencia de Estados Unidos en la región, “y cualquier fuerza desplegada en las islas fácilmente superaría a las fuerzas militares de cualquier otro país reclamante del Mar del Sur de China “, escribió Davidson en un reciente testimonio ante el Congreso.

Xian H-6

El Xian H-6 es la versión china del bombardero estratégico soviético Tupolev Tu-16 bimotor, desarrollado para PLAAF por Xi’an Aircraft Industrial Corporation (XAC).

En 2007, la PLAAF introdujo la última variante más moderna de este bombardero, el H-6K, equipada con motores más potentes y eficientes en cuanto al consumo de combustible junto con una electrónica moderna, es capaz de transportar misiles de crucero lanzados desde el aire. Según el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, esto le dará a la PLAAF una capacidad aérea ofensiva de alto rango con municiones guiadas de precisión (PGM).

El bombardero puede transportar una carga útil de hasta 12 toneladas. El H-6K puede cargar hasta siete misiles antibuque supersónicos YJ-12 o misiles de crucero subsónicos de ataque terrestre CJ-20.

Se estima que China actualmente opera alrededor de 120 aviones de este tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com