Estados Unidos da la bienvenida a la fragata española Méndez Núñez (F-104)

La F-104 ya está en la base naval de Norfolk, en Virginia, donde se ha incorporado al grupo de combate del portaviones Abraham Lincoln.

Estados Unidos ha dado la bienvenida esta semana a la fragata Méndez Núñez, que el pasado 3 de enero partió de Ferrol para incorporarse, en aguas norteamericanas, al grupo de combate del portaviones Abraham Lincoln. De esta manera, ya está en marcha una de las misiones más relevantes en la trayectoria de la F-104, con algo más de una década de recorrido en el mar.

La Méndez Núñez llegó el lunes a la base naval de Norfolk, en el estado de Virginia, donde se ha integrado en el Carrier Strike Group 12, el grupo de combate estadounidense número 12 (CSG-12). La idea es, hasta el mes de marzo, entrenar y realizar ejercicios conjuntos para preparar la vuelta al mundo que se desarrollará a partir de abril.

La F-104 se une al portaviones USS Abraham Lincoln (CVN-72), al Ala Aérea Embarcada 7 (CVW-7), al Escuadrón de Destructores 2 y al crucero de misiles guiados USS Leyte Gulf (CG-55) para llevar a cabo un Ejercicio de la Unidad de Entrenamiento Compuesto (COMPTUEX). El COMPTUEX es una evolución de capacitación diseñada para integrar todos los activos del grupo de ataque, probar su capacidad para llevar a cabo operaciones marítimas y evaluar su despliegue.

«En el complejo y dinámico entorno marítimo existente en la actualidad, tenemos que forjar y realizar cooperaciones sólidas para proteger nuestros intereses mutuos», expresó el capitán Sean Anderson, del Escuadrón de Destructores 2. «Que la Méndez Núñez se una al grupo del Abraham Lincoln es extremadamente emocionante. La fragata brinda una capacidad significativa y familiar al ser una nave más con el sistema de combate AEGIS. Llevamos trabajando durante casi un año con nuestros socios españoles antes de este despliegue y puedo decirles que son extremadamente profesionales y competentes. Seguiremos aprendiendo unos de otros, lo que hace que esto sea más formidable», añadió.

La puesta en marcha de ejercicios navales multinacionales mejora las capacidades de combate y la asociación entre los dos países de la OTAN. «España y Estados Unidos están unidos por la historia y los valores comunes que sustentan la asociación y trabajan estrechamente en una gama de desafíos globales, que incluyen la promoción de la cooperación internacional, la paz y la seguridad, y la prosperidad económica», expresan desde la Marina norteamericana.

Mientras se encuentren en el puerto de Norfolk, los marinos del CSG-12 y la dotación de la Méndez Núñez participarán en una variedad de eventos orientados a la mejora de la cooperación. Así, la programación incluye un adiestramiento con la Unidad Móvil de Disposición de Artillería Explosiva, una ofrenda floral en honor de los marineros españoles caídos en la guerra hispano estadounidense, y una recepción de bienvenida.

Los componentes del grupo de combate incorporan un concepto de «equipo de equipos», que combina activos avanzados de tierra, aire y sistemas para crear y mantener la capacidad operativa. Esto les permite realizar operaciones globales, tener un comando y control efectivos y duraderos, y demostrar dedicación y compromiso para convertirse en la fuerza de combate más fuerte para la Armada y el país.

Álvaro Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com