Estados Unidos desplegará esta misma semana aviones CV-22 Ospreys en la base aérea de Yokota.

Las fuerzas estadounidenses estacionadas en Japón confirmaron ayer que cinco aviones de la Fuerza Aérea CV-22 Osprey llegarán a la Base Aérea de Yokota en las afueras de Tokio a lo largo de esta semana, con su plan de despliegue anunciado a primeros de año hasta septiembre de 2020.

El avión de rotor basculante realizará entrenamientos en toda la región durante los próximos meses. Una vez finalizados estos ensayos, continuarán operando desde la citada Base de Yokota donde permanecerán un total de 10 unidades de éstas aeronaves que serán asignadas en varias etapas durante los próximos años, dijeron las fuerzas estadounidenses.

Según el Ministerio de Defensa japonés, los cinco aviones Osprey son trasladados a bordo de un barco estadounidense y llegarán a Yokohama mañana miércoles.

Igualmente, el gobierno japonés confirmó que alrededor de 100 personas llegarán con los cinco aviones antes de su despliegue formal en Yokota este verano y que finalmente 450 miembros de la tripulación de los 10 Ospreys serán desplegados en la base.

Estados Unidos desplegará esta misma semana aviones CV-22 Ospreys en la base aérea de Yokota. Texto
CV-22 Osprey

La variante del Osprey del Cuerpo de Marines, que despega y aterriza como un helicóptero pero navega como un avión, ya está desplegada en la prefectura japonesa del sur de Okinawa donde su presencia ha llevado la controversia debido a una serie de accidentes y otros contratiempos en Japón y en otros países.

Los ministerios japoneses de Defensa y Asuntos Exteriores dijeron que los gobiernos de Tokio y Washington “trabajarán juntos para dar la máxima consideración a la seguridad y minimizar los efectos en las comunidades locales donde estarán basados”.

Citando las preocupaciones sobre la seguridad en la región del Pacífico como motivo de la decisión de Estados Unidos para el traslado de los aviones, el gobierno japonés dijo que cree que el despliegue de los Osprey en Yokota mejorará las capacidades de la alianza bilateral y contribuirá a la defensa de Japón y a la estabilidad regional.

En mayo de 2015, los gobiernos de Japón y Estados Unidos acordaron que tres CV-22 se desplegarían en la base de Yokota en los suburbios de Tokio en la segunda mitad de 2017, con el despliegue de siete más hasta el 2021. Pero en marzo del pasado año, la llegada del primer lote se retrasó hasta septiembre, alegando el Departamento de Defensa de los Estados Unidos  la escasez de personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com