Estados Unidos despliega un portaaviones y bombarderos para ‘enviar mensajes’ a Irán

Estados Unidos anunció ayer domingo que está desplegando un grupo de ataque de portaaviones y bombarderos en Oriente Medio en respuesta a las preocupantes “indicaciones y advertencias” de Irán y para demostrar que tomará represalias con “fuerza implacable” ante cualquier ataque.

Con las tensiones ya altas entre Washington y Teherán, el asesor de seguridad nacional, John Bolton, dijo que el despliegue había sido ordenado “como disuasión a lo que se ha visto como posibles preparativos por parte de las fuerzas iraníes y sus representantes que pueden indicar posibles ataques contra las fuerzas estadounidenses en la región”.

Sin embargo, también aclaró que Estados Unidos no esperaba ningún ataque iraní inminente.

Bolton, que ha encabezado una política cada vez más agresiva de Estados Unidos sobre Irán, declaró que la decisión, que podría exacerbar los problemas entre los dos países, tenía por objetivo enviar un “mensaje claro e inequívoco” de la resolución de Estados Unidos a Teherán.

Aunque no mencionó ninguna actividad específica iraní que haya suscitado nuevas preocupaciones, Irán ha advertido recientemente que bloquearía el Estrecho de Ormuz si se le prohibía el uso de la vía fluvial estratégica.

Alrededor de una quinta parte del petróleo que se consume en el mundo pasa por el estrecho.

“Estados Unidos no busca la guerra con el régimen iraní, pero estamos plenamente preparados para responder a cualquier ataque, ya sea por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica o las fuerzas iraníes regulares”, afirmó Bolton en un comunicado.

Washington ha dicho que detendrá las exenciones para los países que compran petróleo iraní, en un intento de reducir a cero las exportaciones del petróleo de Irán.

También ha incluido en la lista negra al cuerpo de la Guardia Revolucionaria de élite de Irán, dando el paso sin precedentes de designarlo como una organización terrorista extranjera, que Irán ha presentado como una provocación estadounidense. 

‘Fuerza implacable’

Los esfuerzos de la administración Trump para imponer el aislamiento político y económico a Teherán comenzaron el año pasado cuando se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear que él y otras potencias mundiales habían negociado con Irán en 2015.

“Estados Unidos están desplegando el Grupo de ataque del portaaviones USS Abraham Lincoln y un grupo especial de bombarderos a la región para enviar un mensaje claro e inequívoco al régimen iraní de que cualquier ataque a los intereses de Estados Unidos o a los de nuestros aliados será respondido con una fuerza implacable”, aseguró Bolton.

En un comunicado de la US Navy emitido a principios del mes pasado dijo que el portaaviones y su convoy de barcos que lo acompañaba habían salido de Norfolk, Virginia, el 1 de abril “para un despliegue programado regularmente”, aunque en ese momento no dio ningún destino.

Sin embargo, aunque no es raro que Estados Unidos tenga portaaviones en Oriente Medio, el lenguaje de Bolton podría aumentar las tensiones.

La amenaza del IRGC de cerrar el Estrecho de Hormuz a finales del mes pasado fue consecuencia de un anuncio estadounidense de que pondría fin a las exenciones otorgadas el año pasado a ocho compradores de petróleo iraní y que exigía que dejaran de comprar antes del 1 de mayo o que se enfrentaran  a sanciones.

Los gobiernos europeos se han opuesto a que Washington restablezca las sanciones contra Irán.

REUTERS

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com