Estados Unidos ha vendido más armas en seis meses que en todo 2017.

A medida que la administración Trump impulsa la venta de armas estadounidenses como parte clave de su plan para hacer crecer la economía, Estados Unidos ya ha superado el total de su comercio de defensa del año pasado. 

En una entrevista con Defense News, el teniente general Charles Hooper, jefe de la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa, dijo que durante los primeros dos trimestres de este año fiscal, Estados Unidos ha firmado 46.900 millones de dólares en ventas de armas a socios y aliados extranjeros superando con creces la cifra de 41.900 millones de todo el año fiscal 2017. 

Hooper señaló que los mensajes de la administración sobre la venta de armas, incluida la política de transferencia de armas convencionales recientemente aplicada, contribuyen  a impulsar esa situación.

“Las exportaciones de defensa son buenas para nuestra seguridad nacional, son buenas para nuestra política exterior. Y son buenas para nuestra seguridad económica. Y como ha dicho la administración y nuestro gobierno, la seguridad económica es seguridad nacional”, dijo Hooper durante el Farnborough International Airshow el 18 de julio. 

“Así que creo que la respuesta abrumadora a estos cambios por parte de nuestros socios ha sido muy positiva. De hecho, ahora les gustaría saber: ‘¿Cómo me va a afectar esto, cómo puedo aprovechar más la oportunidad de recibir el mejor equipo y las mejores capacidades de los Estados Unidos?” Agregó. 

Sin embargo, el marco de tiempo de larga duración para la venta de armas en el extranjero significa dar más créditos para que continúe el impulso. Algunos de los casos probablemente se remontan a la época de Obama y se cerraron este año, mientras que otros serán más recientes.

Y debido a que las grandes ventas de defensa, como los grandes tramos de aviones, pueden aumentar por si solas las cifras en dólares, es difícil predecir si se avecina una bonanza para las empresas de defensa estadounidenses. Los totales de ventas tienden a ser volátiles año tras año, dependiendo de lo que las naciones socias buscan comprar. En el año fiscal 2016, las ventas totalizaron 33.600 millones de dólares, mientras que en el año fiscal 2015 ascendió a más de 47.000 millones y en el año fiscal 2014 totalizaron 34.200 millones. 

También podría haber problemas en el horizonte. A lo largo de la feria, se les preguntó a los miembros de la industria si estaban preocupados por el impacto que las políticas económicas estadounidenses, incluyendo la imposición de aranceles a los aliados tradicionales de Europa, podrían tener en sus resultados finales.

El comentario común durante toda la feria fue que la industria se encuentra en un modo de espera, aunque el sector comercial parece estar más preocupado de que las ventas esperadas de aviones y helicópteros a China podrían verse afectadas. 

Por su parte, Hooper dijo que ese tema no surgió en sus discusiones en el programa. 

“Personalmente no lo he encontrado”, añadió cuando se le preguntó acerca de esas conversaciones. “He hablado con muchos de nuestros socios de todo el mundo y, por supuesto, con nuestros socios en esta parte del mundo, y muchos de ellos siguen convencidos de que las soluciones estadounidenses a sus problemas de seguridad son las soluciones que buscan y las mejores soluciones a sus problemas”.

Defence News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com