Estados Unidos levanta el embargo de armas a Chipre mientras Turquía se irrita.

Después de 32 años de embargo a la República de Chipre, el Congreso de Estados Unidos ha dado por finalizado el bloque de armas impuesto al gobierno de Nicosia, desafiando a Turquía en su intento de estrechar los lazos de la dividida isla en un momento de renovadas tensiones regionales.

Turquía advirtió que las medidas de Estados Unidos para levantar el embargo de armas minarían los esfuerzos para reunificar la isla y crearían una peligrosa escalada. “No tiene otro fin que crear tensión entre las facciones de la isla, llevando con su política a situaciones incómodas para todos”.

El Senado aprobó la medida como parte de un proyecto de ley de gasto masivo en defensa que fue aprobado por 86 votos a favor y 8 en contra y que ya pasó por la Cámara de Representantes, y es probable que el presidente Donald Trump lo firme.

Estados Unidos impuso el embargo en 1987 para evitar una carrera de armamentos y fomentar la reunificación de Chipre.

Los críticos dicen que el paso ha sido contraproducente al obligar a Chipre a buscar armas de Rusia, mientras que Turquía, miembro de la OTAN, tiene más de 30.000 soldados estacionados en el norte de la isla, en manos de los turcos, desde su invasión en 1974.

El senador demócrata Robert Menéndez y el senador republicano Marco Rubio encabezaron el esfuerzo para promover la creciente cooperación regional entre Chipre, Grecia e Israel.

“Dado que Chipre trata de profundizar su asociación estratégica con Estados Unidos, es de nuestro interés económico y de seguridad nacional levantar estas anticuadas restricciones de armas de décadas de duración que ya no ayudan a los objetivos de seguridad de Estados Unidos”, declaró Menéndez después de la aprobación inicial del levantamiento del embargo.

Las tensiones han aumentado por un acuerdo marítimo entre Turquía y Libia por las reservas de gas recientemente descubiertas en el Mediterráneo oriental, que sobrepasan las fronteras de Grecia y Chipre.

Turquía también se enfrenta a sanciones de la Unión Europea por desplegar dos buques de perforación dentro de las aguas territoriales de Chipre.

Misiles rusos

A los funcionarios estadounidenses les preocupa que la prohibición haya acercado a Chipre, miembro de la UE, a Rusia, y la isla firmó en 2015 un acuerdo de acceso a sus puertos.

En virtud de la nueva ley, Estados Unidos seguirá restringiendo ciertas tecnologías sensibles a Chipre a menos que Washington certifique que la isla niega a los buques militares rusos el acceso al puerto para reabastecerse de combustible y de servicios.

En 1997, Turquía amenazó con atacar a Chipre si seguía adelante con la instalación del avanzado sistema de defensa antimisiles S-300 de Rusia. Los misiles fueron enviados a Grecia en su lugar.

La controversia es ahora una reliquia de otro tiempo, con Turquía enfrentando la amenaza de sanciones por comprar el sistema S-400 a pesar de ser miembro de la OTAN.

Los representantes de Turquía y de la autodenominada República Turca del Norte de Chipre han presionado contra el levantamiento del embargo, argumentando que el Congreso estaba dando luz verde a una carrera armamentista.

Se espera que el Senado también vote a favor del proyecto de ley, que debe ser firmado por el presidente Donald Trump antes de la medianoche del 20 de diciembre.

Financial Mirror

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com