Estados Unidos ordena a los militares en el extranjero detener los viajes para limitar la propagación del coronavirus.

El Pentágono ha ordenado al personal militar, a los empleados civiles y a sus familiares detener todos los viajes y movimientos en el extranjero durante 60 días para frenar la propagación del Coronavirus, dijo ayer miércoles el secretario de Defensa Mark Esper a Reuters en una entrevista.

La retirada estadounidense de las tropas de Afganistán continuará, aseguró Esper. También se aplicarán otras excepciones, aunque no se especificaron.

El ejército de Estados Unidos tiene personal en más de 150 países en todo el mundo.

Hasta ahora, el Departamento de Defensa ha dependido en gran medida de los comandantes locales para aplicar las políticas destinadas a limitar la propagación de la enfermedad del Coronavirus entre las tropas.

El miércoles por la mañana, el general de brigada de la Fuerza Aérea, Paul Friedrichs, cirujano del Estado Mayor Conjunto, defendió la continuación de los ejercicios de entrenamiento y las formaciones en algunas unidades militares y dijo que no podía predecir, a partir de los datos actuales, qué precauciones podrían ser necesarias dentro de tres semanas.

El general Friedrichs indicó que los procedimientos de mitigación para el personal del departamento de defensa varían en las diferentes áreas de despliegue. Friedrichs también dijo que se han realizado “muy pocas” pruebas de coronavirus entre las tropas estadounidenses en África.

El general señaló que la curva del personal militar afectado por el virus no se ha detenido.

El Departamento de Defensa anunció 227 casos positivos de COVID-19 entre el personal militar el miércoles, frente a los 174 del día anterior.

Más de 180 miembros de la familia militar, empleados civiles y contratistas del departamento de defensa también han dado positivo por COVID-19. Un contratista militar ha muerto como consecuencia de la enfermedad.

Dentro de Estados Unidos, la Armada ha ordenado a dos barcos  hospitales, el USNS Mercy y el USNS Comfort, que atraquen en Los Ángeles y Nueva York, respectivamente, para aliviar la presión sobre los hospitales locales a medida que los pacientes con Coronavirus ingresan.

El ejército también se está preparando para desplegar instalaciones médicas de campo en Nueva York y Seattle.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com