Estados Unidos seguirá defendiendo a Taiwán de las amenazas de China.

La administración Biden está reiterando su apoyo a la autodefensa de Taiwán en respuesta a lo que llama las acciones cada vez más provocativas de China contra la isla autónoma.

Kurt Campbell, uno de los principales asesores de la Casa Blanca para el Indo-Pacífico, dijo el viernes durante una conferencia de prensa que la Casa Blanca buscará estrechar los lazos con Taiwán ante lo que denominó la actividad militar cercana, potencialmente desestabilizadora de China. Sus declaraciones se producen en un momento en que Pekín sigue enfadado por la reciente visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a Taiwán, que China considera parte de su territorio.

El mes pasado, las fuerzas chinas iniciaron una serie de extensos ejercicios militares cerca del estrecho de Taiwán que comenzaron después de que Pelosi partiera de Taipei tras reunirse con funcionarios taiwaneses con otros legisladores estadounidenses. El Ministerio de Defensa taiwanés informó de la presencia de un número récord de aviones y barcos chinos en su espacio marítimo y aéreo circundante, con aviones militares volando más de 300 salidas alrededor de la isla.

“China ha reaccionado de forma exagerada, y sus acciones siguen siendo provocativas, desestabilizadoras y sin precedentes”, dijo Campbell el viernes. “China lanzó misiles en las aguas que rodean a Taiwán. Declaró zonas de exclusión alrededor de Taiwán que interrumpieron el tráfico civil, aéreo y marítimo”.

Campbell dijo que China ignoró la línea central establecida desde hace tiempo que separa a Taiwán de China. En respuesta, afirmó que el presidente Joe Biden ordenó que el USS Ronald Reagan permaneciera estacionado en el Mar de Filipinas, al este de Taiwán.

Estados Unidos ha tenido una relación complicada con Taiwán desde que el presidente Richard Nixon restableció las relaciones con la China dirigida por los comunistas. Desde el acercamiento a Pekín, Estados Unidos ha reconocido “una sola China”. Al mismo tiempo, Estados Unidos ha mantenido relaciones no oficiales con Taiwán, aunque no ha aceptado formalmente la reclamación de China sobre la isla.

Campbell dijo que Estados Unidos sigue comprometido con su política de “una sola China”, al tiempo que continúa cumpliendo con sus obligaciones establecidas en la Ley de Relaciones con Taiwán de 1979, que, según dijo, incluye el apoyo a la autodefensa de la isla.

“Nos oponemos a cualquier cambio unilateral del statu quo por parte de cualquiera de los dos bandos, y no apoyamos la independencia de Taiwán, y esperamos que las diferencias a través del Estrecho se resuelvan por medios pacíficos”, dijo.

En los próximos días, Campbell dijo que la Casa Blanca presentará “una ambiciosa hoja de ruta para las negociaciones comerciales” con Taiwán. En consonancia con la política estadounidense de una sola China, el gobierno de Biden “profundizará nuestros lazos con Taiwán, entre otras cosas, continuando el avance de nuestra relación económica y comercial”.

El Congreso está considerando actualmente la Ley de Política de Taiwán de 2022, que aumentaría la ayuda en materia de defensa para la isla. Funcionarios chinos han censurado el proyecto de ley por considerarlo una violación de su soberanía.

Esta semana, el gobierno chino ha publicado un importante documento político en el que aboga firmemente por poner a Taiwán bajo el control de la China continental, insinuando que la fuerza puede ser necesaria para doblegar a la isla.

Jake Thomas

28 thoughts on “Estados Unidos seguirá defendiendo a Taiwán de las amenazas de China.

  • el 13 agosto, 2022 a las 18:18
    Permalink

    Yo me preguntó por qué EEUU apoya la independencia de la República de China (Taiwan) de la República Popular de China … Y no apoya la independencia de las Repúblicas de Donetks y Luganks de Ucrania ?? Porque en un caso apoya la resistencia armada para la integridad territorial y en otra apoya la autodeterminación ? ..

    Respuesta
  • el 13 agosto, 2022 a las 18:28
    Permalink

    EEUU también reconoce que Taiwán es parte de china. Los tres comunicados cuando comenzaron a tener relaciones comerciales, así lo atestiguan. Después está la geopolitica que es un juego en el que caben una cosa y la contraria. Biden dice que no apoya la independencia de Taiwán pero defiende a Taiwán de china ¿¿¿???. En cualquier caso y atendiendo al número de enfrentamientos abiertos entre EEUU y China (guerra comercial, guerra tecnológica, tarifas, guerra espacial, ……. contención de china), y atendiendo al número de bases americanas en esas tierras y mares que bordean china, diría que la proyección de la amenaza es más bien americana y que lo que está en juego es la hegemonía de EEUU y no Taiwán. Esta es una guerra de propaganda y acorralamiento. El gallinero tiene dos gallos y el nuevo quiere su parte.

    Respuesta
  • el 13 agosto, 2022 a las 18:39
    Permalink

    Que malo son los EEUU, otra vez causando Problemas,,,
    Los EEUU encendio la guerra en Ukrania , causo la inflacion mundial ,,,,

    Respuesta
  • el 13 agosto, 2022 a las 23:09
    Permalink

    Quizás deberían tener un gesto que pruebe el apoyo. Destinar oficialmente asesores militares, vender submarinos a Taiwán o apoyar a Taiwán a desarrollar su industria de defensa

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 05:27
    Permalink

    El problema de fondo con Taiwán (entre China y EEUU) es económico, no tan solo político. China se ha convertido en el principal fabricante del mundo gracias al aporte constante de bienes de capital y transferencia tecnológica desde la década de los ’90 -con la caída del comunismo en Rusia- y se ha convertido en adversario global de EEUU, y allí está planteada la problemática actual en la que gira la práctica totalidad del foco de atención estadounidense y por ende de toda la región Asia-Pacífico y que afecta al mundo entero. Con el traslado masivo de las industrias a suelo chino, EEUU esperaba convertir a China comunista en socia interesada en mantener un status en el que tanto Occidente -con EEUU a la cabeza- y Oriente -con China como socio-, abandonaran la lucha ideológica y se aliaran económicamente. Pero el país de la Gran Muralla (dirigida por el PCCh) ha sido más que un socio molesto, ha aprovechado el gigantesco volúmen de producción de bienes materiales para reforzar su estructura de bienes capitales y utilizar ambos en pro de sus propios intereses nacionales (y el del partido).

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 05:31
    Permalink

    (Sigue): Uno de los objetivos primarios de Occidente, que era debilitar al comunismo convirtiendo a su propia población en materialista y que este cambio pusiera en tela de juicio el sistema y en especial al PCCh no ha sido logrado, ya que el crecimiento económico ha permitido al sistema comunista (y al PCCh) demostrar que las opresiones y tensiones sociales del pasado han sido necesarias para disfrutar de la China de la prosperidad actual y que ello es mérito del partido y sus dirigentes. El crecimiento económico chino impide -por una multiplicidad de factores- que internamente esté muy lejos de replantearse el abandono de un sistema que tantos éxitos ha traido aparejado.

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 05:39
    Permalink

    (Sigue): Hoy la lucha ideológica ha desaparecido, tanto de las élites pensantes del mundo como de la percepción general de la gente común, persistiendo en Occidente un concepto a nivel de régimen político, en el que las dictaduras o gobiernos personalistas no democráticos, en general tienen mala reputación y que es válido combatirlos. En este grupo entran regímenes como los de Irán, Corea del Norte, Rusia (afectados por la ley CAATSA) y por supuesto China, más algunos otros como Yemen, Cuba, Venezuela e incluso un aliado como Turquía. Pero increíblemente, algunos que deberían entrar en el mismo nivel de percepción, son excluidos, como muchos países de África y la mayoría de los reinados del Golfo Pérsico. Es que la lucha, antes ideológica, se ha trasladado a un plano más pragmático, el económico. Por ello, según conveniencias, algunos regímenes son tolerados, por más que incumplan las condiciones de percepción negativa. Entonces, aunque sea en el plano político donde se ponga mayor énfasis, la realidad es que Taiwán juega un papel preponderante en la economía, no solo regional, sino mundial.

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 05:42
    Permalink

    (Sigue): La República de China (Taiwán) es hoy el principal productor mundial de microchips y semi conductores, incluyendo los de altísima sofisticación, diseñados en EEUU, pero fabricados en la minúscula isla. Taiwán controla el 65% del mercado mundial de microchips, indispensables para la fabricación de los dispositivos electrónicos de uso diario, como teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, consolas de juegos, relojes, máquinas de control numérico, instrumental digital, etc. Corea del Sur tiene una participación del 18%, otro 12% está repartido por empresas multinacionales estadounidenses con capitales internacionales y fábricas diseminadas por todo el mundo, mientras que China solo tiene una muy escasa participacion del 5%, además que muchos analistas consideran que está retrasada en el desarrollo y que alcanzar paridad tecnológica en este campo le llevaría alrededor de 15-20 años.

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 05:44
    Permalink

    (Sigue): EEUU depende en alto grado de Taiwán en este rubro, en especial del gigante TSMC, que por sí misma controla el 50% de la producción mundial. Esta dependencia implica gran peligrosidad para EEUU que ambas chinas se unan, ya que China reunificada (seguramente conunista) pasaría de un solo golpe a controlar el 70% de una de las industrias más importantes del mundo, con la más avanzada tecnología. Si así sucediera, probablemente Occidente se vea privado de un elemento fundamental para la industria, afectando muchas otras -incluso muchas de base como la automovilística y aeronáutica-. Reemplazar ese nivel de producción con nuevas instalaciones llevaría mucho tiempo e incrementaría los costos más allá del nivel adecuado de competitividad. Para prevenir esta situación EEUU ha pedido a TSMC que abra nuevas plantas de microchips avanzados en Arizona, a lo que la empresa taiwanesa ha accedido, pero también llevará tiempo, que quizá no tenga si China continental invade la isla a corto plazo. Aquí hay un meollo que no se percibe en la superficie del problema entre China y Taiwán, pero subyace como un elemento muy importante, en especial para EEUU.

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 05:57
    Permalink

    (Sigue): Otro problema asociado a Taiwán es de orden geopolítico. La rocosa isla -situada a solo 120 km del continente- es parte de una barrera geográfica natural conocida como “primera cadena de islas”, que nace al sur de Japón, pasa por Taiwán, continúa por Filipinas y se extiende hacia el mar de China Meridional hasta Vietnam, pasando por Malaysia. Los países ubicados en esta barrera son todos aliados de EEUU -o enemigos nominales como Vietnam-, por lo que China está ciertamente “rodeada” estratégicamente. Si China poseyera Taiwán podría proyectar su dominio sobre el océano pacífico y dominar los mares de China Oriental hasta Corea y Japón y el mar de China Meridional, y todas las rutas navieras del comercio mundial que por allí pasan. Esta condición implica también una cuestión estratégica. Las aguas bajas situadas dentro de esta cadena de islas permiten a los vigilantes de las armadas de EEUU y sus aliados conocer con mucha exactitud los movimientos de los SSBN y SSN chinos en cuanto abandonan sus atracaderos protegidos (ayudados por la alta firma acústica que aún poseen).

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 06:05
    Permalink

    (Sie): Taiwán es la puerta hacia las aguas profundas antes de la segunda cadena de islas y el enorme océano Pacífico, en el extremo del cual se encuentra el continente americano. Su posesión permitiría adelantar las bases de submarinos, actualmente en los lejanos puertos de las costas de China continental. Finalmente, sin entrar en consideraciones acerca de la legalidad internacional o no de Taiwán, resulta notoria la ambigüedad política de EEUU respecto de esta existencia “de facto” de dos países que dicen llamarse China. En efecto, desde 1971 la ONU ha reconocido a Pekín (República Popular) como “China”. Desde entonces muy escasos países (15) han reconocido a Taipei diplomáticamente, mientras que el resto -entre ellos EEUU- alimenta esa ambigüedad en que Taiwán conserva virtualmente las características de un Estado independiente aunque su estatus legal sea poco claro.

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 06:20
    Permalink

    (Sigue): En el aspecto económico la ambigüedad política no ha sido tenida en cuenta, ya que Taipei mantiene un alto nivel de intercambio con todo el mundo libre, en especial con EEUU. Al márgen de si la reunificación es una “cuestión interna” o si por el contrario se trata de que EEUU debería decididamente ayudar militarmente a la isla (democrática, defensora de los derechos y libertades individuales) en caso de agresión militar por parte de China continental (dictadura comunista, restrictora de los derechos y libertades), la política real estadounidense ha sido de ambigüedad estratégica ya que no ha declarado oficialmente que apoyaría militarmente a Taiwán, pero tampoco que no lo hará, ni tampoco expresado cómo lo haría. De la misma manera, nunca se ha declarado en favor de las reivindicaciones de Pekín sobre la isla.

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 06:23
    Permalink

    (Sigue): En caso de invasión, Taipei seguramente ralentizará la conquista con guerra asimétrica y pedirá ayuda internacional. La actitud del mundo entonces dependerá de cómo reaccione EEUU. Por el momento solo ha vendido armas a Taiwán desde el inicio, lo cual es un reconocimiento tácito. No ha realizado acuerdos defensivos oficiales y la isla no forma parte de ninguna estructura militar regional, pero la visita oficial de Pelosi (presidente de la Cámara de Representantes) es una señal a China -y al mundo- que EEUU estaría dispuesta a intervenir en caso de agresión militar de la República Popular China, convirtiendo al “asunto interno” en internacional. Lo cierto es que Taiwán no está indefensa y si bien la diferencia de potencia militar es abrumadora a favor de Pekín, las operaciones militares podrían ser demoradas lo suficiente como para que Taipei pida ayuda internacional y entonces EEUU deberá abandonar esa indefinición que la ha caracterizado y tomar la decisión de ayudar o no. En el fondo de esta decisión residen los elementos económicos y estratégicos reseñados anteriormente.

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 06:28
    Permalink

    (Sigue): Pero el que tiene que tomar la decisión más grave es Pekín. Nadie duda que la diferencia de potencial militar entre Pekín y Taipei tiene un vencedor anunciado. Pero la ambigüedad estratégica de EEUU en este caso actúa como elemento disuasorio primordial, porque en nuestra opinión, a pesar de su poderío, China aún no está preparada para sostener una guerra con EEUU. La simple duda si intervendrá o no es suficiente para impedirla, más aún con el hecho de que un representante político de máximo nivel haya visitado la “isla rebelde”.

    Respuesta
  • el 14 agosto, 2022 a las 13:16
    Permalink

    La isla es territorio chino, es lo aprovado en La Resolución 2758 de la Asamblea General de Naciones Unidas, todo lo demas son tonterias de proimperialistas buscando una justificación para una nueva guerra que llene los bolsillos de los useños/anglos y que empobrezca mas al mundo.

    Respuesta
    • el 15 agosto, 2022 a las 12:42
      Permalink

      Sr. Gerión, entre mil factores distintos, lo que ha empobrecido el mundo son 100 millones de trabajos que se han ido a China, restándolos a Occidente. Mientras aquí había seguridad social y prestaciones por desempleo, allí encuentras condiciones de semi esclavitud. Eso sin contar con la barbaridad que han contaminado. China no quiere ciudadanos, quiere súbditos sumisos.

      Estar claro que Taiwán debe formar parte de China, pero eso, solo cuando se hayan convertido en una democracia parlamentaria.
      Es una vergüenza que los yankees se encuentren solos ante China. La defensa de Taiwán debe ser tarea de los occidentales, por que si la isla cae, tocará apretarse, y mucho, los machos, incluidos los anti useños.

      Respuesta
      • el 15 agosto, 2022 a las 20:27
        Permalink

        Bueno tendriamos mucho que discutir sobre ese tipo de democracia. Si se refiere a una autentica democracia como la alemana estariamos de acuerdo. En temas economicos soy un capitalista convencido, por lo que los empleos se van donde hay mas ganancia, no voy a dar nombres pero todos podemos adivinar quien esta fabricando alli, marcas deportivas, de automoviles, etc., cuando no lo hacen en economias aun mas esclavistas que la china que tambien todos podemos adivinar.

        Respuesta
  • el 15 agosto, 2022 a las 13:33
    Permalink

    En general la historia reciente ha demostrado que las resoluciones de la ONU no han sido respetadas por los actores principales, empezando por su patrocinador fundamental, EEUU (no olvidemos que la ONU es la continuación de la “Sociedad de Naciones” constituido como organismo de arbitraje internacional de conflictos, creado en 1919 en el marco del Tratado Versalles como consecuencia de la iniciativa de los “14 puntos” del presidente norteamericano Wilson). Co esto queremos manifestar que las resoluciones desoluciones de la ONU tienen escaso peso específico real y no son necesarismente respetadas por los países poderosos si no son conformes a sus intereses; es decir no tiene fuerza de ley universal. Creemos que la ONU es un organismo que no cumple con la misión encomendada, aunque aún mantiene el espíritu con el que fue concebido.

    Respuesta
    • el 15 agosto, 2022 a las 23:05
      Permalink

      Pues lo mismo. El slogan “America first” ya lo deja bien claro. Y si esto no fuera suficiente pues tenemos este otro slogan “america exceptionalism”. A esto le añades las declaraciones de John Bolton, ex secretario de estado para la seguridad, reconociendo que eso de dar golpes de estado “all around the world” está bien y es necesario y ya tenemos la cuadratura del círculo completa. Añádele eso de que son la policía del mundo, etc, etc, etc. Y muchos etcétera más.

      Respuesta
      • el 16 agosto, 2022 a las 11:28
        Permalink

        Este comentario debería ser la respuesta a la pregunta de Juan francisco=VIAJERO y no estar junto a fer65. Me he equivocado.

        Respuesta
  • el 15 agosto, 2022 a las 13:49
    Permalink

    Además, el idealismo ha sido reemplazado por el pragmatismo y las razones económicas dominan las decisiones estratégicas. Es decir que la política está al servicio de los más grandes actores económicos. Esta es una realidad ineludible. Por lo tanto, no es relevante que EEUU o China tomen decisiones respecto de Taiwán de acuerdo a resoluciones de la ONU. China es una construcción material de los capitalistas estadounidenses (y luego europeos) que querían maximizar sus ganancias. Los estrategas políticos tenían objetivos que no se cumplieron porque a pesar que todos los indicadores señalaban que el proceso político no estaba dando los resultados esperados (la materialización de la sociedad china y el resquebrajamiento del PCCh), los actores económicos impidieron que se diera marcha atrás. La ecuación es simple. China quiere a Taiwán no solo por una cuestión fundamentalista de reunificación. Si fuese una isla pelada sin la influencia económica actual, hace rato que a EEUU le hubiera dado lo mismo si estuviese en manos chinas o no. Con la caída del muro de Berlín también cayó la lucha ideológica y fue reemplazada por la dura y cruda lucha económica. Esa es la realidad.

    Respuesta
  • el 15 agosto, 2022 a las 19:58
    Permalink

    Solo me surge una duda que os planteo a todos vosotros.
    Imaginemos por un momento que el régimen comunista caé en la República Popular China, convirtiéndose la misma en un democracia de primer nivel. ¿Permitiría entonces Estados Unidos la unificación de la China continental con la República de China (y con la mayoría de la población de ambas Chinas conforme con la reunificación), y más sabiendo los estadounidenses en qué esa reunificación crearía una nación económicamente más fuerte que la suya (no hablo de poder militar, que también lo sería) ?.
    Yo personalmente dudo que los estadounidenses lo permitieran y buscarían cualquier excusa, o incluso provocarían un golpe de estado en la República de China (o Taiwán como mal la llamán algunos), para poner un gobierno secesionista títere, cómo tan frecuentemente ha hecho en Hispanoamérica y en otros lugares del mundo y solo para favorecer sus intereses.
    ¿Y vosotros que pensáis?

    Respuesta
    • el 16 agosto, 2022 a las 01:26
      Permalink

      Pues Juan Francisco, es factible que los EE.UU se retirasen y no cometiesen injerencias militares sobre la antigua Formosa si se viese que China pasa del expansionismo actual y se dedicase a lo suyo. Que no es otra cosa que buscar la prosperidad para sus ciudadanos. Peero…eso es altamente improbable en este lapso de tiempo generacional que estamos.

      Respuesta
    • el 16 agosto, 2022 a las 05:57
      Permalink

      Por supuesto que USA no tendria problemas con la unificacion de China y Taiwan en ese caso, pero Taiwan no querria reunirse porque sus elites querrian mantener su coto de caza por asi decirlo y no depender de administraciones ajenas, por muy pro-occidental que se hayan vuelto. Por otro lado, esta hipotetica nueva China tampoco tendria problemas en dejar a Taiwan independiente, porque ya no primaria una preparacion para una confrontacion, como la que espera el PCCH, que exije esa isla como activo geografico. En este caso hipotetico China pasaria a ser un miembro mas del club capitalista y quedaria en paz con todo el mundo.
      El club occidental se agrandaria y pasaria a posar sus ojos sobre los discolos rusos, norcoreanos y loquitos varios de oriente medio.

      Respuesta
    • el 16 agosto, 2022 a las 08:26
      Permalink

      Que tiene usted toda la razón.
      xD

      Respuesta
    • el 16 agosto, 2022 a las 23:03
      Permalink

      Pues sr. Juan Francisco= VIAJERO, tengo clarísimo que los useños buscarían cualquier escusa para intentar mantener el status quo. Una China democrática unida a Taiwán sacudiría demasiados avisperos y sería intolerable para su aún supremacía.

      Respuesta
  • el 16 agosto, 2022 a las 11:48
    Permalink

    Eso es de geopolitica de primero, aqui de lo que se habla no es de democarcia como algunos se empeñan en relatar, se trata de poder y bajo ningun concepto, el mundo anglosajon y sus “aliados o tontos utiles” van a permitir que otro pais o grupo de paises, sea democratico o no, le dispute el poder mundial. Donde esta escrito que una China democratica no buscaría tener el mayor peso politico y estrategico mundial, para algunos ser democratico y del club occidental es plegarse a los deseos de los usa.
    Por lo tanto mi opinion es que nunca dejaran que Formosa se una a la parte continental, si hace falta se organiza un golpe de estado en la isla para evitarlo, que en eso los american son unos expertos, en Egipto ganan las elecciones democratica el partido de los hermanos musulmanes y como a la policia del mundo no le interesa, organizan un golpe de estado, en la actualidad es una dictadura peeeero no pasa nada, ningun problema son dictadores aliados de los useños y ya se sabe los distadores si son aliados son buenos, si no son malos, expansionista, locos, maltratadores de su pueblo y asi hasta el infinito y mas allá.

    Respuesta
  • el 16 agosto, 2022 a las 14:03
    Permalink

    En el caso que plantea Francisco hay que entender el propio proceso de Taiwán, que en realidad hoy aspira a la independencia. Son dos generaciones de librepensadores y acostumbrados a tomar decisiones con la isla en mente. Para los taiwaneses representa una suerte de orgullo hacer frente a una de las tres mayores potencias del mundo, si bien hasta ahora no han luchado. Por otro lado sus empresarios han cruzado línea con los estadounidenses, al punto que no querrían verse disminuidos respecto de sus símiles continentales y seguir manteniendo su status. La mayor parte de los elementos de análisis indican que si existiese un gobierno democrático en el continente, la isla intentaría imponer condiciones para la unificación. Es una incógnita cuáles serían, pero para EEUU, con o sin unificación, sería un triunfo absoluto. Aún asi personalmente creemos que a EEUU le conviene la grieta. China+Hong Kong+Taiwán constituiría un bloque económico demasiado desafiante. En ese caso promocionaría la independencia y reconocería la escisión. La primer embajada en el nuevo país sería la de EEUU.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.