Estados Unidos y Corea del Sur posponen los ejercicios militares conjuntos debido al coronavirus.

Los militares de EE.UU. y Corea del Sur han pospuesto los ejercicios conjuntos previstos para que comenzaran a partir de hoy debido a que el país asiático ha anunciado un mayor aumento en los casos de coronavirus hasta la fecha.

La decisión de retrasar el entrenamiento se ha tomado después de que el gobierno de Seúl haya declarado su nivel de alerta “grave” sobre el virus, ha informado el Comando de Fuerzas Combinadas, añadiendo que el aplazamiento será “hasta nuevo aviso”.

Estados Unidos tiene 28.500 soldados en Corea del Sur para protegerlo contra el Norte con armas nucleares, muchos de ellos con base en el sur de Seúl en Camp Humphreys en Pyeongtaek, la mayor instalación militar en el extranjero de Washington.

Los aliados en materia de seguridad han reducido considerablemente los ejercicios militares conjuntos anuales para facilitar las conversaciones nucleares con Pyongyang, que condena estos ejercicios como preparativos para una invasión, aunque se había planeado un ejercicio de coordinación de mandos para esta primavera.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC) han anunciado más de 500 nuevas infecciones hasta hoy jueves, su mayor aumento hasta el momento, ya que el virus se ha propagado en la decimosegunda economía más grande del mundo con un total de 13 personas muertas.

El Sur tiene hasta hoy 1.766 casos, la cifra más alta del mundo fuera de China, donde la enfermedad surgió por primera vez en diciembre y desde entonces se ha extendido a docenas de países.

El viceministro de salud, Kim Gang-lip, se ha disculpado por “causar preocupación” con el rápido aumento.

Se espera que el total aumente aún más después de que se hayan iniciado los controles a más de 210.000 miembros de la Iglesia de Jesús Shincheonji, una entidad secreta a la que se suele acusar de ser una secta que está relacionada con alrededor de la mitad de los casos del país.

Una mujer miembro del grupo desarrolló fiebre el 10 de febrero, pero asistió al menos a cuatro servicios religiosos en Daegu, la cuarta ciudad más grande de Corea del Sur, con una población de 2.5 millones de habitantes y el epicentro del brote, antes de que se le diagnosticara el virus.

Corea del Sur tiene un sistema médico avanzado, una prensa libre y una fuerte cultura de responsabilidad pública, características que, según los observadores se encuentran detrás de sus estadísticas relativamente altas: hasta ahora ha realizado más de 65.000 pruebas en pacientes sospechosos en todo el país.

The Defense Post

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com