Estas son las ventas militares extranjeras aprobadas por el Departamento de Estado en el año fiscal 19.

El Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó 67.900 millones de dólares en armas en el año fiscal 2019, lo que indica que la posición estadounidense en el comercio mundial de armas sigue siendo fuerte.

El número, repartido entre 64 solicitudes de adquisición individuales de 28 países diferentes y un consorcio de la OTAN, representa el segundo año consecutivo en que el valor total de las solicitudes de ventas militares extranjeras (FMS) ha disminuido ligeramente. Pero el total sigue representando casi el doble del total aprobado por el Departamento de Estado en el año fiscal 2016.

Estos números representan ventas potenciales de armas que el Departamento de Estado autorizó internamente y que luego pasó al Congreso a través de la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa (DSCA). Las notificaciones no representan ventas finales; si el Congreso no rechaza la venta potencial, entonces entra en negociaciones, durante las cuales las cifras en dólares y las cantidades de equipos pueden cambiar. En algunos casos, como se destaca en la gran notificación de solicitud de FMS para que Turquía compre baterías Patriot, esas ventas nunca se producirán.

Sin embargo, aunque no son dólares sólidos, las notificaciones son una forma notable de rastrear el interés en adquirir armas estadounidenses de socios extranjeros, y pueden ser un indicador importante de las ventas finales por venir.

Geográficamente, la región del Pacífico lideró el camino con 21 solicitudes, con un total de 24.800 millones de dólares en ventas potenciales, lo que es notable dado el énfasis puesto por la administración Trump en que el Pacífico representa un teatro prioritario para el futuro. A continuación, el Oriente Medio, con 18 solicitudes por un total de 15.200 millones, Europa tenía 18 solicitudes por valor de 19.800 millones; la única nación de África, Marruecos, presentó seis solicitudes por un total de 7.260 millones; y Canadá presentó tres solicitudes, por valor de 731 millones de dólares.

El mayor cliente potencial, en un momento en que se está llevando a cabo un esfuerzo de todo el gobierno contra China, es Taiwán. Con más de cuatro solicitudes diferentes, Taiwán solicitó 10.700 millones en ventas, impulsadas principalmente por 8.000 millones para los aviones F-16 buscados desde hace mucho tiempo, así como 2.000 millones de dólares para los tanques Abrams.

En segundo lugar estaba Japón, con 7.540 millones en ventas solicitadas, repartidas en seis solicitudes. Eso fue impulsado por tres tramos diferentes de misiles SM-3 y un sistema de defensa antimisiles Aegis Ashore. Marruecos, que recibió autorización para seis solicitudes separadas por un total de 7.260 millones en armas estadounidenses, quedó en tercer lugar. Su adquisición fue impulsada principalmente por la compra de nuevos aviones de combate F-16 y el equipo asociado, así como por una solicitud de tanques Abrams.

Como siempre con las notificaciones FMS, unas pocas ventas importantes pueden impulsar el total general. Dieciséis de las 63 solicitudes de ventas superaron los 1.000 millones, lideradas por la solicitud de Taiwán de F-16 (8.000 millones), la solicitud de Polonia de F-35 (6.500 millones), la de Marruecos de F-16 (3.790 millones), la adquisición de helicópteros Chinook del Reino Unido (3.500 millones), la solicitud Patriot de Turquía (3.500 millones) y la mayor solicitud de Japón de SM-3 (3.300 millones de dólares).

El F-16 fue un importante impulsor de las solicitudes de FMS este año, lo que demuestra que el avión legado de Lockheed Martin sigue siendo popular en todo el mundo. Ocho solicitudes, con un total potencial de 15.800 millones en ventas, se referían a los F-16, desde la solicitud de tramos de cazas de Taiwán, Marruecos y Bulgaria hasta 125 millones de dólares para el apoyo a la seguridad de Pakistán en relación con sus cazas F-16.

Si bien los números son fuertes, Roman Schweizer, analista de Cowen, señala que las realidades políticas podrían alterar un número inusual de estos posibles acuerdos en el próximo año.

“En particular, para el año fiscal 19, hay una serie de grandes ventas que pueden ser poco probables por razones políticas o de otro tipo: estas incluyen una venta de 3.500 millones de dólares a Turquía del sistema de misiles Patriot de Raytheon, una venta de 2.000 millones a Taiwán de los tanques M1 Abrams de General Dynamics y una venta de 8.000 millones a Taiwán de los F-16 de Lockheed Martin”, escribió en una nota a los inversores. “No creemos que sea posible una compra de misiles Patriot por Turquía, ya que continúan siendo dueños y operando los S-400 de fabricación rusa. Y aunque Taiwán necesita armas estadounidenses (cazas, tanques y más), existe una preocupación legítima de que esas ventas puedan detenerse si hay un acuerdo estratégico más amplio con China sobre temas comerciales y económicos.”

“Si ese es el caso, alrededor del 20% de los posibles acuerdos de este año no son viables, lo que significa que este sería un año de reducción, pero no tan bajo como los 37.000 millones del año fiscal 2016”.

Tanque Abrams

Desde el punto de vista corporativo, Schweizer estima que Lockheed Martin es el gran ganador del año con 32.000 millones, seguido por Raytheon con 15.000 millones, Boeing con 9.000 millones, General Dynamics con 3.000 millones, Northrop Grumman con 1.200 millones y Textron con 600 millones.

Un problema específico para la contabilidad del año fiscal 19 fue la inclusión de 3.900 millones como parte de un controvertido paquete de emergencia impulsado por la administración Trump para Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Durante la mayor parte del año, esas armas estuvieron retenidas en el Congreso por la preocupación de cómo se utilizarán como parte de las acciones dirigidas por Arabia Saudita contra los combatientes apoyados por Irán en Yemen, una operación que ha contribuido a una crisis humanitaria en ese país. El problema se intensificó después de la muerte del columnista Jamal Khashoggi, que ha estado vinculado a la familia real saudí.

En mayo, el Departamento de Estado anunció que se utilizaría una exención de emergencia para impulsar la venta de armas; mientras que la administración citó como razón una amplia amenaza de Irán en la región, la medida recibió una reprimenda bipartidista tanto del Senado como de la Cámara de Representantes, y algunos miembros expresaron su preocupación por el hecho de que se tratara de una medida que sentó un precedente para quitarle al Congreso los poderes de veto sobre la venta de armas.

Esos 3.900 millones de dólares se dividieron entre siete notificaciones de FMS, cuatro para los Emiratos Árabes Unidos y tres para Arabia Saudita.

Aaron Mehta

Un comentario en “Estas son las ventas militares extranjeras aprobadas por el Departamento de Estado en el año fiscal 19.

  • el 12 octubre, 2019 a las 01:09
    Permalink

    Me recuerda una frase de la pelicula “El Señor de la Guerra”, donde Yuri Orlov (Nicholas Cage) le dice al de Interpol; “El presidente de EEUU despacha en un dia lo que yo despacho en un año”.

    Respuesta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com