Este es el primer drone autónomo de ataque de Rusia.

El avión teledirigido de ataque pesado “Hunter” no tiene igual en los Estados Unidos.

Desde Rusia han surgido imágenes de lo que parece ser un nuevo avión no tripulado. Se cree que la aeronave es un avión no tripulado de ataque pesado “Okhotnik” (“Hunter”) Sukhoi, en desarrollo desde 2011. Okhotnik está diseñado para atacar objetivos en tierra en apoyo de aviones tripulados, destruyendo las defensas aéreas y las unidades de los cuarteles generales.

Las imágenes aparecieron por primera vez en las redes sociales rusas que mostraban aviones con alas de un solo motor y sin cabina de mando. El dron está claramente construido para el sigilo, pero carece de ciertas características de sigilo: aparece cubierto con lo que probablemente son antenas para propósitos de prueba, y la tobera del motor está sin tapar y expuesta. En última instancia, Okhotnik incluirá el uso de materiales compuestos y un revestimiento anti-radar para reducir aún más la firma de su radar. Parece que hay un poco de calor por detrás del motor, que irradia hacia arriba, para indicar que el motor del turbofán del avión está activo.

Presunto Okhotnik drone ataque pesado.

El dron es oficialmente conocido como Udarno-Razvedyvatelnyi Bespilotnyi Kompleks, o “Complejo No tripulado de Ataque-Reconocimiento” (“Complejo” es el equivalente ruso de llamar “sistema” a un arma o equipo en Occidente) Okhotnik fue diseñado como un avión de combate de 20 toneladas, un tamaño impresionante teniendo en cuenta que el Super Hornet F/A-18E/F estadounidense pesa 16 toneladas vacío e incluye una cabina y sistemas de soporte vital para un piloto.

El gobierno ruso firmó un acuerdo de desarrollo con la Oficina de Diseño de Sukhoi en 2011, momento en el que se describió al avión no tripulado como un “avión de sexta generación” impulsado por dos motores Klimov RD-33MK sin combustión posterior o un solo motor como el Sukhoi Su-57. La presencia de una sola tobera de motor indica que Okhotnik siguió esta última ruta. Okhotnik supuestamente tiene una velocidad máxima de 621 millas por hora (999,4 km).

En julio de 2018, la oficina de noticias TASS del gobierno ruso citó a un experto en aviación militar diciendo: “Probablemente, el Okhotnik ha sido diseñado para cumplir misiones similares a las asignadas para los vehículos aéreos no tripulados de Estados Unidos, destruyendo los sistemas de defensa aérea, comunicaciones, los puestos de mando y control enemigos en situaciones en las que el uso de aeronaves está asociado con riesgos considerables para las tripulaciones “.

El prototipo Okhotnik carece de protección para el escape del motor que reduciría su radar posterior y las firmas de infrarrojos.

Okhotnik será un drone totalmente autónomo. Es decir, podrá despegar, cumplir su misión y aterrizar sin la interferencia humana. El uso de las armas requerirá la aprobación humana, manteniendo a un “hombre al tanto” que pueda analizar críticamente una situación de combate y, si es necesario, abortar un ataque. Okhotnik será pionero en el desarrollo de un sistema de inteligencia artificial de combate que eventualmente, se convertirá en la sexta generación de aviones de combate de Rusia.

El desarrollo de Okhotnik se llevó a cabo en la planta de aviación de Chkalov, con sede en Novosibirsk, y según los medios de comunicación estatales rusos, desde el mes de octubre de 2018, se han llevado a cabo las pruebas en la pista de aterrizaje. Las fotos que se han hecho públicas son probablemente de esas fechas y no sugieren que el avión haya volado todavía. En noviembre, TASS informó que el siguiente paso después de las pruebas en pista era “incluir los llamados saltos; la aeronave despegará brevemente y aterrizará casi inmediatamente. Una vez que esas pruebas hayan terminado, el avión no tripulado realizará su primer vuelo”. TASS ha informado que los vuelos comenzarán en la primavera de 2019.

El ejército de Rusia no ha integrado aviones de combate no tripulados en su inventario en la misma medida en que lo ha hecho Estados Unidos y se cree que la industria de aviones no tripulados de Rusia es menos sofisticada que la de Occidente. Por otro lado, los drones estadounidenses armados, están en su mayoría relegados al MQ-9 Reaper y a los aviones más pequeños que utilizan motores turbopropulsores de empuje. El primer avión no tripulado equipado con turbofan diseñado para uso militar convencional, el MQ-25 Stingray, funcionará principalmente como un buque cisterna de reabastecimiento aéreo con algunas capacidades de recopilación de inteligencia. En ese sentido, Okhotnik no tiene igual en los Estados Unidos.

Todo lo que sabemos sobre el Okhotnik, aparte de las imágenes, proviene de los medios estatales rusos. Sin embargo, parece que hay un drone furtivo de combate real en pruebas en Siberia. Vale la pena recordar, sin embargo, que el caza de quinta generación Sukhoi Su-57 voló por primera vez en 2010 y que en 2019 todavía no está operativo. Un avión teledirigido autónomo no tripulado, que no es exactamente una especialidad rusa, podría tardar tanto o más tiempo en desarrollarse.

Kyle Mizokami

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com