Este podría ser el próximo destructor de la Royal Navy

Es posible que la Royal Navy ya haya identificado un posible reemplazo para sus destructores Tipo 45. Una versión de la nueva fragata Tipo 26, que debería entrar en servicio con la flota del Reino Unido a mediados de la década de 2020, podría en última instancia reemplazar a las Tipo 45 optimizadas para la defensa aérea a partir de la década de 2030.

La perspectiva de desarrollar una variante de defensa aérea del Tipo 26 ofrece cierta esperanza a los asediados constructores navales del Reino Unido que podrían construir una gran cantidad de barcos de diferentes clases sin una larga pausa de tiempo en la producción.

La publicación Defense Journal informó por primera vez sobre el posible plan para un nuevo destructor. La revista citó a Paul Sweeney, miembro del parlamento del Reino Unido para Glasgow y Escocia, donde BAE Systems mantiene un gran astillero naval. 

“Nos han dicho que ya se está considerando el desarrollo de una variante de guerra antiaérea del Tipo 26, una variante que funcionará como un reemplazo futuro para la flota de destructores del Tipo 45”, explicó Sweeney. “El programa se conoce actualmente como T4X”.

La Royal Navy en 2019 posee solo 19 barcos de escolta, incluyendo 13 fragatas Tipo 23 y seis Tipo 45. Los Tipo 23 son escoltas de uso general con una orientación antisubmarina. Los Tipo 45 con sus poderosos radares Sampson y sus misiles Sea Viper son principalmente barcos de defensa aérea.

Los dos nuevos portaaviones de la flota del Reino Unido podrían navegar seguros en un grupo de combate que incluyera los Tipo 23 y los Tipo 45.

Los Tipo 45 no son excesivamente viejos. Los primeros barcos, el HMS Daring,  entraron en servicio en 2009. El sexto y último, el MS Duncan, se unió a la flota en 2013. Por lo general, solo cuatro de los destructores tienen tripulaciones y están disponibles para su despliegue. Los otros dos están en proceso de reparación.

Recientemente, al haber lanzado sus dos nuevos portaaviones, la Royal Navy ha cambiado su enfoque a la adquisición de nuevas fragatas para reemplazar a las Tipo 23 de la década de 1990. El plan es adquirir ocho nuevas del Tipo 26 y cinco del Tipo 31.

BAE Systems está construyendo el Tipo 26 de 7.000 toneladas de desplazamiento. Babcock, también con sede en Escocia, está construyendo los Tipo 31 ligeramente más pequeños. Canadá y Australia están comprando las Tipo 26 y Babcock espera también vender las Tipo 31 en el mercado de exportación. Los programas de fragatas deberían mantener ocupados los dos astilleros durante la década de 2030.

Para entonces ya sería hora de comenzar a reemplazar los Tipo 45. Si la marina recurrió a BAE Systems para desarrollar el Tipo 4X, el astillero de la compañía en Escocia podría pasar inmediatamente de la fabricación de las Tipo 26 a la fabricación de los nuevos destructores.

El coste también es una cuestión. Los Tipo 45 cuestan un poco más de mil millones de dólares cada uno. Los Tipo 26 son un poco más baratos de esa cantidad. Pero agregar un mejor radar y misiles de largo alcance a una Tipo 26 indudablemente aumentaría el coste de la nave resultante.

Para Defense Journal lo ideal sería encontrar un reemplazo de destructores Tipo 45 basado en el Tipo 26 que proporcionaría un medio tangible para satisfacer la aspiración de producir continuamente dos clases estándar de barcos para la Royal Navy, permitiendo una industria de construcción naval más sostenible en el Reino Unido”.

David Axe

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com