Experto naval de EE. UU. advierte: China avanza a por las islas Senkaku.

China no solo busca la expansión territorial en su intento por hacerse con el control de las islas Senkaku de Japón. Quiere  controlar el Mar de China Oriental y obstaculizar las operaciones militares de Estados Unidos.

“A menos que Japón adopte prontamente contramedidas sustanciales para responder, China continuará sin duda una estrategia destinada a arrebatar la soberanía sobre las islas Senkaku en la prefectura de Okinawa”.

Tal es la cruda advertencia que hace Toshi Yoshihara, miembro principal del Centro de Evaluaciones Estratégicas y Presupuestarias (CSBA), un destacado think tank que investiga cuestiones de seguridad en Washington. Yoshihara está ampliamente considerado por sus colegas como la principal autoridad sobre la estrategia marítima china en Estados Unidos.

Basándose en gran medida en materiales en chino, Yoshihiara ha realizado investigaciones sobre la Armada china durante décadas. En el pasado, ha enseñado en la Escuela de Guerra Naval de Estados Unidos, en la Escuela Fletcher de Derecho y Diplomacia y en varias otras instituciones distinguidas.

En una entrevista concedida a principios de febrero al diario The Sankei Shimbun y JAPAN Forward, Yoshihara llamó especialmente la atención sobre la reciente aplicación por parte de Pekín de su Ley de Guardacostas, que autoriza a los buques de la Guardia Costera china a utilizar armas contra buques extranjeros en aguas que reclama, como las que rodean a las Senkakus.

Yoshihara sostiene que las razones de China para querer apoderarse de las Senkakus van más allá del simple expansionismo militar y el engrandecimiento territorial. Afirma que “los dirigentes chinos han llegado a la conclusión de que si consiguen el control efectivo del Mar de China Oriental, podrán obstaculizar las operaciones militares de Estados Unidos”.

Señala que con una serie de informes de investigación publicados el año pasado que muestran que la capacidad de la Armada china supera ahora ampliamente a la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón, los responsables de la toma de decisiones en Pekín creen que ahora están en condiciones de apoderarse de las Senkakus y evitar la intervención del ejército estadounidense.

Entre estos informes, Yoshihara destaca uno escrito por dos expertos militares chinos que contiene un escenario detallado para lograr la toma militar completa de las Senkakus y sus alrededores en menos de cuatro días.

 

En la entrevista, Yoshihara analiza la reciente adopción por parte de China de la nueva Ley de Guardacostas a la luz de los resultados de estas investigaciones. Para Japón, es de vital importancia conocer la opinión de la parte estadounidense sobre la situación de las Senkaku, ya que Japón depende en última instancia de Estados Unidos para la defensa de las Senkakus.

Yoshihara afirma que “China tiene una inclinación por emplear leyes nacionales para promover sus reclamaciones territoriales externas. Así ocurrió con su Ley sobre el Mar Territorial y la Zona Contigua de 1992, en virtud de la cual Pekín presentó reclamaciones sobre varias islas y atolones, así como sobre las islas Senkaku. También fue así con la Ley Antisecesión de 2005, que legitima el uso de la fuerza para apoderarse de Taiwán”.

También señala la estrecha relación que existe en la política internacional entre la soberanía nacional y el derecho al uso de la fuerza. “China está tratando de transformar en realidad sus declaraciones sobre el uso de la fuerza en la defensa de lo que sostiene que es su territorio soberano. La reciente aprobación de la Ley de Guardacostas debe considerarse como parte de su “táctica de salami” favorita para socavar constantemente la antigua soberanía de Japón sobre las Senkakus”.

Según Yoshihara, “con la aplicación de la Ley de Guardacostas, China ha dado otro paso incremental para reforzar su posición sin cruzar abiertamente una línea roja”. Añade que la medida “podría desestabilizar la situación de las Senkaku en su conjunto”, y que Pekín ha dado el paso tras calcular cuidadosamente los riesgos que conlleva.

Yoshihara advierte que “si Japón sólo se retuerce las manos, limitando su respuesta a expresiones de pesar y preocupación, y no toma ninguna acción sustantiva para responder, entonces no hay duda de que China pasará a la siguiente etapa de su plan de juego para arrebatar a Japón la soberanía sobre las Senkaku”.

Yoshihira también cree que mientras Tokio muestre menos voluntad que Pekín para asumir riesgos con el fin de afirmar la soberanía nacional, “Japón estará en el lado perdedor en este concurso de voluntades”.  Y añade: “La única manera de evitarlo es que Tokio demuestre que también está dispuesto a asumir riesgos”.

Existe un consenso suprapartidista entre los expertos en derecho y en relaciones internacionales de EE.UU. de que Japón tiene claramente el derecho de control administrativo sobre las Senkakus y de que EE.UU. ayudará a defenderlas. No obstante, las advertencias de Yoshihira son ciertamente muy preocupantes.

Yoshihara subraya que si bien “el aspecto militar puede ser el principal en la ofensiva de China respecto a las Senkakus, en realidad envuelve también otros elementos, incluyendo los poderes jurisdiccional, legal, diplomático, informativo y mediático”.

Yoshihisa Komori

2 thoughts on “Experto naval de EE. UU. advierte: China avanza a por las islas Senkaku.

  • el 12 febrero, 2021 a las 13:05
    Permalink

    Si atacar Taiwán, o alguna de sus posesiones, es peligroso, hacerlo con Japón lo es muchísimo más. Si lo hacen es que están dispuestos a asumir TODAS las consecuencias. Y si realmente se apuesta por romper el status quo actual esperar al rearme de los posibles agredidos supone una estrategia en la que no importen las pérdidas. Esa es la cuestión: si los otros co-actores estarían dispuestos va asumir el mismo coste. Recuerdo aquella secuencia de la película ” La cima de los héroes” donde los negociadores americanos se interrogan sobre el porqué sus adversarios insisten en una colina sin ningún valor, y su respuesta: cuánto estás dispuesto a sacrificar y hasta donde llega tu determinación.
    Pues en zona estratégica, llegado el caso, quien quiera intervenir deberá tenerlo presente y claro con mucha antelación.

    Respuesta
  • el 14 febrero, 2021 a las 18:08
    Permalink

    Despertar a los viejos samurais no es muy recomendable, que tengan mucho cuidado con las Sensaku, que Japón no va a consentir más Kuriles. La alianza anti China ya se hace urgente en esa parte del Pacífico ( Japón, Australia, Corea del Sur, Taiwán, Filipinas, Vietnam, Singapur, Tailandia, Malasia e Indonesia y como cobertura nuclear a la India y los USA ). Entre todos pueden estrangular el comercio marítimo chino en menos de un mes, y con ello, la economía China.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.