Fragata o destructor: ¿Cuál es la diferencia entre los dos buques de guerra?

Los buques de guerra son una parte clave de la flota de superficie de una marina y vienen en una variedad de formas y tamaños dependiendo de sus capacidades y funciones. Dos tipos comunes de buques de guerra utilizados en la mayoría de las armadas son las fragatas y los destructores. Pero, ¿Cuál es la diferencia entre estos dos buques?

Las fragatas y los destructores son dos de los buques de guerra más comunes en la flota de la marina. Ambos están diseñados para una rápida maniobrabilidad y pueden utilizarse para escoltar y proteger a los buques más grandes de las amenazas aéreas, de superficie y submarinas. Las similitudes entre las fragatas y los destructores han llevado a algunas armadas europeas a utilizar los términos indistintamente.

Por otro lado, las fragatas son más comunes, con casi todas las marinas del mundo en posesión de una fragata como parte de su flota naval, mientras que solo 13 naciones poseen destructores, según el Índice Global de Poder de Fuego 2019. ¿Cuáles son algunas de las diferencias clave?

Casi todas las marinas tienen una fragata.

Fragata británica Tipo 23: HMS Northumberland (F-238)

De las 55 naciones que poseen barcos de fragata, China lidera el mundo con 52 fragatas de tres clases diferentes, seguida, tal vez sorprendentemente, por Taiwán, que tiene 24, y Estados Unidos, con 22 barcos.

Los destructores son mucho menos comunes, con solo un puñado de armadas que poseen este tipo de buques de guerra. La Marina de los Estados Unidos es la propietaria de la mayoría de los destructores con 68 actualmente en servicio. Japón ocupa el segundo lugar con 37, seguido de China, que posee 33 buques.

Algunas naciones, como España y Alemania, oficialmente no tienen destructores, aunque muchas de sus fragatas son casi idénticas a las que otras naciones clasificarían como buques destructores.

Los destructores suelen ser más grandes…

Destructor de la clase Sachsen de la Marina alemana.

Los buques de guerra destructores vienen en una gama de tamaños. Los destructores más pequeños, como la clase Daring Tipo 45 de la Marina Real y el Proyecto 956 Sovremenny de Rusia, miden alrededor de 150 m de eslora, con una manga de unos 17-18 m.

Luego está el destructor de la clase Zumwalt de la Armada de EE.UU., un coloso de 190 m de largo con una manga de 24.6 metros. La clase Zumwalt pesa cerca de 16.000 toneladas, lo que hace que duplique el peso de los destructores más pequeños que pesan alrededor de 8.000 toneladas a plena carga.

Mientras que las fragatas varían mucho en cuanto a tamaño, muchas de las mejores fragatas, como la clase Admiral Gorshkov de Rusia y la clase Sachsen de Alemania, son más pequeñas que los destructores y miden alrededor de 130-150 metros de longitud. Son aproximadamente del mismo ancho que los destructores.

“La distinción clave entre fragatas y destructores es el tamaño y, por extensión, la función”, señala el Dr. Sidharth Kaushal, investigador del Instituto Real de Servicios Unidos para Estudios de Defensa y Seguridad.

“Al  ser más grandes, los destructores pueden transportar y generar más fácilmente la potencia para un radar de alta resolución más potente y un mayor número de celdas de lanzamiento verticales. Por lo tanto, pueden proporcionar una defensa aérea y de misiles en todo el teatro de operaciones para fuerzas como un grupo de batalla de portaaviones y normalmente cumplen esta función.

“Las fragatas generalmente se usan como buques de escolta para proteger las líneas marítimas de comunicación o como componente auxiliar de un grupo de ataque, mientras que los destructores generalmente se integran en grupos de combate de portaaviones como componente de la defensa aérea o se utilizan para proporcionar defensa territorial aérea y contra misiles”.

… Y más rápido

Las fragatas son generalmente más lentas que los destructores, aunque en los tiempos modernos no hay una diferencia significativa. Una de las fragatas más rápidas es la clase Shivalik de la Armada de la India de la que se dice que puede navegar hasta 32 nudos (59 km/h) a la máxima velocidad, mientras que otras navegan entre 26-30 nudos (48-55 km/h).

A pesar de su impresionante tamaño, el destructor de la clase Zumwalt puede viajar hasta 30 nudos, un poco más lento que las clases más pequeñas Sovremenny y Daring, que tienen un promedio de 32 nudos. La clase Zumwalt sigue siendo tan rápida -si no más- que la mayoría de las clases de fragatas.

Los buques destructores modernos alcanzan su punto máximo en torno a los 33 nudos (61 km/h), mientras que el destructor más rápido jamás registrado fue el “Le Terrible” de la Marina francesa, que alcanzó los 45,1 nudos (83,5 km/h) durante las pruebas en el mar en 1935.

Las armas y las capacidades de EW varían en función de las funciones.

No es de extrañar que tanto las fragatas como los destructores estén armados con las últimas armas y sistemas de defensa, que son vitales para llevar a cabo sus funciones de escolta y protección.

Algunas fragatas, como la clase Duke de la Marina Real, tienen capacidades especializadas en la guerra antisubmarina (ASW) y están equipadas con equipos de sonar y torpedos mejorados.

Las fragatas mejoradas con ASW vienen con helipuertos y hangares que alojan helicópteros capaces de identificar y atacar submarinos nucleares utilizando torpedos y cargas de profundidad. La clase Duke está equipada con dos tubos dobles de torpedo Sting Ray y puede alojar un helicóptero Westland Lynx armado con dos torpedos o un Westland Merlin con cuatro torpedos.

“Las fragatas, al ser un buque más pequeño, pueden proporcionar una defensa aérea limitada a sí mismas y a los buques cercanos, pero no son particularmente adecuadas para la defensa aérea en el teatro de operaciones”, dice Kaushal.

“Tienden a ser utilizadas principalmente para funciones de guerra antisubmarina, así como para proporcionar defensa aérea de corto alcance como parte de un grupo de superficie más grande”.

Algunos destructores han sido modificados específicamente para lanzar misiles guiados antibuque y antiaéreos. Las clases Zumwalt y Arleigh Burke de la Armada de Estados Unidos tienen esta capacidad, al igual que la clase Daring de la Armada Real y la clase Sovremenny de Rusia.

El sistema de defensa integral Sea Viper de la clase Daring, permite a la Royal Navy rastrear objetivos a una distancia de hasta 400 km utilizando una matriz de exploración electrónica activa Sampson y un Sistema de Lanzamiento Vertical (VLS) de 48 celdas con misiles tierra-aire Aster 15 y Aster 30.

La clase Zumwalt viene con 20 módulos Mk57 VLS con 80 celdas de lanzamiento, y puede disparar misiles Evolved Sea Sparrow y misiles tácticos de crucero subsónicos Tomahawk.

El destructor de la Marina rusa Okrylenny de la clase Sovremenny.

Diferencias de costes entre fragatas y destructores.

Es muy difícil determinar los precios unitarios de determinadas clases de buques, y mucho menos de los tipos de buques. Sin embargo, aquí están algunas estimaciones de los buques más caros.

El destructor más caro del mundo es la clase Zumwalt de la Marina estadounidense. El buque líder de los destructores de misiles guiados, el USS Zumwalt (DDG 1000), costó alrededor de 4.200 millones de dólares según USNI News, de los cuales 3.800 millones fueron para gastos de ingeniería no recurrentes y 400 millones de dólares adicionales para gastos posteriores a la entrega y equipamiento. Se estima que el segundo (DDG-1001) y el tercero (DDG-1002) son más baratos, con 2.800 millones y 2.400 millones respectivamente. Esto es costoso en comparación con los destructores de la clase Daring de la Royal Navy, que tienen un precio de poco más de 1.000 millones de libras esterlinas (1.360 millones de dólares).

Por el contrario, las fragatas son mucho más económicas. El precio de la clase Duke de la Marina Real tenía un precio alrededor de 130 millones de libras esterlinas por buque, mientras que la esperada fragata Tipo 31 se estimó en 2017 que costaría alrededor de 250 millones de libras esterlinas por unidad, según una hoja informativa del Gobierno del Reino Unido.

La clase Sachsen de la Marina alemana es una de las clases de fragatas más caras, con un coste aproximado de 2.100 millones de euros (2.400 millones de dólares) para los tres barcos en total.

Talal Husseini

3 comentarios sobre “Fragata o destructor: ¿Cuál es la diferencia entre los dos buques de guerra?

  • el 30 abril, 2019 a las 07:58
    Permalink

    serví en una fragata en Venezuela i les puedo DESIR que esos buques en mis tiempo los LLEVAMO al límite de 36 nudos continuos sin detener la máquina en el mar son velocidades que generan vibración pero en estos tipos de buques no representaban problemas por q no se sentían estas fragatas son de fabricación italianas de la clase lupo hoy en día las fragatas de Italia son más modernas pero con las mismas prestaciones que sus predecesor con un cañón en proa de 136mm torpedos ambos lados misiles ambos lado i un par de ametralladoras a estribor y ABABOR con sistemas electrónicos de última generación . estos tipos de buques tienen características mui especiales que pertenecen al secreto militar pero para mi y mis compañeros que servimos juntos son muy buenos buques.

    Respuesta
    • el 1 mayo, 2019 a las 01:12
      Permalink

      Paisano, cuida la ortografia. Saludos.

      Respuesta
  • el 26 mayo, 2019 a las 15:37
    Permalink

    Las Lupo italianas fueron diseñadas para eso durante la guerra fria. Seguir objetivos soviéticos de gran valor en el Mediterráneo y despues de atacarlos con sus misiles de gran alcance salir corriendo a gran velocidad. Es por eso que los lanzadores de misiles antiaéreos se encuentran en popa y por eso tambien su gran velocidad. Osea, arriesgar un buque relativamente barato, frente a buques soviéticos de alto valor economico y estratégico.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com