Francia y Alemania firman los primeros acuerdos para el desarrollo del avión de combate de sexta generación.

Francia y Alemania han intensificado sus esfuerzos sentando las bases para desarrollar un Sistema de Combate Aéreo Futuro (FCAS, por sus siglas en inglés) adjudicando a Airbus y Dassault un primer contrato para el proyecto de desarrollo del avión, mientras que Safran Aircraft Engines y MTU Aero Engines han anunciado una asociación para construir los motores del avión.

La ministra de defensa alemana, Ursula von der Leyen, y su homóloga francesa, Florence Parly, firmaron ayer un acuerdo con los dos fabricantes de aviones para realizar un estudio conceptual conjunto, por un valor de 65 millones de euros (74 millones de dólares USA) que lanzará el programa de la nueva generación de aviones de combate.

El acuerdo comprende un caza de combate y un avión no tripulado, programados para que sustituyan a partir de 2040 al francés Dassault Rafale y a los Eurofighter Typhoons que actualmente opera Alemania.

El estudio de dos años de duración, comenzará el 20 de febrero y se basa en un acuerdo firmado por las dos ministras en el salón aeronáutico ILA de Berlín en 2018, que cubre los requisitos comunes para el nuevo avión.

“Con la firma del contrato de hoy, finalmente estamos poniendo en marcha este programa de alta tecnología”, afirmó el director ejecutivo de Airbus Defence & Space, Dirk Hoke.

Airbus y Dassault, que han sido seleccionados como los arquitectos e integradores de los sistemas del proyecto, describen el acuerdo como “un logro para asegurar la soberanía europea y el liderazgo tecnológico en el sector de la aviación militar para las próximas décadas”.

“Este nuevo paso es la piedra angular para garantizar la autonomía estratégica europea del futuro… y mantener nuestro continente como líder de clase mundial en el campo crucial de los sistemas de combate aéreo”, señala Eric Trappier, director ejecutivo de Dassault Aviation.

El avión de combate tripulado “altamente capacitado” se equipará con “armas nuevas y mejoradas” y se complementará con aviones no tripulados en equipo.

Mientras tanto, MTU y Safran han revelado detalles de su asociación para desarrollar, fabricar y dar apoyo conjunto a los motores de la aeronave.

Safran “tomará la iniciativa en el diseño e integración del motor” y será responsable de la cámara de combustión, la turbina de alta presión y el posquemador, mientras que MTU desarrollará los compresores de baja y alta presión y la turbina de baja presión, además de tener un papel principal en las actividades de posventa del motor.

Su empresa conjunta Aerospace Embedded Solutions será responsable del hardware y software de control del motor.

El director del programa de MTU, Michael Schreyogg, ha confirmado que el lanzamiento del desarrollo de tecnología y demostradores para junio será “clave para el éxito” del proyecto.

Los dos fabricantes de motores han colaborado anteriormente a través del consorcio Europrop International, produciendo el motor TP400 para el A400M.

Deutsche Welle

11 comentarios sobre “Francia y Alemania firman los primeros acuerdos para el desarrollo del avión de combate de sexta generación.

  • el 8 febrero, 2019 a las 15:52
    Permalink

    ¿Y España? ¿Va a entrar en el proyecto?

    Respuesta
  • el 8 febrero, 2019 a las 15:58
    Permalink

    España si entra en el proyecto, que está por ver, fiel a su filosofía de no poner demasiado, será la encargada de fabricar el cenicero de los aviones o las tuercas del lado izquierdo del fuselaje.

    Respuesta
    • el 8 febrero, 2019 a las 17:59
      Permalink

      No tenemos ni para mantener a los actuales cazas, vamos a tener para entrar en proyectos así. Eso sí, para embajadas catalanas y enchufados en la administración paralela de la Junta de Andalucía, lo que haga falta.

      Respuesta
    • el 11 febrero, 2019 a las 16:04
      Permalink

      España es para Alemania y Francia el equivalente a lo que es México para Canada y Estados Unidos

      Respuesta
  • el 8 febrero, 2019 a las 17:26
    Permalink

    A España le ofreceran,el avion cuando este echo para que lo compre,es preferible acercarse al avión que construirá UK y negocie construir partes del avion o comprar el americano

    Respuesta
  • el 8 febrero, 2019 a las 23:17
    Permalink

    Bankia dice que sí, que pone parte de la pasta que les dieron en su momento del fondo de pensiones para el consorcio, pero que los aviones deben llevar el logotipo de la entidad, como en la Fórmula 1

    Respuesta
  • el 8 febrero, 2019 a las 23:49
    Permalink

    España forma parte del desarrollo y producción del Eurofigther en un 13%. Para los listillos, más informarse y menos cervecitas

    Respuesta
    • el 9 febrero, 2019 a las 17:29
      Permalink

      Y ahí está haciendo un miserable ala…

      Respuesta
  • el 9 febrero, 2019 a las 02:47
    Permalink

    Saldrá caro, muy tarde y mal, no merece la pena.

    Respuesta
  • el 9 febrero, 2019 a las 06:41
    Permalink

    Cuanto desinformado, enterao y cuñado hay por aquí. España participará como socio, ya lo confirmó defensa a través de su ministra sociata la Calvo, una vez esté cerrado el proyecto, que diseñan Francia y Alemania solamente, para evitar demoras y discusiones con terceros países.
    Alguno solo sabe algo cuando se habla de furgol.

    Respuesta
  • el 9 febrero, 2019 a las 13:32
    Permalink

    España lleva solicitando su incorporación desde prácticamente el principio de esta iniciativa franco alemana, pero parecen ignorarnos, y si pretenden como en otros proyectos que vayamos de convidados de piedra y luego solo contemos para pagar como un cliente más, que reaccione el gobierno, y que se apunte a otro proyecto paralelo de forma conjunta, haber si así valoran mas el potencial que España puede aportar.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com