Fuerzas de EE.UU. y Australia inician simulacros militares de un mes de duración.

Ayer domingo a bordo del portaaviones USS Ronald Reagan fondeado cerca de la ciudad australiana de Brisbane, se inauguró un ejercicio militar bienal con una duración prevista de un mes en el que participarán más de 34.000 militares de Estados Unidos y Australia.

El ejercicio Talisman Sabre 2019 está diseñado para mejorar la preparación para el combate y la cooperación entre las fuerzas armadas australianas y estadounidenses, dijo la ministra de Defensa australiana Linda Reynolds durante el acto de presentación.

La mayoría de los simulacros se llevarán a cabo en el área de entrenamiento de la bahía de Shoalwater y en los bosques estatales de los alrededores, cerca de la ciudad de Rockhampton, en Queensland. También tendrán lugar en otras partes del estado, en la costa este de Australia y en el campo de tiro de Evans Head en el estado de Nueva Gales del Sur, según la declaración.

Fuerzas de Canadá, Japón, Nueva Zelanda y el Reino Unido se integrarán junto con el personal australiano y las delegaciones de la India y Corea del Sur participarán como observadores del ejercicio, dijo la ministra.

Dieciocho naciones de toda la región del Indo-Pacífico también han sido invitadas a un programa de visitas internacionales del ejercicio, agregó.

La marina de Estados Unidos dijo en un comunicado que el portaaviones Ronald Reagan, con sede en Japón, había llegado a Brisbane el viernes junto con el crucero de misiles guiados USS Chancellorsville y el destructor USS McCampbell.

El Cuerpo de Marines ha llevado por primera vez al ejercicio el Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad M142, o HIMARS, programado para realizar simulacros de fuego real el lunes en la bahía de Shoalwater.

La capacitación se produce en medio de una gran preocupación por la influencia china en el Pacífico Sur.

Piloto de una aeronave del portaaviones USS Ronald Reagan

El domingo, la cadena de televisión ABC de Australia informó que un buque de la Inteligencia General Auxiliar China se dirigía hacia Australia y esperaba seguir de cerca el ejercicio.

“Lo estamos rastreando”, dijo el jefe de operaciones conjuntas de Australia, el teniente general Greg Bilton, durante el acto de presentación del ejercicio. “Aún no sabemos cuál es su destino, pero estamos asumiendo que bajará a la costa este de Queensland, y tomaremos las medidas adecuadas al respecto”.

Los barcos espías chinos también han monitoreado los ejercicios militares multinacionales del Borde del Pacífico en Hawai en los últimos años.

La opinión pública australiana se ha deteriorado con China tras los informes de los esfuerzos de Pekín para influir en los políticos y universidades australianas a través de donaciones y otros fondos.

Una encuesta publicada por el Instituto Lowy de Australia el mes pasado, dice que solo el 32 por ciento de los australianos confían en que China actúe de manera responsable. El 72% de los australianos considera que la alianza con Estados Unidos es importante, según la misma encuesta.

Ross Babbage, ex subsecretario de defensa australiano, dijo que parecia haber mucho apoyo entre la población local de Queensland para el ejercicio.

La inclusión de otros aliados y socios importantes como Canadá, Japón y Nueva Zelanda es positiva, ya que demuestra que el ejercicio está creciendo, dijo Babbage. También lo son los experimentos con la nueva tecnología militar que se espera se realice en el Talisman Sabre, dijo Babbage.

Stars and Stripes

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com