Futuros portaaviones: Clase Gerald R. Ford vs Clase Tipo 001A.

Estados Unidos y China han estado trabajando en nuevos y futuros portaaviones para mejorar sus respectivas armadas. Estados Unidos tiene más de 70 años de experiencia en el desarrollo de portaaviones, mientras que China lleva seis años trabajando en portaaviones. Operando a plena capacidad, los portaaviones pueden lanzar y recuperar hasta 240 aviones por día.

La clase estadounidense Gerald R Ford, da nombre a su clase, compuesta en principio por 3 portaaviones, el propio USS Gerald R. Ford (CVN-78), el USS John F. Kennedy (CVN-79) y el USS Enterprise (CVN-80). La construcción de estos buques se realiza en los astilleros Newport News Shipbuilding. El primer buque, el USS Gerald R Ford, comenzó su construcción en 2009, fue botado en noviembre de 2013 y se espera que sea desplegado para el 2022. Desde 2017 se encuentra en periodo de pruebas. Los otros buques se encuentran en diversas etapas de finalización, y sus fechas de puesta en servicio se han establecido entre 2024 y 2034.

Mientras tanto, la Armada del Ejército de Liberación Popular (PLAN) de China ha estado construyendo una nueva clase de portaaviones de producción nacional, construida por Dalian Industry Shipbuilding Company. Después de completar con éxito su quinta prueba de mar en febrero y marzo de 2019, se espera que la primera clase de Tipo 001A entre en servicio a finales de este año.

Portaaviones chino Tipo 001A

¿Cómo se comparan estos dos futuros portaaviones en relación al tamaño, la velocidad, el armamento y el coste?

Capacidad y tamaño de la aeronave.

Los portaaviones son los buques de guerra más grandes de la flota naval, lo que no es de extrañar, ya que necesitan mucho espacio de cubierta.

El USS Gerald R Ford puede transportar más de 75 aviones, mientras que los futuros portaaviones, el USS Enterprise y el USS John F Kennedy, pueden transportar hasta 90 aviones de combate. Como tal, los buques de la clase Ford son colosales, pesan 100.000 toneladas y tienen una eslora de 337 m y una manga de 78 m.

La primera variedad de futuros portaaviones de China, la clase Tipo 001A, tiene capacidad para albergar entre 38 y 40 aviones en total, aproximadamente la mitad de la capacidad de la clase Ford. Curiosamente, el Tipo 001A es ligeramente más pequeño con una eslora de 315 m y una manga de 71 m. Sin embargo, tiene la ventaja de que solo pesa 70.000 toneladas a plena carga.

Velocidad y potencia

La velocidad es una medida importante para los portaaviones, ya que a menudo necesitan ser desplegados rápidamente en cualquier parte del mundo, y deben ser lo suficientemente rápidos para evadir la detección y los ataques de las fuerzas enemigas.

Mientras que la clase Ford puede viajar a velocidades de 30 nudos (55,6 km / h), el Tipo 001A de China es ligeramente más veloz a 31 nudos (57,4 km / h), apenas 2 km / h más rápido. Sin embargo, teniendo en cuenta el hecho de que el Tipo 001A pesa 30.000 toneladas menos, la leve mejora en la velocidad no es tan impresionante.

Para desplazar ese peso a gran velocidad, la clase Ford está alimentada con dos reactores nucleares A1B, que pueden generar un total de 700 MW de electricidad. Esto equivale a un aumento del 25% sobre su predecesor, la clase Nimitz. Los portaaviones de la clase Nimitz fueron diseñados utilizando reactores A4W, que se consideraron insuficientes para alimentar los modernos sistemas diseñados para la clase Ford.

Portaaviones Ronald R. Ford

Por otro lado, el Tipo 001A de China utiliza turbinas de vapor convencionales con generadores diesel. Se sabe que son más rentables debido a los bajos precios del diesel, pero viajan a velocidades generalmente más bajas que los buques de propulsión nuclear.

Armamento

Los portaaviones necesitan capacidades defensivas para proteger la multitud de aeronaves y a miles de tripulantes a bordo. Los portaaviones de la clase Ford vienen equipados con dos lanzamisiles RIM-162 Evolved SeaSparrow y misiles tierra-aire RIM-166 RAM. Los futuros portaaviones de la clase Ford pueden actualizarse con láseres y sistemas de blindaje que disipan la energía para protegerlos contra misiles guiados por GPS de alta velocidad.

“La defensa contra la alta velocidad guiados por GPS, requerirá armas defensivas más rápidas, como los cañones láser, y sistemas de blindaje de disipación de energía, como los blindajes dinámicos, si las armas inteligentes superan los láseres”, aseguró el instituto RAND en un informe de 2005. 

Los CVN 21 [designación de la clase Ford] estará en una buena posición para aceptar estos sistemas defensivos. “Los CVN 21 tendrá las reservas de potencia de las que carece la clase Nimitz para ejecutar láseres y armaduras dinámicas”.

Además, la clase Ford viene con tres sistemas de armas de aproximación Phalanx (CIWS), cada uno equipado con cuatro ametralladoras M2 50 de cal.

La clase Tipo 001A utiliza tres CIWS Tipo 1130, el mismo sistema utilizado en el anterior portaaviones Liaoning. Un tipo 1130 incorpora 11 cilindros, se dice que posee una velocidad de disparo de 11.000 proyectiles por minuto y se informa que intercepta misiles antiaéreos con velocidades de hasta Mach 4 con una tasa de éxito de no menos del 96%, según la Navy Recognition.

Los futuros portaaviones de China también vienen con tres sistemas de misiles tierra-aire HHQ-10 con 18 celdas cada uno. El sistema HHQ-10 puede funcionar con total autonomía y tiene un tiempo de reacción de alrededor de 6-8 segundos.

Portaaviones Liaoning

Coste

Aunque los costes unitarios de los buques suelen variar, se calcula que el programa chino de clase 001A cuesta 9.000 millones de dólares para dos buques.

En contraste, se estimó que todo el programa de la clase Ford costaría 37.300 millones de dólares. De esto, el Congreso estimó que el primer barco de la clase, el USS Gerald R Ford, costaría 12.800 millones de dólares, con un coste adicional de 4.700 millones de dólares en investigación y desarrollo. El segundo barco, el USS John F Kennedy, será ligeramente más barato, con 11.300 millones de dólares.

En términos de coste, los buques chinos de Tipo 001A son mucho más baratos, alrededor de un tercio del precio de sus homólogos estadounidenses.

Parece que los portaaviones de la clase Ford superarán a los buques chinos de la clase 001A en todas las áreas, excepto que el buque chino es un poco más rápido. Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos parece estar pagando una prima por sus futuros portaaviones, que en última instancia tendrán un mayor impacto en su presupuesto de defensa.

Talal Husseini

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com