Grecia elige al Rafale como futuro avión de combate de la Fuerza Aérea Helénica.

Según un comunicado de prensa publicado por el Ministerio de Defensa francés el sábado 12 de septiembre de 2020, el Primer Ministro griego Kyriakos Mitsotakis habría anunciado que Grecia comprará 18 aviones de combate Rafale de fabricación francesa.

Este anuncio es muy importante para la industria francesa, ya que en caso de confirmarse finalmente la noticia, Grecia sería el primer país europeo después de Francia que se dotaría del avión de combate Rafale.

Esta elección a favor del avión de combate francés, que es uno de los aviones de combate más modernos del mundo, refuerza el vínculo entre las fuerzas armadas griegas y francesas, y les permitirá intensificar su cooperación operativa y estratégica.

El Rafale es un avión de combate bimotor, de ala delta canards, multipolar, diseñado y construido principalmente para la Fuerza Aérea y la Marina Francesa. El primer avión de combate que entró en servicio fue para la Armada en 2004 y en 2006 para el Ejército del Aire.

La compañía francesa Dassault continúa modernizando y mejorando el caza polivalente, la variante F-3R está ahora en servicio en el Ejército del Aire francés. El 31 de octubre pasado, el estándar F3-R fue calificado por la Agencia de Adquisiciones de Defensa francesa (DGA). En diciembre de 2004 se hizo un pedido de 59 aviones F3, 47 para la fuerza aérea y 12 para la marina. El F3 fue certificado en julio de 2008. El primer Rafale F3 fue entregado a la Fuerza Aérea Francesa en 2008.

El enfoque de mejora continua del Rafale se basa ahora en el estándar F4, cuyo desarrollo debería comenzar pronto, una vez finalizados los estudios de viabilidad en curso. Este futuro estándar mejorará notablemente la conectividad del Rafale y su capacidad para funcionar como parte de una red.

Como avión de combate multifuncional, el Rafale puede utilizarse como avión de ataque o bombardero. Puede ser armado con diferentes tipos de armas incluyendo Mica, Magic, Sidewinder, ASRAAM y misiles aire-aire AMRAAM así como misiles aire-tierra Apache, AS30L, ALARM, HARM, Maverick y PGM100 y misiles anti-buque Exocet / AM39, Penguin 3 y Harpoon. También está armado con una cápsula de doble cañón y un cañón Nexter 30 mm DEFA 791B y cápsulas de designación láser para la guía láser de misiles aire-tierra.

El Rafale está alimentado por dos turbofanes Snecma M88-2, de 50,04 kN de empuje cada uno, 75 kN con postcombustión. Tiene un peso bruto de 15.000 kg y un peso máximo de despegue de 24.500 kg. Puede volar a una velocidad máxima de 2.223 km/h con un alcance máximo de combate de 1.850 km.

Maxime Charlier

14 thoughts on “Grecia elige al Rafale como futuro avión de combate de la Fuerza Aérea Helénica.

  • el 14 septiembre, 2020 a las 18:26
    Permalink

    Ya me parecía a mi muy desinteresada la ayuda de los franceses a los griegos frente a los turcos. Nadie da puntada sin hilo. En Airbus deben estar que trinan

    Respuesta
  • el 15 septiembre, 2020 a las 00:41
    Permalink

    Se los han dejado a precio se coste, ademas los egipcios les han cedido su lote en producción para que los tengan más rápido, todo ventajas

    Respuesta
  • el 15 septiembre, 2020 a las 01:54
    Permalink

    No extraña para nada este pedido de Rafale, que colocaría a Grecia un escalón tecnológico
    más alto que cualquier avión que Turquía pretendiera oponer. Grecia es un cliente tradicional de Dassault, desde los Mirage F-1C, pasando por los Mirage 2000, hasta los Rafale. De hecho, los Mirage 2000-5 mk.2 griegos son unos de los últimos M2K fabricados. Si se hace realidad este pedido, junto a los F-35 Turquía realmente se verá en la encrucijada de elevar su nivel tecnológico adquiriendo nuevos aviones de combate. Turquía había decidido reemplazar sus F-16 por F-35; la exclusión del programa JSF deja al país anatolio con un vacío importante que deberá llenar, no sólo por el importante número de F-35 que pensaba adquirir para la FA (100) sino también los F-35B que tenía proyectado adquirir (32) para su futura utilización abordo del LHD Anadolou y su futuro hermano Trakya. Grecia está elevando la apuesta en el Mediterráneo oriental. Turquía deberá arrostrar el guante que le han arrojado.

    Respuesta
  • el 15 septiembre, 2020 a las 20:34
    Permalink

    Gran avión con gran poder disuasorio. Es el avión que necesita nuestra desArmada para Rota, un ala entera en su versión naval para un futurible portaviones nato, navio harto necesario para controlar u hacer la pinza en la zona Marruecos-Canarias-Estrecho de Gibraltar.

    Respuesta
    • el 16 septiembre, 2020 a las 00:16
      Permalink

      Y ¿ No sería mejor el Fcas , ya puestos ? Así , de esta manera tendríamos el tiempo suficiente para preparar el salto de empleo aeronaval con la inclusión del Ctol o stobar → nuevo portaviones + nuevo caza embarcado . Aúnque sin dejar de lado , éso sí , el empleo del portaeronaves/BPE ( con F-35B ) , en su función principal de asalto anfibio y apoyo aéreo y con la misión secundaria de portaviones de bolsillo al uso , cuándo éste primero , esté en dique seco x mantenimiento , obras o por cualquier otra causa . En este caso sí sería fundamental la participación de un 2° buque de esta clase ( L-62 ) . Así lo veo yo .

      Respuesta
      • el 16 septiembre, 2020 a las 01:16
        Permalink

        Aclaración : perdón , quise decir CATOBAR y no stobar .

        Respuesta
      • el 16 septiembre, 2020 a las 11:10
        Permalink

        Cada elemento nuevo adicional aumenta notablemente los costes de mantenimiento. Es mejor estandarizar y reducir el número de plataformas. Por ello, entre otras cosas, el F-35B no lo veo. Sería un pequeño escuadrón, solamente para el BPE, pero sería un nuevo tipo de avión adicional, caro de mantener ya de por sí y más aún para siendo tan pocas unidades (piezas de recambio, sistema logístico, simuladores, etc.).

        Prefiero navalizar (si es que lo necesitan) a los Tigres (que es lo que pide Australia para la adquisición de helicópteros que está preparando). Para lo que necesitamos, el apoyo de ala fija lo podemos dar desde las Islas Canarias y utilizar el ala rotatoria desde el barco, que debido a su menor radio de acción debe estar más cerca.

        Esto salvo que veas a España enviando un portaaviones a bombardear Siria, Libia o similares. Por motivos políticos (con independencia del color del gobierno), por cómo la sociedad lo percibiría, no lo veo.

        Respuesta
        • el 16 septiembre, 2020 a las 16:11
          Permalink

          Veo que , o bien no pillas la idea que intento transmitir explicativamente ( como doctrina de empleo ) o más bien diría que no estás de acuerdo conmigo en esta manera de interpretarlo . Sin embargo , según tu punto de vista hay algo que no encaja : el Ski-jump en el BPE . ¿ Lo han puesto por gusto o por algo realmente esencial ? Porque si no , no lo hubieran puesto , eso está claro . Se hubiéran ahorrado costos y posiblemente un spot más para apontajes y un diseño de portahelicópteros puro y no un portaeronaves .

          Respuesta
  • el 15 septiembre, 2020 a las 20:55
    Permalink

    Pues Turquía tendrá que mirar al mercado Ruso o Chino. Con los problemas de compatibilidad que ello conlleva. Y de calidad, ya no hablamos.

    Respuesta
  • el 16 septiembre, 2020 a las 00:36
    Permalink

    El comentario en este caso de Fer65 , es objetivo , certero y conciso .

    Respuesta
  • el 16 septiembre, 2020 a las 11:03
    Permalink

    No lo veo para nosotros. Para poder disuasivo el Tifón creo que es mejor. Es un avión de superioridad aérea incontestable, superado posiblemente únicamente por el F-22 Raptor. Además que al cofabricarlo, nos deja retorno de inversión industrial. El Raphale, siendo un muy buen avión, creo que a cambio pueda ser mejor bombardero.

    Pero lo de futurible portaaviones CATOBAR español, pues no lo veo. Primero, porque es demasiado futurible. Para eso ya esperamos al FCAS, que ya llegará cuando tengamos ese hipotético y futurible portaaviones. En ese momento probablemente empiece Francia a sustituir sus Raphale por el FCAS… Tal como están las cosas, no creo que vayamos a tener un CATOBAR nunca. Pero es que creo que no lo necesitamos tampoc; hay otras prioridades: No es lo mismo, pero para lo que necesitamos, dos o tres VSTOL son suficientes. Un CATOBAR me da a mí que es otra cosa, tanto en términos de adquisición como de mantenimiento. Sin hacer un estudio de costes, así, instintivamente, diría que prefiero otro VSTOL y un submarino adicional que un CATOBAR.

    Respuesta
    • el 16 septiembre, 2020 a las 16:33
      Permalink

      En lo del Typhoon , 100% de acuerdo contigo . En cuánto a lo del catobar evidentemente no . Yo sí que creo que esa posibilidad es además de creíble y realizable , altamente necesaria como vector de ataque desplegable y eminentemente disuasorio . ¿ Y es caro ? Sí lo es . Evidentemente se trata de un sistema caro , pero que a futuro y bien organizado y orquestado , podría ser la herramienta perfecta que nuéstra Armada necesita para su perfecta evolución y desarrollo .

      Respuesta
  • el 16 septiembre, 2020 a las 18:55
    Permalink

    Un catobar es realmente necesario para proteger la flota y la entrada al Mediterráneo desde el Atlántico y es necesario ahora, no cuando venga el fcas dentro de 25 años. España tiene que ser la dueña y señora del Estrecho de Gibraltar, nuestra gran baza de poder geoestratégico, amén de las hipernecesarias baterías de misiles costeras. No podemos seguir siendo el hazmerreír del mundo.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com