Hungría selecciona los misiles de Kongsberg y Raytheon para la defensa aérea de medio alcance.

Ambos socios han recibido un contrato de 410 millones de euros del gobierno húngaro para el Sistema Nacional de Misiles Avanzados Tierra-Aire, también conocido como NASAMS.

Con este contrato, Hungría se convierte en la sexta nación de la OTAN y el duodécimo país del mundo en adquirir el NASAMS, una solución de medio alcance altamente adaptable para una variedad de necesidades operativas de defensa aérea.

La selección del NASAMS y el hecho de formar parte de la gran familia NASAMS permite a Hungría aprovechar la línea de producción activa, lo que garantiza una entrega rápida y precios competitivos para las fuerzas armadas húngaras. El programa permite la cooperación industrial a largo plazo entre la industria húngara y noruega.

“Con NASAMS Hungría empleará el sistema de defensa aérea de medio alcance más moderno y capaz del mundo. La modularidad y la arquitectura abierta del NASAMS permite una introducción continua de nueva tecnología que asegura que el sistema pueda adaptarse a nuevas amenazas y misiones durante toda su vida útil. El contrato es un éxito continuo de nuestra cooperación con Raytheon Missiles & Defense en el mercado de la defensa aérea”, ha declarado Eirik Lie, Presidente de Kongsberg Defence & Aerospace AS.

“Hungría se une a los EE.UU. y a otras cuatro naciones de la OTAN para confiar sus necesidades de defensa aérea de medio alcance a la capacidad probada del NASAMS”, añade Tom Laliberty, vicepresidente de Guerra Terrestre y Defensa Aérea en el negocio de Misiles y Defensa Raytheon. “La mejora de las capacidades de defensa por capas de Hungría no sólo mejora la homogeneidad de la OTAN, sino que maximiza la capacidad del ejército húngaro para identificar, atacar y destruir rápidamente las aeronaves enemigas actuales y en evolución, los vehículos aéreos no tripulados y las amenazas emergentes de misiles de crucero”.

El NASAMS es un sistema de defensa aérea distribuido y conectado en red de medio y largo alcance desarrollado por Kongsberg Defence & Aerospace de Noruega y Raytheon de EE.UU.

La solución de defensa aérea NASAMS está compuesta por los misiles Raytheon & Defense AMRAAM (Advanced Medium-Range Air-to-Air Missile) y los misiles antiaéreos de largo alcance AMRAAM-ER y el radar de defensa aérea en 3D AN/MPQ-64 Sentinel de EE.UU., y el sistema C4I de gestión de batalla desarrollado por Kongsberg llamado Fire Distribution Center (FDC) y el lanzador de cañones. El FDC conectado a un radar MPQ-64 forma un “Radar de Adquisición y Sistema de Control” (ARCS).

El NASAMS ofrece a los defensores aéreos la eficacia probada del misil AMRAAM que está en el inventario de 39 países. El Sentinel es un radar de defensa aérea de probada eficacia desplegado por más de 18 países y ha sido desarrollado para hacer frente a la amenaza del C-UAS.

El sistema NASAMS proporcionaría una gama completa de protección a Hungría de misiles de crucero hostiles inminentes, vehículos aéreos no tripulados (UAV), amenazas de ala rotativa y de ala fija.

Kongsberg / Raytheon

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com