Incertidumbres sobre el nuevo misil de la Armada.

José Luis Jiménez Martín, experto en Defensa Nacional por la Universidad Rey Juan Carlos

El proyecto de las cinco fragatas F-110 es uno de los programas estrella del nuevo ciclo inversor del ministerio de Defensa. Si bien es cierto que no hay ninguna duda sobre su urgente necesidad operativa, se ha generado un interesante debate sobre las dos opciones preferidas para su dotación de los misiles de defensa antiaérea: Sea Ceptor y el Evolved Sea Sparrow Missile (ESSM). ¿Por qué es esto un problema? Las razones para ello son operativas, logísticas e industriales, pero también políticas.

La elección operativa de fondo para la Armada española es si disponer de dos líneas logísticas separadas y misiles incompatibles entre sí, o un único sistema, con logística y sistemas intercambiables entre las distintas plataformas. Los Sea Ceptor son fabricados por la europea MBDA (partenariado británico) y que serán dotación en las actuales fragatas Type 23 y futuras Type 26 de la Royal Navy. El problema estriba en que la opción secundaria serían los misiles ESSM producidos por la norteamericana Raytheon, y que es la dotación generalizada en los buques de la US Navy, además de estar ya en dotación en las fragatas F-100.

Misil Sea Ceptor de MBDA.

A la hora de seleccionar un sistema de armas es necesario valorar numerosas variables, que van desde sus capacidades técnicas y características propias, hasta los costes, la formación, la proyección para el desarrollo industrial y de I+D, o su integración en el conjunto de las Fuerzas Armadas, incluyendo organizaciones aliadas (OTAN). Tengamos en cuenta que hablamos de sistemas que necesariamente van a mantenerse durante décadas, lo que implica consecuencias para su sostenibilidad, mantenimiento y desarrollo.

Las características hacen referencia a su viabilidad, alcance, velocidad máxima, maniobrabilidad y sistema de guiado. En todas ellas, el ESSM se muestra superior al Sea Ceptor. También por sus consecuencias logísticas (talleres, especialistas, integración…) y por el número de experiencias compartidas y ensayos, con notable significado en cuanto a mejoras futuras. En este caso, mientras el ESSM es utilizado por la marina naval de Estados Unidos,  Australia, Canadá, Dinamarca, Holanda, Japón, Noruega, Turquía y España (F-100), entre otras, el Sea Ceptor será empleado exclusivamente por los por británicos, chilenos y neozelandeses.

El enfoque industrial-político es también relevante y, aparentemente, la única explicación a la selección del misil británico. Muy recientemente MBDA ha hecho pública su  intención de ampliar su presencia en suelo español con una plantilla altamente cualificada, y esto parece implicar la adquisición del Sea Ceptor y una fuerte inversión pública en montar una industria de misiles española, en un entorno europeo. Sin embargo, el proyecto pertenece a la parte británica de la compañía, lo que hace –Brexit mediante-, menos clara su vocación europea, además de la histórica falta de sintonía entre los intereses británicos y españoles.

Evolved Sea Sparrow Missile (ESSM)

Que haya inversión en la industria de defensa es positivo, siempre y cuando no entre en contradicción con la operatividad de los sistemas adquiridos. España, simplemente, no puede permitirse gastar sus escasos recursos en montar una industria que satisfaga todas sus necesidades militares. Nadie lo hace ya, ni siquiera naciones como EEUU, Rusia, China ni Israel. España lo que debe hacer es concentrar sus recursos en la industria ya existente y potenciarla. Tenemos una excelente industrial militar naval, aeronáutica y electrónica. Invirtamos nuestros recursos en mejorar sus fortalezas. Concentremos nuestros esfuerzos en hacernos líderes mundiales en los productos de nuestra industria ya existente y ésta crecerá. Si dispersamos nuestros esfuerzos y queremos convertirnos en aprendices de todo, nunca seremos maestros en nada.

La realidad es que, para que ello fuera posible, se necesitaría una clase política mucho más concienciada sobre la defensa nacional. La proverbial falta de interés y de conocimiento en los temas militares y de defensa de ésta, con alguna ilustre excepción, hacen muy difícil una planificación coherente  para la defensa tanto desde el punto de vista operativo como industrial. Sin duda, nuestros militares e industriales pueden explicarles con todo lujo de detalles nuestras necesidades y cómo solventarlas desde un punto de vista óptimo, tanto en la vertiente operativa como económica. Pero, incluso, la mejor de las explicaciones es probable que caiga en saco roto frente al deslumbramiento producido por el cortoplacismo y las declaraciones rimbombantes sobre nuevos proyectos. Solo esto puede explicar casos tan curiosos como el del misil Sea Ceptor.

12 comentarios sobre “Incertidumbres sobre el nuevo misil de la Armada.

  • el 24 abril, 2018 a las 21:31
    Permalink

    mi pregunta es…. ¿ nos perjudicaría este misil en nuestras nuevas fragatas frente a los concursos de exportación en curso? ( fragatas de Australia, EE UU y Canadá.)
    Yo creo que si no adaptamos a la F110 el sistema Aegis al completo, nos va a echar de más de un concurso.

    Respuesta
  • el 24 abril, 2018 a las 23:10
    Permalink

    Comprar algo británico es absurdo: financiar a la potencia usurpadora de la soberanía en Gibraltar con los impuestos españoles es el colmo de la ignominia.

    Ya pasó con los helicópteros Tigre y el AVE francés : compras políticas antes que operativas.

    Respuesta
  • el 25 abril, 2018 a las 08:51
    Permalink

    Sr. Jiménez Martín. Si firma usted su artículo como “experto en defensa nacional” debería ser un poco más riguroso en sus valoraciones; da la sensación que no sabe de qué está hablando. Sin entrar en las prestaciones propias de ambos sistemas de armas, que evidentemente habría que estudiar y comparar, cosa que usted no ha hecho, existen otras muchas cuestiones relevantes a la hora de seleccionar un sistema de armas de las que usted ha mencionado. Un estudio exhaustivo de las mismas le pondría en situación de poder opinar más objetivamente sobre un tema de suma importancia tanto para las capacidades de nuestras Fuerzas Armadas como de nuestra industria de Defensa Sus argumentos son tan pobres que si los siguiéramos nuestro querido país estaría estancado en el pasado sin ninguna proyección de futuro posible.

    Respuesta
  • el 25 abril, 2018 a las 09:08
    Permalink

    Desconozco de donde se deduce que el ESSM da un recorrido industrial a la industria española, más allá de unos cables (incredible contenido tecnológico), ni tampoco por que está bien pagarle una fortuna a USA, sin vocación de invertir en España. Por cierto, no habla del precio por misil, ¿no sera por que es el doble el del ESSM?

    Respuesta
  • el 25 abril, 2018 a las 09:43
    Permalink

    Por cierto, el Sea Ceptor no es un misil, es un sistema de armas. El misil al que hace referencia su artículo es el CAMM. Hay que estudiar más…..

    Respuesta
  • el 25 abril, 2018 a las 10:43
    Permalink

    Buenos días, venía observando desde hace tiempo y hoy se confirma mi sospecha, que esta página web y sus colaboradores, únicamente apoyan al sector industrial militar Americano, lo respeto de verdad pero …
    Muy señor mío y mientras me dirijo a mi trabajo en el metro, le comento. He estado presente en más de un concurso industrial (Cougar vs Blackhawk; Tigre Vs Apache, vehículos ligeros, armas cortas , largas, etc…) y evidentemente la industria Americana ha estado muy por delante a la europea en sus productos (que por cierto me parece en algunos casos increíbles), pero como se suele decir, ha habido intereses políticos en la adquisición… para mí más bien lo llamo intereses que benefician a la sociedad española y sobre todo para poder invertir en I + D, luego nos quejamos de que no hay presupuesto para inversiones, que inversiones queremos? si lo único que hacemos en este país es enviar el dinero fuera de España para adquirir productos que como lo tienen los americanos, es lo mejor.
    Hagamos el esfuerzo, invertir en tecnología Española / Europea, de esta manera al exportar esos productos, parte de los beneficios volverán a invertirse nuevamente en otros proyectos sin tener que financiar una y otra vez con los presupuestos generales.
    Luego también nos quejaremos que nuestros hijos se tengan que ir fuera a trabajar porque no hay industria aquí, sabe alguien la cantidad de esos “hijos” trabajan en AIRBUS o NAVANTIA ?

    Abramos los ojos, quizá un producto Europeo no sea el “Number one”, pero de verdad si no empezamos alguna vez, jamás tendremos nada propio.
    Admiro a esa empresa que usted menciona que tiene intención de generar puestos de trabajo aquí en España y un futuro para nuestros hijos.
    No le aburro más, sinceramente, personalmente me gusta y admiro mucho un F35, M1 A1 Abrams, Hummer, C 130, etc… pero ante todo, soy Español / Europeo… y admiro mucho más el trabajo que se realiza diariamente con mucho tesón en productos como el Tigre, Ef 2000, Leopard, URO Vamtac, A400, C 295, CN 235, EC 135, Alcotán,… Solo espero que su próximo curso de Defensa Nacional , se lo imparta alguna Universidad Americana , eso sí, subvencionada por GD, Raytheon, Boeing, Lockheed, Bell, General Atomics, etc…
    Por último y no quiero que le hiera mi comentario , crítica a la clase política y su conciencia en defensa militar , los va a asesorar usted??? infórmese y busque usted el primero asesoramiento de expertos , Sea Ceptor = Sistema, CAMM = Misil ; con esto podemos ver el valor de su artículo cuando no sabe ni de lo que qué opina. Y nuestras fragatas pueden adaptarse perfectamente sistema europeo y AEGIS, por lo tanto de los concursos de exportación , NAVANTIA se beneficiaría al poder vender sus buques con sistema europeo o americano.

    He llegado a mi destino, sin más un saludo y buen día.

    Respuesta
    • el 25 abril, 2018 a las 15:30
      Permalink

      Así se habla, así se piensa y así tiene que actuar España en el marco europeo. Invertir en producto americano es tirar el dinero (las fragatas su primer año allí, mantenimiento y componentes de allí, todo de allí) Potenciar lo nuestro y asociarse bien asociado a la industria militar europea, es lo lógico!!! Pero habiendo políticos de mierda y apellidos militares muy “americanizados”…. Siempre iremos en el remolque de retaguardia

      Respuesta
  • el 25 abril, 2018 a las 17:07
    Permalink

    Impresionante el artículo “original” al que nos ha redirigido el señor Carlos, perfectamente redactado por alguien que conoce el sistema y que incluso yo diría que ha estado o está involucrado en este sistema americano por lo que su opinion se ve claramente hacia donde va dirigida.
    Señores, seamos realistas, hay que evolucionar dejando atras el “Pacto de Madrid de 1953”, si no damos pequeños pasos, nunca andaremos solos… y siempre seremos los que acompañamos en la foto a los grandes.
    Gracias.

    Respuesta
  • el 28 abril, 2018 a las 23:30
    Permalink

    el tigre ha sido un ejemplo de lo qje parecia un desastre frente al apacve y ha sido un exito. basicamente el 80 por cien lo prodjcimos nosltros subcontratado. el apache es mucho mas caro de sostener y en misiones la operatividad llegaba al 30 por cien. la pregunta es con un lanzador mk 41 porque no tener la capacida de integrar los dos. y asi añadir mas contratos posibles? existe ya un stock de essm bueno pues otro stock de sea ceptor si las transferencias tecnologicas son buenas. mismo con nh90 paso lo mismo con spike. las transferencias tecnoloticas ayudan a crear soluciones nacionales . los misiles por envio no.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com