Industrias Aeroespaciales de Israel (IAI) saca su producción al exterior.

En un amplio programa de reestructuración de la compañía, la principal industria aeronáutica de Israel está lista para mover la mayor parte de su fabricación de sistemas al exterior. La medida es, en parte, una respuesta a las demandas de varios grandes clientes, especialmente la India y su ejército, para cumplir con los principales contratos del IAI a través de la producción local.

Harel Locker, que llegó en septiembre al puesto de presidente de las IAI, está decidido a revolucionar la compañía y llevar sus márgenes de ganancias al estatus del 8% o 9%, partiendo del 2% que tiene en la actualidad. Su plan implica la deslocalización de los trabajos a países con salarios más bajos y llevar a cabo una reorganización que implicaría despidos de trabajadores.

Como empresa estatal, la IAI no puede recibir beneficios en virtud de la Ley de fomento de las inversiones de capital, lo que aumenta sus costes en comparación con sus principales competidores locales, como Elbit Systems.

La IAI pretende reducir sus niveles de personal administrativo, cambiará ciertas unidades y puestos y sincronizará productos entre las divisiones de la empresa. Si bien la compañía dice que los despidos no van a llegar necesariamente, fuentes de la industria han adelantado que se espera que varios cientos de empleados queden en la calle. La IAI tiene según las previsiones que manejan los directivos, desempleados ocultos o inactivos, entre 600 a 700 trabajadores no útiles.

Los despidos podrían llegar después de que las fusiones entre las divisiones de la empresa revelen cuántos gestores y empleados de bajo nivel hacen los mismos trabajos. También se espera que la IAI centralice sus funciones de gestión así como su supervisión sobre las diversas unidades de negocios. El proceso ya ha comenzado y Locker ha ordenado a los gerentes de división que no compren ninguna empresa pequeña sin la aprobación del vicepresidente de desarrollo de la compañía.

Varios altos ejecutivos ya han comenzado a irse, además de varios directores. IAI tiene 14.500 empleados y 20 instalaciones en Israel. Sus operaciones civiles se centran principalmente en la construcción, el mantenimiento y la conversión de aviones. Su negocio de defensa es principalmente el desarrollo y la fabricación de sistemas avanzados de aviación, espacio, misiles y robótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com