Infierno en el Pacífico: Estados Unidos ‘ganaría’ la batalla de portaaviones.

En la épica Batalla de Midway durante la Segunda Guerra Mundial, la victoria o la derrota dependía de qué bando descubriera primero los portaaviones del otro bando y enviara un ataque aéreo contra los vulnerables buques de superficie.

Sin que los japoneses lo supieran, los criptoanalistas de la Marina estadounidense habían descifrado el código naval japonés y habían determinado que el objetivo principal de la próxima ofensiva japonesa era Midway.

Además, los japoneses creían haber hundido el portaaviones USS Yorktown durante la reciente batalla del Mar del Coral.

Dos ventajas, que marcarían la diferencia.

Basándose en lo ocurrido en Midway, según Konstantin Sivkov -miembro de la Academia Rusa de Ciencias de Cohetería y Artillería- si los portaaviones estadounidenses y chinos se enfrentaran hoy, la Marina estadounidense triunfaría.

Sivkov, que escribe en la publicación rusa de defensa Military-Industrial Courier, sostiene firmemente que la superioridad de las capacidades de reconocimiento de EE.UU. superaría las ventajas de China en materia de misiles hipersónicos, según informó el veterano analista Michael Peck de National Interest.

“El papel clave que determina el curso y el resultado de las hostilidades en el mar en las condiciones modernas lo desempeña no tanto la potencia y la cantidad de las armas de ataque, sino las capacidades del sistema de reconocimiento en un teatro de operaciones oceánico”, escribe Sivkov en esta fascinante y detallada proyección de batalla.

“Superando al enemigo en este aspecto, la Marina estadounidense es capaz de nivelar significativamente la superioridad de los chinos en misiles hipersónicos antibuque”.

La diferencia entre las fuerzas navales de EE. UU. Y China en una batalla potencial, podría ser la ventaja de la Armada de EE. UU. En la nueva generación de inteligencia, vigilancia y reconocimiento avanzados de ala fija con procesamiento, transmisión, comando y control avanzados de datos aéreos.

Mientras que EE.UU. tiene, con diferencia, la mayor flota de portaaviones del mundo, China ya tiene un portaaviones, está casi lista para zarpar con otro, y puede llegar a construir media docena o más para afirmar el poder chino en el Pacífico Occidental y más allá, señala National Interest.

Sivkov supone que, dado que China carece de capacidades tales como bases en el extranjero, la batalla se libraría más cerca de las bases a una distancia de entre 500 y 1.500 kilómetros de la costa de China.

Presumiblemente superada en una batalla puramente de portaaviones, la Marina del Ejército Popular de Liberación (PLAN) buscaría un enfrentamiento dentro del alcance de sus misiles hipersónicos lanzados desde tierra y por bombarderos.

 “Cuando los estadounidenses traten de imponer una batalla a grandes distancias desde las bases costeras, los chinos se esforzarán por evadirla, y si esto no es posible, tratarán de resolver el problema de la retirada más rápida de sus fuerzas del fuego, desviando los ataques del enemigo e infligiendo los suyos propios”, argumenta Sivkov.

Los portaaviones chinos más pequeños, con la mitad de tamaño que sus homólogos estadounidenses y con la mitad de aviones, dependerían de los submarinos, de los aviones de patrulla H-6K con base en tierra y de la vigilancia por satélite para localizar a la fuerza del portaaviones estadounidense.

Por el contrario, los portaaviones estadounidenses tendrían sus propios aviones de radar aéreo E-2 Hawkeye y aviones de guerra electrónica EA-18, así como aviones de radar terrestre AWACS.

Los E-2C y D de Northrop Grumman -y sus variantes predecesoras A y B- han servido durante Vietnam, la Tormenta del Desierto, Bosnia, Kosovo y las actuales campañas en Irak, Siria y Afganistán.

Sivkov cree que las defensas de los grupos de portaaviones estadounidenses neutralizarían a los submarinos y aviones de patrulla chinos, impidiéndoles fijar la ubicación de la fuerza de trabajo, mientras que los satélites chinos pasarían por encima de ellos con demasiada rapidez para mantener un contacto continuo.

Mientras tanto, los aviones y submarinos estadounidenses encontrarían a la fuerza china, y los submarinos estadounidenses atacarían a la flota china con misiles antibuque.

Según las fuentes, se espera que el misil Black V Tomahawk tenga un alcance superior a las 1.000 millas con una nueva ojiva más potente que las versiones anteriores.

Aunque Sivkov no detalla su metodología, sí señala “estimaciones cuantitativas” que muestran que la flota de combate china sólo podría obtener una ubicación aproximada de los buques estadounidenses, mientras que los estadounidenses tendrían un conocimiento mucho mejor de la ubicación de los buques chinos, dijo The National Interest.

En este escenario, Sivkov estima que los portaaviones chinos sólo podrían atacar con tal vez media docena de aviones, mientras que el resto se mantiene para el patrullaje aéreo de combate defensivo.

Estos aviones de ataque lanzarían misiles antibuque que podrían inutilizar o hundir un par de destructores estadounidenses en la pantalla exterior del grupo de portaaviones.

Pero el portaaviones estadounidense puede reunir una fuerza de ataque de más de 30 aviones, que destruirá algunos escoltas chinos. Para destruir el portaaviones chino, el avión estadounidense tendría que lanzar un segundo ataque.

Mientras tanto, cuatro o cinco destructores chinos tratarán de avanzar hasta el alcance de los misiles del grupo de trabajo estadounidense, y cada barco disparará 16 misiles YJ-18 cada uno, una salva de más de 6 misiles que destruirá el portaaviones estadounidense.

Evolved Sea Sparrow Missile (ESSM)

EE.UU. trataría de adelantar la escolta del portaaviones para evitarlo y utilizar el ala aérea del portaaviones para tratar de destruir la amenaza de los buques de superficie chinos.

“Una salva de misiles de 30 a 40 misiles antibuque YJ-18, teniendo en cuenta el posible debilitamiento de las defensas estadounidenses tras las hostilidades anteriores, dejará fuera de combate al portaaviones estadounidense con una probabilidad del 20 al 30 por ciento.

“La eficacia del segundo ataque de los cazas estadounidenses basados en portaaviones (unos 24 aviones) contra un portaaviones chino se estima entre el 40 y el 50 por ciento”.

Sivkov supone que en esta fase, la fuerza china se retiraría, mientras que la fuerza estadounidense la perseguiría e intentaría montar un último ataque aéreo.

“Conclusión: el portaaviones chino quedaría gravemente dañado e inutilizado, o incluso hundido, junto con cuatro o cinco buques de guardia, uno o dos submarinos y más de la mitad de los aviones basados en el portaaviones”, concluye Sivkov.

El grupo de portaaviones estadounidense perderá “entre dos y tres buques de guerra y entre el 17 y el 20% de los aviones basados en el portaaviones”. El portaaviones estadounidense recibirá relativamente pocos daños o ninguno.

“En otras palabras, el grupo de portaaviones del PLAN será derrotado y perderá la capacidad de seguir luchando. El grupo de portaaviones estadounidense saldrá de la colisión sólo ligeramente debilitado”.

Curiosamente, durante las recientes fases de prueba y desarrollo de armamento, la Marina estadounidense sometió a sus defensas de portaaviones a una intensa serie de pruebas contra sistemas de armas enemigos avanzados y altamente letales.

Los miembros de la tripulación del USS Gerald R. Ford dispararon misiles RIM-116, misiles Sea Sparrow y cartuchos del sistema de armas de proximidad Mk-15 Phalanx durante las pruebas, según un informe de la Marina.

El CIWS es un arma especialmente relevante e interesante, ya que puede disparar hasta 4.500 rondas por minuto para desactivar, desbaratar o destruir los ataques enemigos que se aproximen.

Además, dado que se espera que la clase Ford mantenga un ritmo de salidas mayor que el de los portaaviones anteriores debido a su mayor capacidad de cubierta de vuelo y a su catapulta electromagnética, los preparativos de combate incluyeron esfuerzos masivos para realizar despegues, aterrizajes y ataques aéreos con cazas desde el buque.

Dave Makichuk

24 thoughts on “Infierno en el Pacífico: Estados Unidos ‘ganaría’ la batalla de portaaviones.

  • el 23 mayo, 2021 a las 12:35
    Permalink

    Creo que se le ha olvidado valorar el uso de misiles hipersónicos con armas nucleares tácticas.

    Éticamente, no es lo mismo lanzar una arma nuclear contra un buque de guerra en el medio del mar que lanzar una bomba atómica contra objetivos en tierra, cerca de poblaciones civiles (o, peor aún, directamente sobre objetivos civiles).

    Respuesta
    • el 23 mayo, 2021 a las 15:16
      Permalink

      El papel es muy sufrido

      La teoría está muy bien

      Y después pasará lo que tenga que pasar en un Mundo que no es perfecto con errores de cálculo aciertos y fallos inexplicables

      Respuesta
    • el 23 mayo, 2021 a las 15:48
      Permalink

      Un arma nuclear es un arma nuclear, se lance en sobre una ciudad o en mar abierto a un grupo de barcos. Si a China siquiera se le llegara a pasar por la cabeza hacer algo así cavaría su propia tumba, en el papel y sobre el terreno.

      Respuesta
    • el 23 mayo, 2021 a las 18:55
      Permalink

      Si China se le ocurre usar armas atómicas tácticas contra los EEUU, tenga la seguridad que los EEUU las usarán en cada guarnición y puerto militar chino, incluyendo los que se encuentran en el extranjero. Al final solo le quedaran a China sus submarinos con misiles y si los usan, mil bombas atómicas estadounidenses están listas para borrar al PCCh del planeta.

      Respuesta
      • el 24 mayo, 2021 a las 10:08
        Permalink

        Estamos hablando de bombas atómicas tácticas. Si usted habla de que estados unidos respondería con mil bombas atómicas para borrar a China del planeta, supongo que habla de bombas atómicas estratégicas, lanzadas desde misiles balísticos intercontinentales. A lo cual China respondería con los suyos… y “game over” para todos.

        El uso de bombas atómicas es siempre arriesgado por las posibilidades de una escalada descontrolada. Pero si China utilizase una bomba atómica táctica, dudo mucho que EE. UU. pasaría al uso de bombas atómicas estratégicas, porque forzaría una respuesta igual de China.

        Igualmente, si China usase una bomba atómica táctica, tendría que saber que EE. UU. podría hacer lo mismo. Pero ¿cuál es la diferencia? En primer lugar, estoy hablando de un caso extremo, en el que China se viese acorralada de tal manera que no le quedase remedio. La diferencia es que China, sin atacar a EE. UU. continental, podría borrar los bases fijas (islas) y bases flotantes (portaaviones) estadounidenses. Al revés, una vez ya sin bases, a EE. UU. le costaría más acercarse a China, excepto con misiles balísticos y bombas nucleares estratégicas.

        Respuesta
        • el 24 mayo, 2021 a las 10:10
          Permalink

          No sé si me he explicado. Supongo que lo que he querido decir es que si llegado el caso EE. UU. acorralase a China de esa manera que describe el artículo, no le dejaría otra opción que usar bombas atómicas tácticas contra las bases EE. UU. en el Pacífico y contra sus portaaviones. Ergo, sería un juego muy peligros acorralarles de esa manera.

          Respuesta
    • el 23 mayo, 2021 a las 19:41
      Permalink

      Si les da por hacer uso de armas nucleares tacticas la cosa pasaria a un siguiente nivel peligroso para todos….ya que luego se verian volar icbms o slbms.
      ¿Se sabe si las defendas aegis pueden frenar misiles hipersonicos?
      Me da mas en la nariz que en este escenario serian los submarinos quienes darian el do de pecho y harian mas daño…es solo una opinion.

      Respuesta
      • el 24 mayo, 2021 a las 21:09
        Permalink

        Los SM-3 interceptan ojivas fuera de la atmosfera a más velocidad de la que vuela un misisl hipersonico el propio SM-3 alcanza velocidades de mas de mach 15.

        Respuesta
    • el 24 mayo, 2021 a las 08:03
      Permalink

      Hay cierto país de las libertades y democracia, que no tuvo ningún problema en lanzar dos… también es verdad que fue el único… y luego juzgan al resto por crímenes de guerra.

      Respuesta
      • el 24 mayo, 2021 a las 10:14
        Permalink

        Efectivamente, lanzó dos, desde entonces no se han vuelto a usar en guerras, ni ellos mismos sabían a ciencia cierta que pasaría una vez lanzadas, ni las consecuencias a largo plazo que tendrían esas explosiones. Juzga usted muy a la ligera las decisiones que se toman en una guerra y con un arma que apenas se sabían sus consecuencias al usarla. Ahora ya se sabe lo que pasa y si este conocimiento lo hubieran tenido entonces creo que no lo hubieran hecho, por lo menos esa democracia que usted tanto odia. Otros no hubieran lanzado solo dos. También evita decir que si bien produjo muchos fallecidos, también salvo muchas vidas, tanto americanas como japonesas, por que si no la guerra hubiera continuado.

        Respuesta
        • el 24 mayo, 2021 a las 12:30
          Permalink

          Para eso realizaron pruebas. Si sabían lo que pasaría y como causaría más daños, por eso la hicieron explotar a varios cientos de metros de la superficie. Criticar la doble moral de los USA no me hace necesariamente antidemocratico.

          Respuesta
          • el 24 mayo, 2021 a las 21:18
            Permalink

            Pruebas no prueba Trinity solo una prueba en Alamogordo,
            “Ahora me he convertido en La Muerte, Destructora de Mundos.” Oppenheimer recitando el Bhagavad-gītā
            Kenneth Bainbridge, director de la prueba, fue más explícito: «Ahora todos somos unos hijos de p…».

        • el 24 mayo, 2021 a las 18:23
          Permalink

          Claro que no lo sabían a ciencia cierta. Por eso decidieron hacer el experimento con las ciudades de otro país, no con ciudades de su propio país.

          Hitler no hubiera lanzado dos, ni tres, ni cuatro… hubiera lanzado todas las que podía. Por cierto, EE. UU. lanzó las que tenía. En ese momento solamente tenía dos unidades, así que lanzó el 100%. Otros, como los comunistas rusos o los chinos no han lanzado ninguna, por cierto. (Prefiero mil veces la democracia al comunismo, pero los hechos son los hechos).

          La guerra contra Japón ya estaba finalizada. Japón no se había rendido, pero ya había perdido. No había necesidad de lanzar las bombas, al igual que no era necesario invadir el país. Se lanzaron las bombas, por un lado para experimentar, por otro lado para demostrar al mundo la fuerza y, por otro lado, para invadir el país y evitar que cayera en manos de los comunistas rusos. Vidas no se salvaron con eso. Además, no se olviden de que los objetivos no fueron militares sino puramente civiles.

          Respuesta
          • el 24 mayo, 2021 a las 21:35
            Permalink

            Tambien hay que tener en cuenta que los mensajes que le llegaban a los USA de la intención de continuar la guerra y negarse a aceptar la rendición llevaron a los USA a tomar por el camino de en medio. De hecho fue la URSS la encargada de mediar para la rendición y le daban a los USA informes falsos y a Japon tambien con la unica intención de trasladar tropas a la zona y conquistar todo lo posible. Los USA desde la caida de Alemania tenian claro que el emperador era clave y a diferencia de Hitler era importante salvarlo, la URSS filtraba que el emperador iba a ser juzgado como criminal de guerra
            Hay muchos factores de el porque se lanzaron Truman tenia que recuperar el terreno que Roosevelt habia cedido a Stalin por su debil salud. Luego habia que justificar el gasto enorme del proyecto Manhattan. Luego los USA acabaron aterrados de lo que ocurrio en Iwo Jima en cuestión militar y en Okinawa en cuestión civil

          • el 24 mayo, 2021 a las 22:43
            Permalink

            El segundo factor, demostrar al mundo su fuerza, es el crítico. Luego se les aguó la fiesta, pensaban que iban a hacer literalmente lo que que quisieran en el mundo.

        • el 5 agosto, 2021 a las 17:10
          Permalink

          Japón ya estaba negociando su rendición cuando lanzaron las bombas. La razón principal por la que Truman ordenó hacerlo fue para decirle a sus aliados, en especial a la URSS “miren lo que tenemos y con esto nosotros somos los que mandamos, hacemos y deshacemos; ¡Obedezcan!”. Para nada, muy pocos años despues la URSS detonó su primera bomba A y se estableció el llamado “Equilibrio del Terror”. Cienmil vidas civiles perdidas (sin contar las víctimas que murieron en los años siguientes por la radiación) solo por un gesto de bravucón de barrio.

          Respuesta
      • el 25 mayo, 2021 a las 11:51
        Permalink

        Y gracias a esas dos bombas se evitó la operación Downfall: invasión de Japón, que hubiera supuesto muchísimos más muertos por ambas partes, sobre todo japoneses pero con una estimación de 250.000 bajas aliadas, y eso no era admisible en ningún caso.

        Respuesta
        • el 25 mayo, 2021 a las 12:12
          Permalink

          Y si los soviéticos fueron fundamentales con sus informes falsos, gran responsabilidad la suya, pero que muy grande.

          Respuesta
  • el 24 mayo, 2021 a las 03:24
    Permalink

    National interest suele sacar varios artículos como este todos los meses. Si dicen que pierden con china es que están presionando para conseguir más dinero para defensa al congreso americano. Si dicen que ganan es una especie de “god bless america” patriótica para consumo interno. Como resultado poco se puede sacar de este tipo de artículos.

    Respuesta
  • el 24 mayo, 2021 a las 15:21
    Permalink

    Todas las bombas explotan a x metros de altura, no cuando impactan sobre el terreno. Y cuando me refiero a que no sabían sus consecuencias, me estoy refiriendo a los efectos de la radiación, en las explosiones que se hicieron al desarrollo de dicha bomba vieron su poder destructivo, el de la radiación a largo plazo creo que apenas lo intuían.

    Respuesta
    • el 24 mayo, 2021 a las 18:33
      Permalink

      Ahora me dirás que Oppenheimer no sabía que el material radioactivo es… radioactivo. Pobrecitos que no lo sabían. No lo sabían después de los ensayos hechos en el desierto, no. Los pobrecitos no disponían de medidores de radiaciones, claro que no. Ignoraban lo que le había pasado a Maria Salomea Skłodowska (Marie Curie), por supuesto.

      Y como lo ignoraban y no tenían la más mínima duda al respecto… pues para salir de dudas… lo probaron con civiles (pero no los suyos, claro). Y no una vez, sino dos (es que con una no se sale de dudas).

      Y lo cuentas como si el poder destructivo de la explosión en sí más los incendios que provocó a continuación, al margen de la radiación, no fuesen completamente predecibles o como si fuesen mínimos. 80.000 personas murieron en Hiroshima de golpe, solamente por el poder explosivo, sin contar la radiación.

      “There are adjacent hills which are likely to produce a focusing effect which would considerably increase the blast damage”
      “…making the initial use sufficiently spectacular for the importance of the weapon to be internationally recognized when publicity on it is released.”(citas de wiki)

      Respuesta
      • el 24 mayo, 2021 a las 21:51
        Permalink

        Es más, estáis hablando de la época más productiva del siglo 20 en cuanto a los conocimientos nucleares. Pobre disculpa de que no se sabía. Es curioso que conociéndose ya la radiactividad no supieran nada. Es curioso que sabiendo que la desintegración de un átomo producía 3 tipos de radiación, alfa, beta y gamma, no supieran nada. Y es curioso que con la medida de la energía que producía cada una de estas radiaciones descubrieran el neutrino. Como veis estos eran conocimientos de los primeros años del siglo veinte. Y si sabían medir la radiación.

        Respuesta
  • el 25 mayo, 2021 a las 19:14
    Permalink

    Sería más una guerra de bloqueo y desgaste useño. El frente serían las bases de Filipinas, Corea del Sur, Malasia, India, Indonesia y Japón, el estrangulamiento de todas las salidas por mar que tiene China, su asedio económico total. Los portaviones useños estarían en retaguardia para controlar toda la zona adyacente, afianzar el bloqueo y proteger la vía de suministros a las bases sitas en esos países. La pandémica y genocida China no tiene nada que hacer por mar, el Pacífico es de los USA y sus aliados asiáticos. Además, la India les podría abrir otro frente terrestre por el Himalaya y liberar el Tibet de paso.

    Respuesta
    • el 5 agosto, 2021 a las 17:16
      Permalink

      El Pacífico alguna vez fue de España (hace trecientos años), luego (150años) fue de Gran Bretaña… ¿De quién crees que será despues?

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.