Instructores españoles imparten el primer curso de morteros en Besmayah.

Alumnos de diferentes brigadas de la Policía de Fronteras vuelven a Besmayah para adquirir nuevas capacidades que les permitirán desarrollar con mayores garantías las cruciales misiones que les aguardan en el escenario post DAESH.

Con el objetivo de proporcionar a los policías iraquíes que ya han pasado por el complejo de adiestramiento de Besmayah las capacidades necesarias para conducir un apoyo de fuegos con morteros tanto de 120 como de 82 milímetros, un equipo de la unidad de instructores españoles ha dado comienzo a un curso que, durante dos semanas, se impartirá en las instalaciones del Ejército iraquí contiguas a la Base “Gran Capitán”.

Los oficiales y suboficiales españoles encargados de desarrollar este programa de instrucción atesoran un profundo conocimiento en el uso de morteros y han sido seleccionados por su larga experiencia poniendo en práctica procedimientos de fuego. Los 60 alumnos que asistirán a las clases teórico-prácticas proceden de las brigadas 4ª, 6ª, 7ª, 9ª y 15ª de la Policía de Fronteras iraquí, todas ellas previamente entrenadas por la Task Force que lidera nuestro país o por la que opera en Al-Assad.

Estos miembros de las fuerzas de seguridad mejorarán en la protección de su equipo personal, en el manejo de los calibres de mortero que se han citado, en la lectura de mapas y en la navegación terrestre, así como en los sistemas de comunicaciones y en los procedimientos tanto de municionamiento como de mantenimiento de las armas que tendrán bajo su responsabilidad.

Al final del periodo de instrucción, los policías de fronteras que lo concluyan con éxito deberán haber adquirido un elevado conocimiento de las técnicas más comunes en el empleo de los morteros de 82 y 120 milímetros, tanto en lo que corresponde a los principios fundamentales del fuego con este tipo de armamento como en lo referente a la instrucción básica de una escuadra de morteros, de manera que, una vez de regreso en sus unidades, los alumnos  sean capaces de planear, conducir y coordinar una acción completa que implique el uso de los morteros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *