Irak examina los sistemas SAM rusos, ucranianos y chinos.

Irak enviará delegaciones militares a Rusia, Ucrania y China para estudiar la posible compra de armas de defensa aérea, ha informado un parlamentario iraquí.

Badr al-Ziyadi, miembro del comité de defensa y seguridad del parlamento iraquí, dijo al periódico al-Sabah: “Las delegaciones tienen la intención de visitar países como Rusia, China y Ucrania para negociar la compra de sistemas modernos para proteger el espacio aéreo de Iraq. El parlamento iraquí está formando en este momento una delegación conjunta del ejecutivo y el legislativo para visitar los países desarrollados en esta materia y firmar contratos para adquirir armas avanzadas”.

Al-Ziyadi sugirió que dicho material militar podría pagarse como parte de un intercambio de petróleo iraquí, citando un acuerdo de “petróleo para la reconstrucción” con China. El parlamentario señaló: “Muchas naciones han confirmado que estaban dispuestas a enviar armas modernas a Irak a cambio de petróleo”. “Esta es la mejor manera de garantizar el envío de buenas armas a Irak sin corrupción ni soborno”.

Al-Ziyadi no especificó qué sistemas estaría interesado en comprar Iraq.

Se ha dicho que Bagdad está interesado en el sistema de misiles tierra-aire S-400 de Rusia o en el más antiguo S-300. El S-300PS ya no está en producción en Rusia, lo que significa que cualquiera de estos debería comprarse de segunda mano, mientras que el S-300VM todavía se sigue fabricando. Ucrania tiene una gama de sistemas de misiles ex soviéticos en servicio y ha trabajado para que los sistemas vuelvan a funcionar desde su etapa de  almacenamiento; presumiblemente cualquier compra iraquí de equipo ucraniano sería de segunda mano. China está aumentando la producción de varias armas de defensa aérea diferentes. Su equivalente al S-300, el HQ-9, se ha dicho anteriormente que es un sistema en el que Irak estaba interesado.

El parlamentario criticó a Estados Unidos, que ha sido una fuente de armas para Irak desde el derrocamiento de Saddam Hussein en 2003, diciendo: “El inadecuado armamento de las fuerzas fronterizas con armas modernas fue el resultado de un error al confiar en un acuerdo con Estados Unidos que gastó enormes sumas de dinero para el esfuerzo del rearme, y nunca terminó completamente de entregarlas”.

“Por eso los iraquíes deben contar con ellos mismos y recurrir al bloque oriental para equipar a su ejército con las armas necesarias”, agregó Al-Ziyadi.

Estados Unidos ha advertido a Irak que no compre el S-400. Según la ley CAATSA, Estados Unidos ha sancionado a gran parte de la industria de defensa rusa -incluido el fabricante del S-400, Almaz-Antey- y ha amenazado con sancionar a los estados que importen el sistema y otros equipos rusos. Sin embargo, Washington aún no ha impuesto sanciones a Turquía, aliado de la OTAN, que importó el S-400 el año pasado y del que recientemente ha recibido una segunda batería y nuevos misiles.

Derek Bisaccio

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com