Israel prefiere para algunas misiones los viejos F-15 a los modernos F-35.

La Fuerza Aérea israelí necesita aviones bimotores de largo alcance que puedan transportar gran cantidad de combustible y armas cuando piensa en Irán.

La Fuerza Aérea israelí preferiría comprar más aviones de largo alcance F-15I Eagle que el último y muy avanzado sigiloso F-35 Joint Strike Fighter. El Eagle puede que sea un avión más antiguo, pero el F-15 aparentemente ofrece a Israel más flexibilidad, particularmente cuando piensa en su mayor enemigo: Irán.

Según la publicación Aviation Week & Space Technology, Israel está dividiendo su poderío aéreo en dos categorías: aviones que pueden atacar objetivos justo al otro lado de la frontera en Líbano y Siria, y aviones que pueden alcanzar objetivos lejanos pero importantes como el programa nuclear de Irán. Israel tiene el F-35 para la primera tarea, y está construyendo una fuerza de ataque de F-15 para la segunda. Aunque el F-35 Joint Strike Fighter tiene sigilo y sensores capaces de captar objetivos en tierra, no tiene el alcance para atacar objetivos de hasta mil millas de distancia en Irán.

Israel ha tenido un flechazo de casi 40 años con el F-15. Fue uno de los primeros países en recibir el Águila y fue el primero en utilizarlo en acción. El F-15 proporciona una impresionante combinación de potencia y alcance, lo que permite a Israel atacar objetivos que están más allá del alcance de la mayoría de las fuerzas aéreas. Y debido a que es un gran caza, tiene espacio para agregar nuevos sistemas según sea necesario. La industria de defensa de Israel tiene una larga historia de apoyo a los aviones y la creación de mejoras para dar a las Águilas del país una ventaja decisiva.

El F-35, por otro lado, no puede hacer mucho más en este tipo de misiones. La versión del F-15I del país, llamada Ra’am (“Trueno”), tiene incorporado un sistema de comando, control, comunicaciones, computadora e inteligencia (C4I) construido localmente en Israel. Pero el tamaño relativamente pequeño del nuevo avión hace que las actualizaciones adicionales sean difíciles. Algunas mejoras tendrían que ser almacenadas externamente, y eso haría que la aeronave fuera mucho más detectable por los radares hostiles. Los ingenieros israelíes también están limitados en la medida en que pueden interactuar con la electrónica altamente avanzada y clasificada del avión.

El medio Aviation Week dice que Israel preferiría pausar sus planes de compra de F-35 en los actuales 50 aviones, y pedir los 25 restantes sólo después de comprar más aviones F-15. A Israel le gustaría pedir de 20 a 25 nuevos F-15 construidos según el nuevo estándar F-15 2040C. Los aviones 2040C están equipados con el radar AESA AN / APG-63 (V) 3, un sensor infrarrojo de búsqueda y rastreo de largo alcance y la capacidad de transportar hasta 16 misiles aire-aire de alance medio AMRAAM. La versión israelí también llevaría un pod de enlace de datos para compartir la información con otras aeronaves.

Un F-35 Adir (Poderoso) de Israel.

Israel no es el único que se da cuenta de que los modernos cazas furtivos, en particular los F-35, no son una solución “única para todo” para la guerra aérea. Hay veces en que una aeronave más antigua, debidamente actualizada, es realmente preferible. En los próximos años, las fuerzas aéreas serán una mezcla de aviones de combate sigilosos y no sigilosos que se complementarán entre sí.

Kyle Mizokami

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com