Italia en conversaciones para vender fragatas a Egipto

Italia está negociando la venta de dos fragatas FREMM a Egipto a medida que los conflictos locales, las rivalidades por el gas natural y las alianzas cambiantes hacen que aumente la competencia naval en el Mediterráneo.

Las conversaciones del italiano Fincantieri para vender los dos buques a Egipto fueron confirmadas este mes por el ministro de Relaciones Exteriores italiano, Luigi Di Maio, y el CEO de Fincantieri, Giuseppe Bono, después de días de especulaciones de la prensa de que había un acuerdo pendiente.

Lo que hace que la oferta de Italia sea particularmente atractiva para Egipto es que los barcos están casi listos. Fincantieri propone vender a El Cairo las dos últimas de las diez fragatas que se están construyendo para la marina italiana.

El plan es desviar los dos barcos a Egipto, y luego ganar un pedido de Italia para ultimar el suministro de barcos de la marina italiana.

De las dos fragatas en cuestión, la Emilio Bianchi se botó en enero y debía ser entregada a la marina italiana en 2021, mientras que la Spartaco Schergat se botará en unos meses.

Con un desplazamiento de 6.700 toneladas, la Emilio Bianchi de 144 metros de eslora puede alcanzar una velocidad máxima de 27 nudos.

Los dos buques, que Egipto puede comprar por unos 1.200  millones de euros (1.300 millones de dólares) para el par, son variantes de uso general de la fragata FREMM. Si se venden a Egipto, la armada italiana podría decidir encargar sus buques de reemplazo con capacidades de guerra antisubmarina, una mejora que refleja el aumento de las tensiones en el Mediterráneo.

La noticia del acuerdo ha provocado críticas en Italia por parte de políticos preocupados por los abusos contra los derechos humanos en Egipto desde el arresto, tortura y asesinato en El Cairo en 2016 de un estudiante de doctorado italiano, Giulio Regeni. Los fiscales italianos han nombrado a los miembros de los servicios de seguridad egipcios que sospechan que ordenaron el arresto, pero el gobierno egipcio ha hecho poco para cooperar en la investigación.

Italia también se ha encontrado al otro lado de Egipto en el conflicto de poderes que se está desarrollando en Libia, donde Egipto, Rusia, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos respaldan a las fuerzas del general Khalifa Haftar, que está tratando de conquistar la capital, Trípoli.

Italia está alineada con Turquía y Qatar defendiendo al gobierno respaldado por la ONU en Trípoli dirigido por Fayez al-Sarraj.

Pero en las últimas semanas, la dinámica del conflicto ha cambiado después de que Turquía enviara apoyo militar, incluyendo combatientes sirios, para ayudar a Al Sarraj a defender Trípoli contra las fuerzas de Haftar, en contra del llamamiento de Italia para una solución negociada a los combates.

En noviembre, Turquía y Al Sarraj también firmaron un acuerdo marítimo bilateral que, según los informes, divide el área del Mediterráneo entre Turquía y Libia y atraviesa las aguas reconocidas como pertenecientes a Grecia y a la República de Chipre.

Fragata Emilio Bianchi

Italia se ha puesto del lado de vecinos como Egipto al condenar el acuerdo, mientras que Roma también está irritada por la prospección turca de gas en las zonas marítimas frente a Chipre que ya han sido asignadas a la empresa energética italiana controlada por el estado ENI.

ENI también está trabajando estrechamente con Egipto después de descubrir un nuevo y enorme campo de gas en las aguas mediterráneas de Egipto que podría abastecer las necesidades de gas del país en los próximos años.

Mientras Italia mantiene conversaciones sobre las ventas de las FREMM a Egipto, los periódicos franceses ha acusado al gobierno francés de perder su hegemonía en las ventas navales a Egipto después de que vendiera los portahelicópteros Mistral a El Cairo, así como corbetas y una fragata FREMM propia.

“El equilibrio está cambiando en el Mediterráneo ya que Estados Unidos está efectivamente ausente y los miembros de la Unión Europea no están unificados”, dijo Gabriele Iacovino, analista del Centro Internacional de Estudios en Roma.

“Italia mantiene desde hace tiempo un diálogo con Egipto que fue interrumpido por el caso Regeni, pero que ahora se ha reanudado. Roma necesita hablar tanto con Al Sarraj como con Haftar en Libia y sabe que para hablar con Haftar hay que hablar primero con Egipto”, dijo.

Michele Nones, jefe del departamento de seguridad y defensa del grupo de expertos del IAI de Roma, dijo que el líder egipcio Abdel Fattah al-Sisi estaba consolidando su poder, construyendo la economía egipcia y poniendo al país nuevamente en el mapa regional.

“Egipto es un actor fundamental en Libia, el Mediterráneo y Oriente Medio”, explicó.

Los lazos de Roma con Egipto se fortalecieron por esas razones, así como por el aumento del activismo turco en el Mediterráneo.”Italia se habría acercado a Egipto de todos modos, pero la estrategia de Turquía aumenta la necesidad de hacerlo”, afirmó.

Tom Kington

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com