Japón envía vehículos blindados fuera de su territorio por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Un pequeño contingente de tropas y vehículos blindados japoneses han participado el sábado 6 de octubre en un ejercicio militar con unidades de Estados Unidos y Filipinas en territorio filipino, ayudando en un papel humanitario durante un evento anfibio que simulaba la recaptura de territorio en poder de un grupo terrorista.

Un total de unos 150 soldados participaron en el desembarco del sábado. Cincuenta soldados japoneses, desarmados y en traje de camuflaje, siguieron a cuatro de sus vehículos blindados hasta la orilla, moviéndose sobre la playa y la maleza mientras recogían a tropas filipinas y estadounidenses supuestamente heridas.

El mayor japonés Koki Inoue destacó que el personal japonés no estaba involucrado en la parte de combate del ejercicio, pero agregó que los simulacros eran la primera vez que los vehículos blindados del ejército japonés se utilizaban en suelo extranjero desde la Segunda Guerra Mundial.

“Nuestro propósito es mejorar nuestra capacidad operativa, y esta es una buena oportunidad para que mejoremos nuestra asistencia humanitaria y la capacitación para el socorro en casos de desastre”, dijo Inoue, según la Agencia France Presse.

El ejercicio, llamado Kamandag, un acrónimo de la frase en tagalo “Kaagapay Ng Mga Mandirigma Ng Dagat”, que se traduce como “Cooperación de los Guerreros del Mar”, comenzó en 2017 y se ha centrado en la lucha contra el contraterrorismo, la respuesta a los desastres y la interoperabilidad.

La edición del ejercicio de este año tiene lugar del 2 al 11 de octubre, y Estados Unidos ha querido subrayar que el ejercicio no está dirigido contra ninguna potencia externa.

“No tiene nada que ver con una nación extranjera ni con ningún  tipo de ejército extranjero. Esto es exclusivamente contra el terrorismo dentro de Filipinas”, dijo a la AFP el teniente primero Zack Doherty, oficial de comunicaciones del Cuerpo de Marines.

Aunque el momento y la ubicación del simulacro lo sitúan en medio de tensiones latentes entre China y sus rivales en la región.

El desembarco tuvo lugar en una base naval filipina en la provincia de Zambales, en la isla norteña de Luzón. La misma base acogió un ejercicio militar anual ampliado entre Estados Unidos y Filipinas a principios de este año.

A unas 130 millas al oeste, en el Mar de China Meridional, se encuentra Scarborough Shoal, un grupo de rocas que Manila administró durante mucho tiempo hasta que China se apoderó de ellas tras un enfrentamiento en 2012.

China ha hecho caso omiso de la sentencia en 2016 de un tribunal internacional que rechazó sus amplias reclamaciones en el Mar de China Meridional, y determinó que violaba los derechos territoriales de Filipinas.

China ha construido otras islas y arrecifes que reclama en el Mar del Sur de China, añadiendo puestos militares avanzados y equipos. No ha hecho eso en Scarborough, y hacerlo tendría implicaciones estratégicas para Estados Unidos y Filipinas. Manila ha dicho que tal actividad sería una ” línea roja “.

El ejercicio ha comenzado después de una serie de demostraciones de fuerza por parte de tropas estadounidenses y chinas en los pasados días al Este y Sur de China, incluyendo numerosos sobrevuelos de bombarderos por parte de Estados Unidos y de un reciente encuentro entre buques de guerra estadounidenses y chinos.

La presencia de personal militar no combatiente de Japón ha sido una de las primeras experiencias para los militares de ese país, que han tratado de aumentar sus capacidades y preparación en colaboración con otros países.

A principios de este mes, las tropas británicas se convirtieron en el primer personal militar no estadounidense acogidos en Japón para ejercicios militares, uniéndose a los miembros de la Fuerza de Autodefensa Terrestre Japonesa para el ejercicio de las Islas Vigilantes.

Esta primavera, Japón puso una Brigada de Despliegue Rápido Anfibia de élite por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial. Japón tiene su propia disputa territorial con China sobre las islas en el Mar del Este de China, y es probable que esa fuerza, que ya ha realizado varios ejercicios este año, sea enviada a defender esas islas.

Christopher Woody

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com