Japón planea desplegar en 2020 un barco de escolta y un avión de patrulla en el Mar Arábigo.

Japón tiene previsto enviar un barco de escolta, un avión de patrulla marítima y 270 marineros de la Fuerza de Autodefensa Marítima (JMSDF) a la parte norte del Mar Arábigo para proteger a los buques mercantes internacionales, anunció ayer el diario Nikkei.

Se espera que el gobierno japonés dé luz verde al plan de despliegue para finales de este mes. Los activos del JMSDF se desplegarán en una misión de un año que podría renovarse anualmente. Japón declaró que no se uniría a la coalición “Sentinel” liderada por Estados Unidos que el Pentágono está formando en la región con países como Australia, Bahrein y Arabia Saudita. 

Según el Nikkei, el plan japonés prevée el despliegue de un buque de combate con 250 marineros y un helicóptero marítimo SH-60. El buque se coordinará con uno de los dos aviones de patrulla marítima P3C Orion de las JMSDF que actualmente participan en operaciones de lucha contra la piratería a lo largo de la costa somalí del Golfo de Adén.

«La próxima misión de investigación se enmarca en la Ley de Establecimiento del Ministerio de Defensa. No implica el disparo de armas, pero se pueden usar armas si la misión es atacada, tal y como lo permite la Ley de las Fuerzas de Autodefensa », añade el periódico. 

La coalición Sentinel (Centinela) dirigida por Estados Unidos comenzará en la región a finales del próximo mes de enero. Francia decidió enviar sus propios barcos por separado, en el marco de una iniciativa denominada «Misión Europa en el Estrecho de Hormuz» (EMASOH). A la operación de la Marina francesa se ha unido hasta ahora la Marina Real de los Países Bajos, lo que ha permitido el despliegue de la fragata De Ruyter con un helicóptero NH90 NFH a bordo. 

Nathan Gain

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com