Japón podría convertirse en un país asociado a los futuros cazas liderado por el Reino Unido.

Japón podría ser el próximo país asociado al programa trinacional de cazas de nueva generación liderado por Gran Bretaña, según ha insinuado un funcionario en la feria internacional de armamento DSEI de Londres.

El Reino Unido, Suecia e Italia están desarrollando conjuntamente tecnologías de vanguardia que se incorporarán al sistema aéreo de combate del futuro. El FCAS debe dar lugar a un avión de combate principal y a una serie de nuevas capacidades para 2035.

Desde 2020, Japón ha colaborado en algunos elementos del programa, pero los funcionarios militares y de la industria presentes en la conferencia bienal DSEI de Londres insinuado que la relación podría desarrollarse aún más en los próximos años.

El programa -también conocido como Tempest, y separado del esfuerzo franco-alemán-español también conocido como FCAS- está trabajando con Japón en la iniciativa tecnológica, dijo el director del programa del Reino Unido, el comodoro del aire Johnny Moreton.

“Hemos mantenido negociaciones, conversaciones y algunos proyectos piloto, nada necesariamente demasiado complejo por el momento”, dijo mientras moderaba un panel el miércoles sobre las ventajas del programa a través de alianzas internacionales en la conferencia.

En julio, el gobierno japonés anunció que los dos países se habían comprometido a desarrollar conjuntamente nuevas tecnologías de motores que podrían servir de base al programa Tempest dirigido por Londres y al esfuerzo F-X de Tokio para construir un nuevo avión de combate de sexta generación.

“En estos momentos estamos realizando un estudio conjunto con Japón sobre la viabilidad de los motores, lo cual es muy interesante”, dijo Moreton. “Tienen un programa F-X que tiene un plazo muy similar al nuestro, 2035; la amenaza es muy parecida a la que nosotros prevemos, y en términos de nación industrial, está claro que se sientan en la mesa superior, al igual que nosotros”.

El Reino Unido y Japón podrían ampliar la asociación más allá de las tecnologías de motores, para incluir la guerra electrónica y las capacidades de radar, señaló. Sin embargo, se trata de algo “muy poco importante en este momento”, añadió.

El año pasado, el Reino Unido, Suecia e Italia firmaron un memorando de entendimiento para colaborar en el proyecto Tempest, con la participación de sus socios industriales nacionales BAE Systems, Saab y Leonardo, respectivamente.

Aunque Moreton subrayó que el trabajo de los militares británicos con Japón era una “asociación exploratoria” durante el panel, la muestra estática de una posible cabina del Tempest a pocos metros del podio en el suelo de la exposición del DSEI tenía cuatro banderas nacionales colgando claramente sobre ella.

La estrecha, aunque todavía no oficial, colaboración entre el Reino Unido y Japón en materia de tecnologías relacionadas con el Tempest demuestra que “cuando vemos una oportunidad en todo el mundo, estamos dispuestos a aprovecharla”, dijo Moreton.

Aunque los aliados del Tempest y sus equipos industriales están trabajando juntos para desarrollar las tecnologías de próxima generación, el concepto de “libertad de modificación” -en el que cada país tiene la capacidad de realizar sus propios cambios en los futuros aviones y sistemas- también sigue siendo primordial.

“Queremos ser capaces de mejorar, avanzar [y] desarrollar nuestras capacidades nosotros mismos, y como países soberanos dentro de la asociación, cada socio tiene ese objetivo”, dijo Moreton.

La participación de Japón es un claro ejemplo de esa dinámica, dijo Guglielmo Maviglia, vicepresidente senior del programa Tempest de Leonardo.

“Tratar de encorsetar todo este [esfuerzo] en una sola asociación, creo que es un error de todos modos”, dijo en el panel. “Así que dejar la flexibilidad para que otros socios se unan es realmente importante, y Japón nos proporciona nuestra primera prueba de ello”.

El 29 de julio, el Ministerio de Defensa británico anunció un contrato de 250 millones de libras (346 millones de dólares) para poner en marcha la fase de concepto y evaluación del Tempest con sus socios del “Team Tempest”. La nación tiene previsto gastar unos 2.000 millones de libras en el programa durante los próximos cuatro años, según el gobierno. El contrato se adjudicó a un equipo de la industria británica dirigido por BAE Systems, que incluye a Rolls-Royce y a las ramas británicas de Leonardo y MBDA.

El equipo continuará esta fase durante los próximos años, con planes para definir y comenzar el diseño del Tempest, madurar las tecnologías del sistema, invertir en una mano de obra cualificada y asegurar la infraestructura digital y física necesaria para 2024.

“El propósito de esta fase es examinar los conceptos [y] hacer una evaluación del programa”, dijo Moreton. “Y luego, a finales del 24, ir a nuestros gobiernos -Italia, Suecia, Reino Unido en este caso, y potencialmente Japón- y decir: “Este es el programa. Esto es lo que podemos entregar. Este es el calendario y la capacidad”. Y a partir de ahí avanzaremos”.

Vivianne Machi

12 thoughts on “Japón podría convertirse en un país asociado a los futuros cazas liderado por el Reino Unido.

  • el 16 septiembre, 2021 a las 17:26
    Permalink

    Inglaterra Italia Suecia y ahora Japón
    Y con más o menos la ayuda de los Norteamericanos

    Menudo equipo

    Respuesta
    • el 16 septiembre, 2021 a las 18:16
      Permalink

      Y 3 de ellos con F35B. Quiero decir con ello que sería peor si solamente uno de ellos tuviera el F35 y que intentara dirigir el desarrollo del Tempest en una dirección porque la otra ya la cree cubierta con el F35. Así, es de esperar que tengan necesidades parejas.

      Respuesta
  • el 16 septiembre, 2021 a las 20:04
    Permalink

    UK salió de la UE para esto: moverse libremente por todo el orbe, aliándose con quien les convenga y entrelazando intereses con quien les parece, sin ataduras a organizaciones internacionales mastodónticas. Yo les envidio, ojalá nosotros tuviéramos esa seguridad en nosotros mismos.

    Respuesta
    • el 16 septiembre, 2021 a las 23:35
      Permalink

      Pero también tiene sus negatividades , porque en caso de desastres y en caso de carencias , no tienen socios amigos de primer nivel que les asistan ni les ayuden con la intensidad necesaria . Todo tiene sus pros y sus contras . Gran Bretaña es una potente nación, pero en un futuro incierto donde los peligros emergentes pueden aflorar de manera inmediata y sorpresiva , siempre será más seguro y fiable viajar con colegas y amigos que en solitario y de manera independiente .

      Respuesta
    • el 17 septiembre, 2021 a las 20:27
      Permalink

      Yo lo que envidio es a los estados de los Estados Unidos que (guerra civil de por medio) tuvieron la visión de unirse y crear una nación fuerte. Eso es lo que yo deseo para Europa, no salirme como el Reino Unido. ¡Moléculas, no átomos, eso es lo que necesitamos! ¡Unión, no taifas, dentro de España y fuera de España, dentro de la Península Ibérica y fuera de ella!

      Respuesta
      • el 17 septiembre, 2021 a las 20:32
        Permalink

        Lo que tenemos, lamentablemente, es una mezcla de átomos o moléculas que no acaban de formar una gran molécula entre sí. Me refiero a la Unión Europea.

        Y en España, lo que tenemos es una molécula que algunos pretenden calentar hasta que se desgarre y se convierta en una mezcla de átomos. Algunos pretenden cambiar los fuertes enlaces covalentes (en los que se comparten solidariamente los electrones, que ya no pertenecen a un átomo o al otro, sino que son parte de ambos) por débiles puentes de hidrógeno.

        Respuesta
  • el 17 septiembre, 2021 a las 02:04
    Permalink

    Japón es una de las escasísima naciones con capacidad tecnológica para crear las aleaciones especiales que se requieren para crear motores a reacción de 11 ton de empuje sin PC, cuyos núcleos trabajan a 1800 grado, necesario para generar velocidad supercrucero. El desarrollo tecnológico japonés estuvo durante décadas sujeto a dos condicionamientos: el antimilitarismo devenido en la nación insular luego de la SGM y que se reflejó en su Constitución, y el paternalismo impuesto por EEUU, que aseguraba la defensa del país frente a cualquier agresor. Además, Japón era uno de los grandes clientes de armas estadounidenses y poco le interesaba a EEUU desarrollar la industria de defensa japonesa más allá de la fabricación bajo licencia y adaptaciones locales de sistemas norteamericanos. Más allá de aviones de entrenamiento a reacción y transportes, pocos diseños locales se desarrollaron durante los años de la guerra fria. Los sistemas japoneses eran más costosos que los norteamericanos por que el costo del desarrollo no podía ser amortizado por el mercado externo, ya que la Constitución japonesa impedía las exportaciones de armas.

    Respuesta
  • el 17 septiembre, 2021 a las 08:59
    Permalink

    El consorcio Europeo en el que participa España va perdiendo posiciones. No sabemos si tener mas socios es bueno o malo. Por una parte hay mas dinero, que en este caso es muy importante. Por otra parte, el guirigai de tener que satisfacer a tantos socios puede hacer que el proyecto se bloquee y nunca llegue a buen puerto. En el caso Europeo, hay menos socios, pero desgraciadamente dos de ellos se llevan muy mal. No es seguro que el exito este garantizado.

    Respuesta
  • el 17 septiembre, 2021 a las 11:21
    Permalink

    Que inteligente ha sido Italia conservando su complejo industrial. Cuando veo Alenia y su evolución, y por otro lado a CASA, madre mía…

    Respuesta
    • el 17 septiembre, 2021 a las 23:57
      Permalink

      Lo de nuestro país es para escribir una novela de terror absurdo y abstracto . Más bien parece un guión de una de las extrañas películas de Buñuel .

      Respuesta
  • el 17 septiembre, 2021 a las 20:51
    Permalink

    Esto del Tempest acabará siendo la evolución del prototipo F35, porque está claro que antes o después, los useños tomaran las riendas del proyecto. Europa hace muy bien en tener su propio proyecto alejado del mundo anglosajón ( piratas y useños ). Europa sabe bien lo que quiere, un proyecto fuera de la ley Caatsa, enteramente exportable sin condiciones, y que mantenga viva la tecnología puntera europea y su independencia armamentística

    Respuesta
    • el 20 septiembre, 2021 a las 22:36
      Permalink

      El Proyecto Europeo parte mal teniendo en cuenta lo mal que se lleva Alemania con Francia y en especial tomando en cuenta que historicamente a Francia solo le ha importado…Francia

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.