Japón reforzará la seguridad marítima filipina con aviones TC-90.

Japón ha informado que donará cinco aviones turbohélice de entrenamiento a Filipinas para su uso en la función de patrulla marítima, lo que aumentará la capacidad de la nación del sudeste asiático para llevar a cabo operaciones de seguridad en el mar.

Esta decisión incluirá la posible transferencia de dos TC-90 actualmente alquilados a Filipinas, junto con otras tres aeronaves extraídas del inventario de la Fuerza Marítima de Autodefensa del Japón. El TC-90 es la designación del JMSDF para el avión turbopropulsor de dos motores modelo 90 King Air de Beechcraft, que es utilizado por Japón para entrenar a sus pilotos en operaciones de aeronaves con motores múltiples.

La Agencia Japonesa de Adquisición, Tecnología y Logística, o ATLA, dijo en un comunicado que los dos aviones arrendados, que habían llegado a Filipinas a finales de marzo, serán transferidos oficialmente a Filipinas en marzo de 2018 junto con la transferencia de los tres TC-90 adicionales.

Al mismo tiempo, concluirá el programa para entrenar a las tripulaciones de la Fuerza Aérea Filipina en el TC-90, que ha estado en marcha desde finales de 2016 en el 202º Escuadrón Naval de Entrenamiento Aéreo de la JMSDF en la base aérea de Tokushima.

La ATLA anunció que la transferencia ha sido posible gracias a la reciente revisión del Artículo 116-3 de la Ley de las Fuerzas de Autodefensa de Japón, que prohibía al gobierno japonés deshacerse de los activos de defensa sin cargo.

Filipinas, es un archipiélago formado por más de 7.600 islas, ha tenido problemas en los últimos tiempos con su empobrecido ejército, que carece del equipo necesario para hacer frente a una serie de persistentes desafíos de seguridad marítima.

Estos van desde disputas territoriales con China y otras naciones del sudeste asiático sobre la propiedad de islas ricas en recursos en el Mar del Sur de China, hasta la piratería, el crimen transnacional y el movimiento de insurgentes armados en el Mar de Sulu.

Además de los TC-90, Filipinas tiene una necesidad permanente de contar con una aeronave de patrulla marítima más avanzada que las aeronaves japonesas en el marco de su programa de adquisición de aviones de patrulla de largo alcance, aunque ha fracasado en los dos últimos intentos con las rondas de licitación previas para el programa, esto es debido según se informa, a que los posibles licitantes no pueden cumplir con el presupuesto económico asignado para el programa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com