La Armada española incorpora para la Infantería de Marina el UAV Fulmar de Thales.

La Infantería de Marina será la primera unidad de las Fuerza armadas que incorporará en el mes de noviembre el nuevo sistema aéreo remotamente tripulado (RPAS) según la información facilitada por Jesús Sánchez Burgos, presidente de la compañía durante una visita a las instalaciones que el grupo tecnológico tiene en la localidad madrileña de Getafe.

El sistema adquirido por la Armada está compuesto por dos UAVs con su sistema completo de lanzamiento, otro de recuperación y la estación de control de vuelo. Después de amplias y diversas pruebas de evaluación por parte de la DEGAM (Dirección General de Armamento y Material), el sistema ha sido certificado para su uso en las Fuerzas Armadas españolas.

El contrato de adjudicación con un valor de 1,3 millones de euros, fue aprobado la pasada semana a la espera de la firma definitiva que se realizará en el Ministerio de Defensa en fechas próximas.

El UAV Fulmar es un sistema desarrollado y fabricado en España por Thales además de ser muy conocido por las Fuerzas Armadas gracias en gran medida al programa Rapaz puesto en marcha por la DGAM para probar RPAS de menos de 150 kilogramos.

Desarrollado en asociación con la empresa Wake Engineering, filial del grupo CPS, el Fulmar presenta una gran envergadura de 3 metros, con una longitud de 1,2 y una altura de 0,5 metros que le permite ascender hasta 2.000 m de altitud.  Su peso máximo al despegue es de 20 kg. y una carga de pago de hasta 8 kg. Pudiendo incorporar cámaras electroópticas o infrarrojas giro estabilizadas en vuelos incluso de 8 horas con un alcance operativo próximo a los 800 kilómetros. Este innovador aparato puede transmitir imágenes y video en tiempo real a través de un enlace de datos a una estación de control de tierra a distancias de 50 a 70 km.

Este sistema ya ha sido probado a bordo de una fragata de la Armada española en aguas de Cádiz. El lanzamiento se realiza con una catapulta y la recuperación mediante una red.

Pero Thales no se para aquí, su siguiente objetivo es el Ejército de Tierra español que precisa un nuevo sistema para desplegar en Irak en sustitución de los Searcher Mk II J y los pequeños Raven que ya han sido utilizados en Afganistán y Mali.

En 2015 Thales España cerró un primer contrato de exportación del sistema Fulmar a la Federación de Malasia para dotar a los buques de la Guardia Costera con seis sistemas UAVs. Además, la compañía tiene abiertas varias opciones en países como Filipinas, Nigeria (para control de instalaciones petrolíferas) Perú y Libia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *