La Cámara Alta rusa vota la salida del Tratado de Cielos Abiertos.

La Cámara Alta del Parlamento ruso votó el miércoles a favor de retirarse del tratado internacional que permite los vuelos de vigilancia sobre instalaciones militares tras la salida de Estados Unidos de dicho tratado.

La votación se produce después de que funcionarios estadounidenses dijeran a Moscú el mes pasado que la administración del presidente Joe Biden había decidido no volver a entrar en el Tratado de Cielos Abiertos, que permitía los vuelos de vigilancia sobre instalaciones militares antes de que el presidente Donald Trump decidiera retirarse del pacto.

Como candidato presidencial, Biden había criticado la retirada de Trump como “miope”. Moscú ha señalado su disposición a revertir el procedimiento de retirada y permanecer en el tratado de 1992 si Estados Unidos vuelve al acuerdo.

Después de que la cámara alta rusa haya votado a favor de la salida del tratado, este llegará ahora al presidente ruso Vladimir Putin para que lo firme. Si Putin respalda la salida, ésta entraría en vigor en seis meses.

Putin y Biden celebrarán una cumbre en Ginebra el 16 de junio. La reunión se produce en un momento en el que los lazos entre Rusia y Estados Unidos se han hundido a los niveles más bajos desde los tiempos de la Guerra Fría, tras la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea en 2014, las acusaciones de injerencia de Moscú en las elecciones estadounidenses, los ataques de piratería informática y otras irritaciones.

El Tratado de Cielos Abiertos pretendía fomentar la confianza entre Rusia y Occidente permitiendo a las más de tres docenas de firmantes del acuerdo realizar vuelos de reconocimiento sobre los territorios de la otra parte para recoger información sobre las fuerzas y actividades militares. Desde su entrada en vigor en 2002, se han realizado más de 1.500 vuelos en el marco de este tratado, cuyo objetivo es fomentar la transparencia y permitir el seguimiento de los acuerdos de control de armas y otros.

Trump se retiró del pacto el año pasado, argumentando que las violaciones rusas hacían insostenible que Washington siguiera siendo parte. Washington completó su retirada del tratado en noviembre.

Moscú ha deplorado la retirada de Estados Unidos, advirtiendo que perjudicará la seguridad mundial al dificultar a los gobiernos la interpretación de las intenciones de otras naciones, especialmente en medio de las crecientes tensiones entre Rusia y Occidente.

La Unión Europea ha instado a Estados Unidos a reconsiderar su salida y ha pedido a Rusia que permanezca en el pacto y levante las restricciones de vuelo, especialmente sobre su región más occidental, Kaliningrado, situada entre Lituania y Polonia, aliados de la OTAN.

Rusia ha insistido en que las restricciones a los vuelos de observación que impuso en el pasado estaban permitidas por el tratado y señaló que Estados Unidos impuso restricciones más amplias a los vuelos de observación sobre Alaska.

Como condición para permanecer en el pacto tras la retirada de Estados Unidos, Moscú ha presionado sin éxito para que los aliados de la OTAN garanticen que no entregarán a Estados Unidos los datos recogidos durante sus vuelos de observación sobre Rusia.

The Associated Press

One thought on “La Cámara Alta rusa vota la salida del Tratado de Cielos Abiertos.

  • el 4 junio, 2021 a las 01:35
    Permalink

    En el artículo no se menciona a Bielorrusia, Ucrania, Georgia y Moldavia en el ajedrez político.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.