La Casa Blanca defiende los ataques militares en la frontera entre Irak y Siria.

La Casa Blanca ha defendido este lunes los ataques militares del gobierno de Biden contra las milicias respaldadas por Irán durante el fin de semana, mientras varios legisladores de su propio partido cuestionaban los poderes de guerra del comandante en jefe.

“La defensa de Estados Unidos y de nuestros intereses es nuestra justificación interna para estos ataques”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, a los periodistas durante la rueda de prensa diaria.

El presidente Biden “se toma muy en serio la autoridad legal y la justificación de la acción militar. Y ciertamente consultamos a nuestros equipos jurídicos para asegurarnos de que tenemos esa justificación. Y ciertamente nos sentimos seguros de que la tenemos”, añadió.

El ejército estadounidense llevó a cabo el domingo ataques aéreos contra instalaciones situadas a lo largo de la frontera entre Irak y Siria utilizadas por los grupos milicianos Kata’ib Hezbollah (KH) y Kata’ib Sayyid al-Shuhada (KSS), respaldados por Irán.

Psaki dijo que los ataques se dirigieron a las instalaciones utilizadas por las milicias para el almacenamiento de armas, la logística de mando y la operación de vehículos aéreos no tripulados utilizados en los ataques contra las tropas estadounidenses en Irak.

Es la segunda vez que Biden ataca a estas milicias, la primera fue en marzo, en respuesta a los ataques contra las tropas estadounidenses en Irak.

Los ataques, la mayoría con cohetes y algunos con drones, han sido habituales desde que Washington, bajo la administración Trump, ordenó el ataque con drones que mató al general iraní Qassem Soleimani el año pasado, aumentando aún más las tensiones en la región.

A los demócratas, que actualmente están en proceso de derogar varios poderes de guerra presidenciales, les preocupa que el ojo por ojo entre Estados Unidos y las milicias sean hostilidades que exijan a Biden pedir la aprobación del Congreso para lanzar una acción militar.

Psaki dijo que Biden confía en la justificación legal de la administración para el ataque bajo el Artículo II de la Constitución, que permite al presidente ordenar acciones de autodefensa que protejan a los miembros del servicio estadounidense.

“Los ataques contra nuestras tropas deben cesar, y por eso el presidente ordenó anoche la operación en defensa propia de nuestro personal”, dijo.

Añadió que la Casa Blanca “completó una serie de notificaciones a los miembros [del Congreso] y al personal antes de tomar medidas” y está “continuamente informando a los miembros del Congreso, y también estamos en estrecho contacto con los socios en la región.”

Ellen Mitchell

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.