La CIA ideó una forma de restringir los misiles entregados a los aliados, dice un investigador.

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos ha ideado tecnología para restringir el uso de misiles antiaéreos después de que salgan de las manos estadounidenses, ha declarado un investigador, una medida que, según los expertos, podría convencer a Estados Unidos de que sería seguro desplegar armas poderosas con mayor frecuencia.

La nueva tecnología está destinada a ser utilizada con misiles de hombro llamados Sistemas de Defensa Antiaérea Portátiles (MANPADS), ha asegurado el investigador holandés Jos Wetzels en una conferencia de ciberseguridad  celebrada en Leipzig, Alemania. Wetzels ha explicado que el sistema fue presentado en un lote de documentos de la CIA publicados por WikiLeaks en 2017, pero que los archivos estaban tan mal etiquetados y atrajeron poca atención pública hasta ahora.

Wetzels asegura que la CIA había ideado una “solución de control de armas inteligentes” que restringiría el uso de misiles “a un momento y un lugar determinados”. La técnica, conocida como “geofencing”, bloquea el uso de un dispositivo fuera de un área geográfica específica.

Las armas que se desactivan cuando salen del campo de batalla podrían ser una característica atractiva. Suministrados a los aliados de Estados Unidos, los misiles altamente portátiles pueden ayudar a ganar guerras, pero a menudo se han perdido, vendido o han pasado a manos extremistas.

Guerrilleros talibanes, armados con misiles Stinger tierra-aire de búsqueda de calor fabricados en los EE.UU.

Por ejemplo, los misiles Stinger suministrados por Estados Unidos se les atribuye haber ayudado a los rebeldes muyahidines a expulsar a las fuerzas soviéticas de Afganistán en un conflicto que abarcó las décadas de 1980 y 1990. Pero desde entonces los funcionarios estadounidenses han gastado miles de millones de dólares para eliminar los misiles del país y de otras zonas de conflicto en todo el mundo.

Wetzels dijo que no estaba claro si el diseño de la CIA había salido alguna vez de la mesa de dibujo o dónde se suponía que se había desplegado, pero señaló que el período de desarrollo aparente en los metadatos de los documentos (2014 a 2015) coincidía con los informes de los medios de comunicación sobre el despliegue de los MANPADS a los rebeldes en Siria. Este sistema podría haber sido visto como una forma de asegurar que los misiles fueran utilizados en el campo de batalla sirio y en ningún otro lugar, añadió.

Un marine estadounidense con un lanzador de misiles de defensa aérea Stinger durante un entrenamiento.

Los expertos externos que revisaron el análisis de Wetzels dijeron que lo encontraron plausible.

Jenzen-Jones, que dirige la consultora de inteligencia ARES con sede en Gran Bretaña, dijo que el geofencing ha sido discutido durante mucho tiempo como una salvaguardia para permitir que las poderosas armas “estén en manos de fuerzas amigas que operan en entornos de alto riesgo”.

Wetzels dijo que el geofencing no era la panacea, repasando una lista de vulnerabilidades de seguridad que los insurgentes podían usar para evitar las restricciones.

“No es una solución hermética”, dijo.

Reuters

One thought on “La CIA ideó una forma de restringir los misiles entregados a los aliados, dice un investigador.

  • el 2 enero, 2020 a las 22:22
    Permalink

    Los van a crackear como si fueran jueguitos, y posiblemente, los mismos crackers.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com