La construcción naval de Australia se ve sacudida por la preocupación de los futuros submarinos y fragatas.

El gobierno australiano ha formado un nuevo y poderoso comité para abordar los problemas del multimillonario Plan de Construcción Naval de Australia, a medida que surgen más preocupaciones sobre los complejos proyectos de futuros submarinos y fragatas.

También se ha conocido que la Junta Consultiva Nacional de Construcción Naval (NSAB) ha sido abolida, aunque su antiguo presidente, el profesor Don Winter, trabaja ahora como asesor especial del primer ministro Scott Morrison.

En las últimas semanas, el gobierno de Morrison ha creado el nuevo Comité de Gobernanza de la Empresa de Construcción Naval, que trabajará bajo los auspicios del Comité de Seguridad Nacional (NSC) del Gabinete.

Scott Morrison presidirá el nuevo comité, del que forman parte el ministro de Asuntos Exteriores y el de Defensa, pero el gobierno afirma que sus decisiones tendrán que ser refrendadas por el NSC.

“El comité se asegurará de que la empresa de construcción naval y cada uno de sus componentes estén en vías de alcanzar los resultados acordados por la Commonwealth, y de que se identifiquen los riesgos emergentes o previstos que puedan afectar o impedir la consecución de los objetivos”, dijo el gobierno.

La cadena de televisión ABC ha confirmado que la ya desaparecida Junta Consultiva Nacional de Construcción Naval será sustituida por un panel más pequeño que no incluirá a las antiguas integrantes Lisa Paul y Lesley Seebeck.

Dentro de las filas de la defensa y de la industria, existe cierta inquietud por el nombramiento del profesor Winter como asesor especial del Primer Ministro en materia de construcción naval, y varias personalidades se preguntan en privado si el antiguo secretario de la Marina de Estados Unidos es la persona adecuada.

“Las reservas que muchos tenían sobre la capacidad de Don Winter para entender el programa australiano de submarinos de pequeña escala, soberanos y no nucleares, parecen haberse confirmado”, dijo un antiguo funcionario de Defensa a la ABC.

Los futuros programas se someterán a un mayor escrutinio

Algunas fuentes han declarado a la ABC que el Primer Ministro Morrison se ha mostrado cada vez más preocupado en los últimos meses por la capacidad de Defensa para llevar a cabo proyectos de gran envergadura y ha transmitido su preocupación directamente al equipo de la Empresa Nacional de Construcción Naval del Departamento.

El mes pasado, el gobierno recordó al jefe mundial del gigante francés de la defensa Naval Group las expectativas de Australia en cuanto al contenido de la industria local en el enorme contrato de 90.000 millones de dólares australianos del futuro submarino.

“Seguiremos trabajando estrechamente y garantizando la colaboración para crear miles de puestos de trabajo en la cadena de suministro australiana, al tiempo que se crean oportunidades de negocio para las empresas y se mejora la cualificación de la industria australiana mediante la transferencia de tecnología”, declaró Pierre Éric Pommellet antes de regresar a Francia.

Al mismo tiempo, en el Ministerio de Defensa y en los círculos de la industria crece la preocupación por el programa de la fragata del futuro, de 45.000 millones de dólares australianos, que lleva a cabo la empresa británica BAE Systems.

La empresa británica insiste en que está superando los requisitos de contenido de la industria australiana, pero Brent Clark, de la Red de Defensa de la Industria Australiana, afirma que los proveedores locales están preocupados.

“Necesitamos ver pruebas de que la industria local tiene todas las oportunidades de competir de forma justa y equitativa en todos los programas, porque de lo contrario no podremos conseguir el resultado que quería el gobierno, que es la capacidad soberana”, dijo Clark a la ABC.

Durante las audiencias de estimaciones del Senado de esta semana, se espera que los funcionarios de Defensa sean interrogados sobre los avances en el diseño de los nuevos buques de guerra antisubmarinos de la clase Hunter, que se basan en la fragata británica T26.

Andrew Greene

15 thoughts on “La construcción naval de Australia se ve sacudida por la preocupación de los futuros submarinos y fragatas.

  • el 22 marzo, 2021 a las 10:25
    Permalink

    Pues una posible y buena respuesta a esos 2 problemas la tienen delante de sus narices , y la prueba de ello tiene ” nombre y apellidos ” : Navantia y las F-110 y el S-80 Plus ; y la experiencia de la F-100 es la muestra de su solución .

    Respuesta
  • el 22 marzo, 2021 a las 10:28
    Permalink

    Una pregunta para los entendidos: ¿que tan a disgusto quedaron los australianos con Navantia y los destructores que se les fabricó?

    Respuesta
    • el 22 marzo, 2021 a las 11:23
      Permalink

      Quedaron mas que satisfechos, aunque en realidad, no se les fabricaron, se les vendió la ingeniería y apoyo a la construcción, que se hizo íntegramente en Australia.
      El motivo de que las fragatas se le dieran a BAE no es en absoluto un motivo técnico ni de falta de confianza.
      Y en cuanto a los submarinos, es cierto que mientras que al menos el primero de los S80+ no esté navegando, es normal que no quieran gastarse semejante millonada en algo que aun no ha sido probado, aunque lo mismo han hecho con las fragatas, así que…

      Respuesta
      • el 22 marzo, 2021 a las 12:17
        Permalink

        La pena (debido a la mala gestión política, que ha hecho que el proyecto se retrase una y otra vez) es que el S81 que se botará el próximo mes no llevará el AIP, ni tampoco lo llevará el S82.

        El S80+ es justo lo que necesita Australia, un submarino grande, oceánico (dentro de que es convencional) y con un AIP avanzado (a diferencia de la kk que tienen los franceses). Además, igual que las fragatas, llevan soporte de Tomahawk, que para los siervos de los estadounidenses supongo que es un plus, al igual que las fragatas lleven AEGIS.

        Creo que las capacidades técnicas no fallan. Falla lo comercial de Navantia y lo comercial del gobierno.

        Respuesta
      • el 19 mayo, 2021 a las 15:59
        Permalink

        De que se les vendió la ingeniería y apoyo… es cierto a medias, porque cuando los australianos fueron a unir los bloques que habían fabricado, resultó que aquello no estaba alineado ni para atrás, y tuvieron que fabricar bloques en Ferrol y mandarlos para abajo. Y tan es así que hubo que desplazar mucha más gente allí y terminaron contratando la dirección técnica del programa a Navantia. Fue una época en que la el defense secretary dijo que no contrataría al astillero australiano “ni para una canoa” (sic). Y sobre satisfacción, la RAN quedó más que satisfecha, pero llegaron los hijos de la Gran Bretaña, con el Brexit, y pusieron todo lo que pudieron para llevarse un contrato que la RAN quería para Navantia… pero los políticos quisieron para UK. ¿QUé compensaciones industriales y de otro tipo se llevará Australia por ello? No sé si lo llegaremos a saber algún día. Tan satisfechos quedaron que de hecho compraron también 2 LHDs, 12 LHAs y 2 buques de aprovisionamiento basados en el Cantabria, el segundo de los cuales se entregó hace poco en Ferrol.

        Respuesta
    • el 22 marzo, 2021 a las 12:20
      Permalink

      Alegaron que los diseños proporcionados por Navantia estaban incompletos al toparse con dificultades para integrar equipos de sus proveedores.

      Se solucionó, y en la actualidad lamentan no haber adquirido una cuarta unidad.

      Salud

      Respuesta
  • el 22 marzo, 2021 a las 10:31
    Permalink

    El tomate que han montado entre unos y otros es chico y el retraso en el programa también. En todos los sitios cuecen habas.

    Respuesta
    • el 22 marzo, 2021 a las 10:49
      Permalink

      Pero Chang , ¿ Son habas o CASTAÑAS ?

      Respuesta
  • el 22 marzo, 2021 a las 10:54
    Permalink

    Pienso que no quedaron a disgusto, tan solo decidieron mirar a la commowealth por temas políticos …

    Respuesta
  • el 22 marzo, 2021 a las 11:08
    Permalink

    Esto es lo que pasa cuando se toman decisiones politicas en vez de tecnicas. La experiencia con Navantia ha sido todo un exito. Son productos adaptados a las necesidades de la marina Australiana con una tecnologia probada que es perfectamente capaz de ser asimilada por parte de los proveedores locales. Pero en lugar de continuar con esta exitosa colaboracion se dejaron llevar por favoritismos politicos y los cantos de sirena de tecnologias futuristas, que nadie habia desarrollado todavia y que como en el caso del submario, es completamente absurdo. El resultado es que Australia esta financiando el desarrollo de las nuevas fragatas para la marina britanica y se esta comiendo todos los problemas de desarrollo. Y en el caso del submarino tiene toda la pinta de que va a acabar en fracaso. Usar un diseño de un submarino nuclear para hacer un submarino convencional no tiene ningun sentido. A pesar de ello me temo que es tarde para Navantia. Quizas en un futuro.

    Respuesta
    • el 22 marzo, 2021 a las 11:56
      Permalink

      No , no es tan tarde como dices . Aún están a tiempo de rectificar . Problema será si hay corte de chapa por parte de los franceses , si ellos continúan con la vigencia del contrato . El S-80 Plus podría dar respuesta a los requerimientos aussies en base a la inminente botadura y fase de pruebas del novedoso sumergible convencional con módulo AIP de Navantia . El proyecto empezó allá por 2004 ……. , ya ha llovido suficiente para que la maduración sea la óptima .

      Respuesta
  • el 22 marzo, 2021 a las 12:03
    Permalink

    El sobrecoste del S80 parece pecata minuta comparado con la animalada de los australianos ,,,si el S80 sale medianamente aceptable puede ser un pelotazo mundial, eso espero.

    Respuesta
    • el 22 marzo, 2021 a las 16:15
      Permalink

      Arriba S80+ nadie nace enseñado!!!

      Respuesta
  • el 23 marzo, 2021 a las 11:43
    Permalink

    a ver si flota,porque si no…….

    Respuesta
    • el 23 marzo, 2021 a las 13:32
      Permalink

      ¿ Flota no era una marca de jabón, seneca ?

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.